12 mensajes en este tema

ANEXO DE PERSONAJES 

 

Akutan Fleet

 

Kako

Al comienzo de la historia:

Spoiler

0c35eaa74a9797b006259d2c77934eb3.png

Tras la remodelación en la fábrica:

Spoiler

fcc62acfef72f9e9baa1ecc83d750c39.jpg

 

Furutaka

Al comienzo de la historia

Spoiler

d618b02d9651a98a404c97c7eaabbfb6.png

 

Tras la remodelación en la fábrica

Spoiler

72c74a67f7c4b9bee9e49afd7f8499b3.jpg

 

Yuu/RO500

Spoiler

f7c22329f8fc90f0230256409a9b4fd2.png

Musashi

Spoiler

042277f2242ae4d488f05dd3624a1c5a.jpg

 

Tenryuu

Spoiler

2ce8502e08033513f48a74d4f43e3d40.png

Tatsuta

Spoiler

25d9722f543c4aa392afa10dc7b3d7eb.png

Hoppou

Spoiler

24d267af69a210155a1387de5ee36930.png

Kanmusu Importantes

 

Nagato

Spoiler

e27b5b66fae6afb42e4ad00197f7b54e.png

Mutsu

Spoiler

d6efea76aafc3b849a0658b873027816.png

Aoba

Spoiler

45a9161721c0d561e1924ae4536b4fdf.png

Almirante

Spoiler

01e1c50cd824b2ad122988feec203f95.jpg

Abismales

 

Wo

Spoiler

e9e12bb095f3df264aee77bd1fd3851c.jpg

 

Muy buenas a todos.

En los postreros días del foro oficial, un usuario que no diré me pidió que continuara posteando el fanfiction que estaba haciendo sobre un sueño raro raro que tuvo un servidor. Sin más demora procedo a hacer aquí lo mismo para todos los que quieran leerla y disfrutarla. He de decir que el capítulo siguiente está, tras muchas demoras, en producción pero desconozco cuando verá la luz; más que nada por vagancia. 

 

 

Capitulo 1: La importancia de los motes.

 

 

Lo primero que debéis saber si estáis leyendo esto es que nunca pero digo nunca os cuestionéis porque alguien os pone un mote. Suele ser con buena intención y va cargado del cariño de los amigos y la familia. Pero, de todos los posibles, a mí siempre me hizo gracia el que tengo en mi familia: Kako. Todo culpa de mi hermana; me llamó Kako y ahí quedó para la posteridad. Nunca pensé que eso cambiaría mi vida tal y como la conocía.

 

Nos encontramos en Japón, país famoso por el sushi, cultura interesante e historia única. Dentro de ese último apartado estaba yo metido; todo lo referente a la historia de Japón me encantaba pero especialmente su participación en la Segunda Guerra Mundial y la guerra del Pacífico. Por parte de cultura me molaba el anime, sobretodo el que tuviera elementos bélicos. Arpeggio of Blue Steal, Haifuri, Girls und Panzer y varios más; pero de todos, mi favorito era Kancolle. Aunque basado en un juego online de cartas, ese anime me encantaba, debido a sus continuas referencias históricas presentes en cada 1 de las chicas-barco y el argumento que seguía fielmente el desarrollo de la guerra. Así que cuando me enteré que en el puerto de Kure había una recreación del Distrito/Base naval de la serie, me lancé a visitarlo.Tengo que decir que no fue como esperaba.

Acabé llegando sobre la hora del cierre, a eso de las 20:25, así que en un principio lo hubiese dejado de lado. Pero como vi que había oferta de precio decidí entrar. No me lo podía creer; estaba en verdad en una réplica exacta del lugar, con todos los edificios y yo la mar de feliz. Antes de entrar una chica alta con ojos de color verde y pelo castaño corto que se identificó como Mutsu me pidió un nombre para el registro de visita:
-Nombre por favor 
-Kako
-Así que "Kako" eh-dijo riéndose entre dientes 
-No espera! En realidad es...
-Ahora ya está cubierto y no se puede cambiar-dijo atendiendo al siguiente de la cola
"Genial “Kako” la has cagado pero bien cuando cuentes esto a tus amigos se van a burlar de ti por tonto" me dije por lo bajo.


