Buscar en La Comunidad

Mostrando resultados para etiquetas 'historia'.

  • Buscar por Etiquetas

    Añade etiquetas separándolas con comas.
  • Buscar por Autor

Tipo de Contenido


Foros

  • Comunidad Acero y Fuego
    • Anuncios
    • General
    • Sugerencias y Consultas
    • Problemas Técnicos
  • World of Warships
    • Anuncios World of Warships
    • La Taberna del Capitán
    • Eventos, Torneos y Concursos
    • Guías del Juego
    • Área Comunidad WoWs
    • Zona de Clanes
  • Off Topic
    • Off Topic
  • Otros Juegos
    • World of Warplanes
    • War Thunder
    • IL-2
    • Otros Juegos
  • Historia y relacionados
    • General
    • Documentales Históricos
    • Películas Históricas
    • Libros Históricos
    • Documentos Históricos

Encontramos 3 resultados

  1. Saludos gente. Echando un vistazo al foro he dado con esta sección y me gustaría hacer alguna que otra aportación. Voy a recomendar una serie de libros; que ya de antemano aviso que no son “técnicos” si no novela histórica de la buena, de la de verdad. El primer libro que me gustaría comentar es el titulado “Bajo diez banderas: La odisea del Atlantis” escrita por su capitán Bernhard Rogge (Link Amazon) Que por cierto, su ultimo capítulo a modo de epílogo debería de ser de lectura obligatoria para todos aquellos que tienen gente bajo su mando. Hasta para mandar bien hay que aprender Otra autor que me sorprendió y me gusto mucho ha sido el Sr Miguel Aceytuno Comas, con su trilogía “Buena gente en una mala guerra” Los libros a los que hago referencia en orden de aparición (pueden leerse perfectamente por separado) son: “El Submarino B7”, “Babor y Estribor” y “Mi única patria la mar” En la trilogía se nos narra con fidelidad las vivencias de unos personajes en las dos armadas durante la guerra civil (Link Amazon) Y por último no quería dejar de recomendar encarecidamente al Maestro Luis Delgado Bañón con su colección “Una saga marinera española” En la saga, el autor refiere la historia de la familia Leñanza usando el punto de vista de las memorias que, por tradición establecida, van escribiendo sus miembros a lo largo de varias generaciones. (Link) Los Leñanza, familia de orígenes humildes, empiezan a hacer carrera naval con el comienzo del segundo volumen de la serie, y su paso por diferentes episodios históricos de la vida de la marina de guerra española (el sitio de Gibraltar, la Guerra de la Convención, los combates navales del Cabo de San Vicente y Trafalgar, la política de expansión ultramarina en el Pacífico norteamericano con referencias a episodios como los de la isla de Nutka, las alianzas durante la Guerra de la Independencia Española, la decadencia de la Armada Española desde el reinado de Carlos IV y el germen y desarrollo de los movimientos independentistas americanos, el reinado de Fernando VII, los afrancesados, el trienio liberal y los exilios de la Década ominosa, la primera Guerra Carlista...) pretende ilustrar sobre aspectos determinados muy deficientemente conocidos de la historia española, donde la Armada tuvo un papel más importante, tanto en sus luces como en sus sombras, del que usualmente se le reconoce.3 También pone de relieve los logros pioneros en navegación marítima de España y sus grandes descubrimientos, a menudo silenciados o usurpados por otras naciones. Todos los libros de la serie cuentan con notas explicativas de la terminología marinera, de aclaración histórica y geográfica o de los usos y costumbres en los regímenes de funcionamiento de las naves y sus ordenanzas. Lo dicho, grandes obras llenas de acción, sangre, mar y gente muy humana pese a las circunstancias donde les toco vivir. Y muy lejos de ha Historia-ficción a la que nos tienen acostumbrados muchos autores británicos (por ejemplo) Disculpad la chapa y un saludo desde Zaragoza