Aun así me dispuse a entrar y disfrutar de la visita. Allí había multitud de chicas, todas representando su papel: Akagi, Kaga, Fubuki, Kongo... todas genial en su rol pero yo, siendo tan cuidadoso como soy, solo buscaba una en particular. Y allí estaba ella: Pelo corto, ojos uno marrón caramelo y el otro amarillo brillante, metida en un uniforme blanco y azul. La pobre chica estaba acompañada por una taza de té.
-Hola-me presenté-soy Fran


-Hola-me dijo con el aire de un suspiro de aburrimiento- yo soy Furutaka crucero pe...


-Pesado líder de su clase de 2, 6 cañones de 203mm 4 de 120 4 montajes dobles de 25mm y 2 ametralladoras dobles de 13mm junto con 2 lanzatorpedos cuádruples de 610mm


-Si!!! Cómo sabes tú eso??- Me dijo con una ilusión más explosiva que la pólvora 


-Bueno, si te soy sincero eres mi Waifu-le dije con no poca vergüenza 


-Es increíble-me dijo-No hay mucha gente que me conozca y menos que sea su waifu


-Eso es porque se ciegan con otras como Nagato o Kongo. Yo soy más de cruceros pesados. 


Pasamos charlando unos 10 minutos cuando una chica pequeña de pelo rubio dijo


-Furutaka es hora de cenar...Quien eres tú poi??


-Oh Yuudachi este es Fra...


-Pero es un visitante poi! Esto no puede ser poi!


-Ya me voy no pasa nada; un placer Furu...


En ese mismo instante Mutsu, la chica de la entrada, me agarró y me llevo a un edificio con pinta señorial; tenía un reloj grande y el color de la estructura era rojo ladrillo. Ese edificio lo conocía. Era el del despacho del Almirante.


-Con permiso-dijo Mutsu 


-Hola Mutsu-dijo una voz que identifiqué como Oyoodo


-Llegas tarde-dijo una voz seca y seria. No hacía falta mirar para saber quién era.
-Buenas noches a ti también Nagato-dijo Mutsu con un tono lastimoso-Traigo a un visitante que responde al nombre de Kako
-Hmmm-dijo Nagato-Veamos que dice el Almirante 
Pasé al despacho amplio que se veía en la serie. Allí vi algo que no esperaba. Encontré un tipo raro. En vez de cara normal, una T gigante amarilla dentro de un traje blanco hacía de comandante de flota. Después de convencerle que no era una amenaza decidió, previa consulta con Nagato, que dormiría allí y que el día siguiente se arreglaría todo. Yo le agradecí su ayuda y me dispuse a ir al cuarto que me habían preparado:
-Disculpa Kako, me olvidaba esto- y tras esas palabras lanzó una especie de brazalete, hecho con algo que parecía un rollo para envolver el mango de una raqueta de tenis, pero con una textura suave como la seda y muy elástico-Es como una identificación por lo que pueda ocurrir.
-Muchas gracias por su "regalo" Almirante- dije despidiéndome 
Cuando llegue al cuarto me lavé la cara después de ese agobiante día y me puse un pijama prestado de color lila-morado claro.
-Es de chica-le dije a Mutsu
-Lo sabemos pero ya veras que cómodo es; además te queda bien- dijo riéndose mientras se iba.
Esa noche dormí como un perezoso en un sueño agradable en el que iba por una playa acompañado de Furutaka para luego meternos en el agua. Misteriosamente eso me reconfortó mucho.

A la mañana siguiente me levante con pelo en la cara y, aunque no encontraba mis gafas, veía perfectamente sin ellas. Sin darle más vueltas me dirigí al lavabo y después de lavarme la cara me miré en el espejo para ver qué aspecto llevaba. Lo que vi me asustó más que todas las pelis de SAW juntas
-Qué narices???-exclamé con una voz que no era la mía al ver en el espejo el rostro de una chica morena como ala de cuervo, ojos azules como el mar, nariz pequeña y boca que parecía que no acababa de salir de un bostezo
-Ese soy yo?? No, no es un sueño era real. Todo movimiento mío el reflejo lo repetía y cuánto más miraba, más veía que era cierto. Me había transformado en Kako, la chica-nave hermana de Furutaka. Muchos diréis si comprobé si "eso" que tenemos los hombres entre las extremidades inferiores estaba y por supuesto que no estaba. También comprobé si esos 2 bultos estaban y efectivamente había esas 2 “cosas” , cada una en su lado.
-Y ahora qué?!-Me dije mientras empezaba, sin que yo supiera, mi nueva vida como chica de la flota. Todo por un mote.

 

 

Capitulo 2: Kako la amnésica 

 

 

Me quedé mirando la pared del cuarto. No me imaginaba cómo o porqué había ocurrido. Esto solo pasaba en animes de género extraño no en Kancolle y ni mucho menos en la vida real. Me pasé como 10 minutos en blanco, hasta que decidí salir del cuarto para aliviar el más antiguo mal conocido: el hambre. No me entendáis mal; yo sin comida no soy persona, independientemente de ser un barco o no. De modo que me dirigí a preguntar dónde podía comer algo. 
-Con permisoo-dije entrando en el despacho del Almirante
-Ah hola Kako-contestó Oyoodo tan formal como siempre -Te cuesta levantarte- dijo con un tono un poco aburrido 
-Y eso que he dormido bien. Sabes dónde puedo desayunar 
-Claro! Ve al Mamiya, es una gran cafetería!
-Gracias!
Muchos diréis que porque Oyoodo no notó mi "pequeño" cambio. Esto es debido a que el día anterior no me había visto entrar y supuse que no había necesidad de entretenerla. Así que me fui camino del Mamiya a tomar un buen desayuno. Había un día bastante bueno, a pesar de estar nuboso, pero con una temperatura muy agradable. Me encontré a muchas chicas de camino: Myoko y Nachi que iban a una exploración junto a la siempre presente (si hubierais visto el anime entenderíais esta referencia)  6a división de DDs, que volvía de una. Dado que las únicas que me habían visto en mi forma original solamente eran Furutaka, Nagato Mutsu y Yuudachi, no me hicieron pregunta alguna. Pese a todo notaba que me vigilaban. 
-Buenos días Kako poi!
-Hola Yuudachi! También buenos días para ti 
-Gracias.
-No ves nada raro respecto ayer? No se un cambio de look o de IMAGEN!!?
-La verdad es que no...te veo igual que siempre poi
Me quedé atónito. O se hacía la tonta o no recordaba nada. Muy pero que muuuy raro.