  2. En el día de hoy, fuerzas del NKK han efectuado por sorpresa un arriesgado pero audaz ataque contra instalaciones de nuestro común enemigo Vodkakia. El raid ha sido llevado acabo por bombarderos con base en tierra del NKL, despegando en alta mar desde el portaaviones NKKS Hornisse. Esta acción es una represalia por el traicionero ataque efectuado por Vodkakia el pasado mes de diciembre que destruyó un gran número de astilleros donde se estaban construyendo los grandes cruceros de la clase PayToRico, así como casi toda la flota de destructores europeos, de la que solo se salvó un viejo destructor austro-húngaro y la totalidad de la flota sueca. Una flota del NNK compuesta por el citado NKKS Hornisse, escoltado por el portaaviones NKKS Unternehmen, los cruceros pesados Città del Lago Salato, Orario y Zalem, el crucero ligero Kazenotani, los destructores Taarna, Esdeath, Porco Rosso, Nausicaa, Guymelef, JoJo, Huma y Mononoke y los buques de aprovisionamiento Eume y Anduin, se ha acercado audazmente hasta las costas de Vodkakia a distancia suficiente para que los aviones alcanzaran sus objetivos en el interior del territorio enemigo. La flota ha conseguido regresar a puerto sin novedad. Un total de 16 de los nuevos bombarderos del NKL, G4MJ “Horten”, al mando del coronel Manu von Dulitel han efectuado la incursión, que alcanzó con éxito todos sus objetivos. Los aviones sufrieron fuertes modificaciones para aligerarlos al máximo con el fin de poder despegar desde la cubierta del portaaviones y disponer todavía de suficiente combustible para llegar a territorios amigos o neutrales. Los blancos han sido destilerías y depósitos de vodka que fueron bombardeados con armas bioquímicas que han inutilizado las primeras y convertido todo el vodka almacenado en orujo gallego (a ver si bebiendo cosas decentes se les pasa la tontería a los vodkakianos). No se han producido daños personales, pero sí un gran efecto desmoralizador. El Líder Supremo ha comparecido ante los medios para dar cuenta de este ataque. Ante la pregunta de que desde dónde habían despegado los aviones, y estando todavía bajo secreto los detalles de la operación, el Líder se ha limitado a decir que “lo hicieron desde Asgard”. Nota al margen: en rueda de prensa posterior, el Almirante FrankvC_Jr, de la Oficina de Documentación y Material, ha anunciado que el segundo portaaviones de la nueva clase Graf Aquila del NKK será llamado NKKS Asgard. Segunda nota al margen: el Servicio de Inteligencia del NKK está investigando la sospechosa supervivencia de los buques suecos al traicionero ataque de Vodkakia a la flota europea. --------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- Esta pequeña historia-ficción es solo un homenaje en tono de humor al grupo de valientes, capitaneados por el coronel James H. Doolittle, que efectuaron, tal día como hoy en 1.942, una de mis más admiradas acciones militares de la Segunda Guerra Mundial: el raid sobre Tokio, también conocida como “Incursión Doolitle”, efectuada el día 18 de abril de 1.942. Coronel James H. Doolittle Bombarderos B-25 estacionados en la cubierta del USS Hornet. El arriesgado despegue. Ni la mar en calma como en "Pearl Harbor", ni las olas barriendo la cubierta de "Midway". Los detalles de la operación pueden consultarse en diversas fuentes de Internet como, por ejemplo, en la Wikipedia. Por supuesto, Hollywood sacó partido de esta acción en la recomendable película protagonizada por Spencer Tracy y Van Johnson, “Treinta segundos sobre Tokio”. Si alguien está interesado en verla, es imprescindible visionar antes “Destino Tokio” de Cary Grant. También puede verse el despegue de los B-25 en una de las pocas escenas que se salva (sobre todo debido a la magnífica música del maestro Hans Zimmer) de la película “Pearl Harbor”. Animo a mis compañeros de foro a seguir con hilos del tipo "Tal día como hoy", y que traten sobre acontecimientos bélicos ocurridos en el día de la fecha de publicación, aportando aquellos que les resulten más interesantes o admirables.
  3. Según cuenta la leyenda... Durante la WWII, las patatas "granada" ayudaron a un barco estadounidense a hundir un submarino. Se dice que uno no debe llevar un cuchillo a un tiroteo, pero ¿qué pasa con las patatas? El 5 de abril de 1943, el USS O'Bannon estaba equipado con 17 cañones antiaéreos, tubos de torpedos múltiples, cargas de profundidad y cañones de cubierta de calibre 38 de 5 pulgadas, pero fueron las papas sin cocinar las que ayudaron a salvar al barco de un encuentro con un submarino japonés en el suroeste del pacífico. El O'Bannon, un destructor condecorado de la clase Fletcher, comisionado y lanzado en 1942, había estado realizando misiones de apoyo en el Pacífico Sur durante más de un año. Esa noche, el barco y su tripulación regresaban de una misión de bombardeos cerca de las Islas Salomón, cuando se encontraron con el submarino RO-34 que navegaba en la superficie del océano. Para su sorpresa, el submarino desconocía por completo la presencia del destructor de 2,000 toneladas, incluso los navegantes estaban "dormidos" en la cubierta, según un artículo en la Fundación de Historia del Destructor de uno de los marineros a bordo, Ernest Herr. Ansioso por terminar una situación potencialmente mortal y peligrosa antes de que tuviera la oportunidad de comenzar, el Capitán de O'Bannon decidió embestir al submarino, con la esperanza de causar suficiente daño como para hundir la nave enemiga de 1.000 toneladas. Ahí es cuando las cosas salieron mal. "Nuestro capitán y otros oficiales en el puente estaban tratando de identificar el tipo de submarino y decidieron, en el último minuto, que podría ser un Minador", recuerda Herr. “Al no querer volarnos junto con el submarino, se tomó la decisión de que ese ataque no era un acierto. En el último momento, el timón giró con fuerza para evitar una colisión y nos encontramos en una situación bastante embarazosa mientras navegábamos junto al submarino japonés ". La tripulación pronto se dio cuenta de que estaban demasiado cerca del submarino para disparar sus armas de menor alcance. Los marineros tampoco llevaban armas en la cubierta, así que el equipo de O'Bannon no pudo hacer mucho para defenderse. Los marineros japoneses, ahora completamente despiertos, comenzaron a moverse hacia las pistolas de cubierta de 3 pulgadas del submarino, que estaban perfectamente dentro del alcance para infligir un gran daño al destructor estadounidense, mucho más grande. El O'Bannon y su tripulación parecían ser patos sentados. El U.S.S. O'Bannon, en 1951. Los estadounidenses necesitaban desviar la atención de la tripulación japonesa de sus cañones de la cubierta el tiempo suficiente para que el O'Bannon regresara al rango de disparo. Se dió la orden de rastrear la cubierta en busca de cualquier cosa que pudieran lanzar al submarino japonés que se encuentra debajo. Dió la casualidad de que el barco llevaba grandes contenedores de papas en la cubierta, por lo que rápidamente se convirtieron en las armas preferidas de la tripulación defensora. Comenzaron a arrojar al submarino, y su tripulación ahora confusa, tan fuerte y rápida como pudieron. Debido a que aún estaba oscuro, y posiblemente porque todavía acababan de despertarse y ahora estaban alimentados por adrenalina pura (y, seamos sinceros ... ¿quién tira las papas?), Los marineros japoneses confundieron las papas con granadas de mano. Aterrorizados, se apresuraron a recoger los posibles explosivos de su cubierta para lanzárselos de vuelta a los estadounidenses lo más rápido que pudieron. La pelea de comida improvisada proporcionó suficiente distracción para permitir que el O’Bannon se distanciara, y luego comenzó la pelea real. Ahora lo suficientemente lejos como para poder activar su poder de fuego, el O'Bannon desató un ataque en el RO-34. El submarino sufrió algunos daños, pero logró sumergirse a tiempo para evitar más, al menos temporalmente. El O'Bannon se movió rápidamente sobre el submarino, y procedió a hundirlo usando cargas de profundidad, matando a los 66 hombres a bordo y terminando la pelea. El "Episodio de la papa de Maine", como se supo pronto, posiblemente porque el barco se forjó en Maine o porque las papas habían venido de Maine, rápidamente se convirtió en noticia en casa. La tripulación era considerada como héroes por su ingeniosidad y rapidez de pensamiento, e incluso recibió una placa de la Asociación de Cultivadores de Papa de Maine en conmemoración de su victoria. "Tributo a los oficiales y hombres del USS O'Bannon por su ingeniosidad usando nuestra ahora orgullosa patata para "hundir" un submarino japonés en la primavera de 1943. Presentado por los cultivadores de patatas del estado de Maine." En cuanto al O'Bannon, se mantuvo en servicio durante la Segunda Guerra Mundial y la guerra de Corea, convirtiéndose en uno de los barcos más condecorados en la historia de la Marina de los Estados Unidos. Se retiró del servicio y se vendió por chatarra en 1970, pero siempre será recordado por su parte en una de las batallas más poco convencionales de la Segunda Guerra Mundial. POR MARTIN STEZANO del canal Historia https://www.history.com/news/wwii-uss-obannon-potato-battle-japanese-submarine Relato del que me enteré al ver el documental de "Puestos de Combate: El Destructor" en inglés. Y como parecía peculiar y divertido, pues se me dió por compartirlo