Sin darle más importancia me dirigí a la cafetería. A pesar de su aspecto sencillo, estaba bien provista de todo tipo de comida y bebida de pinta apetecible. Excepto por un pequeño detalle. Todo estaba en japonés aunque lo leía igual de fácil que un cuento infantil (¿consecuencia de la transformación ta vez?). ¿Cuál era el problema? Lo que decían los carteles: Muffins de bauxita, Zumo de gasóleo y panecillos con sabor a cordita. Yo me quedé apesumbrado. Por suerte para mí, una voz me susurró por detrás 
-Ya era hora de que te levantases. No puedes dormir tanto sabes Kako?
-Ya sé ya sé-contesté sin girarme a Furutaka-Lo malo es que no sé que escoger 
-Pero bueno! Siempre vagueando! Coge lo de siempre
-Estooo...
-Ok vale lo haré yo; voy a coger tus favoritos 
Cómo sabía cuáles eran mis favoritos? Es más, ella tampoco notaba el cambio? Decidí dejar esas preguntas para después del desayuno. Furutaka escogió unos muffins de bauxita y un vaso de zumo de gasóleo para mí y unos panecillos para ella. Intuí que ya había desayunado. Nos sentamos en una mesa con vista al puerto, que lucía bastante parecido al de mi ciudad, Coruña: Las grúas,  los espigones, algún barco pasando. Solo que esos barcos eran chicas con un equipamiento compuesto por cañones, torpedos y aviones.
-Kako di "Ah"
-AHHHH-grité como una sirena de alarma aérea.
-Hoy no tienes un día bueno eh
-Pero tu qué crees? No me ves nada raro?? NADA?!!!
-Venga come-dijo Furutaka con tono triste 
-Oye perdona me he pasado 3 pueblos
-No pasa nada- me dijo de nuevo alegría 
Me dispuse a comer uno de esos muffins y...maldita sea! Estaba buenísimo! Sabía como un bombón de chocolate pero esponjoso como bizcocho. Después de eso tome un trago de zumo. Sabía a zumo de manzana! Así que esto es lo que comen las chicas de la flota? Con razón Akagi come tanto! Todo envalentonado me dispuse a comer un panecillo. Error garrafal. 
-QUEEEMAAAAAA!!! AGUA AGUA!!
-No deberías jugar con fuego-dijo una voz con una risa picaresca.
-Hola Mutsu, Kako está sufriendo ardores jajajaja-rió Furutaka  
-Procura no comer comida picante; puede causar explosiones-dijo la acorazado, con un tono que sonaba algo triste.
-Mutsu me puedes explicar esto??-dije señalándome de arriba abajo
-No veo nada raro. Te veo igual que cuando llegaste del astillero, como se suele decir 
-Pero yo antes.....
-Discúlpanos Furutaka-me cortó Mutsu, usando un tono seco que sonó aún más autoritario que el de Nagato-Kako tiene reunión con el Almirante 
-Claro. Nos veremos en el anuncio del orden del día. Adiós Himouto!!
Mutsu y yo fuimos al despacho 
-Buenos días-dijo Nagato -Vaya vaya si es Kako-dijo con sorna.
-Yo. O eso creo porque mira mis pintas. Me he transfo..
-Shhhh. Pasa dentro-dijo sin emoción alguna.
Entramos en el despacho y dentro nos esperaba la T amarilla, que respondía al nombre de Almirante 
-Alguien me explica esto?? Me he transformado en una chica y no una cualquiera sino en Kako la hermana de Furutaka!! Qué pasará si la verdadera Kako me ve y me descubre! Soy un hombre y visitante quiero, no, exijo saber porqué...
-La verdadera Kako se hundió hace 3 días 


Se me cayó el alma a los pies. ¿Cómo era posible?? No tenía ningún sentido. ¿Por qué me pasaba esto a mi?


-Se hundió en una exploración en solitario. Fue una mala idea desde un comienzo. Nunca imaginé el resultado-relató el Almirante 
-Y esto qué tiene que ver conmigo?
-Piensa un poco. Te teníamos controlado desde que pisaste el aeropuerto de Tokio. Un extraño en Japón que tenía el mismo nombre...
-Mote
-Eso, mote que nuestra nave perdida. Cuando supimos que vendrías al distrito naval ideamos un plan. 
-Y ese plan implica transformar a un visitante en la hermana perdida de otra chica para que esta no sufra.  Además que casualidad que la  chica "necesitada" de ayuda sea mi waifu eh.
-Almirante, lo que me debe 
-Ok Nagato 
El Almirante le entregó una pequeña bolsa a Nagato, tras lo cual la acorazado desapareció por la puerta.
-Bueno-dije yo- y esto qué es? Para toda la vida?
-No creemos.Por ahora te quedarás así. Puedes usar este cuarto si no quieres...
-Creo que mejor que no, Almirante. Si tengo que hacer este deber, debo comportarme como Kako, así que tendré que seguir sus actividades. 
-Pero necesitarás práctica para “recordar” todo. Y que no te pillen por supuesto.
-Ya he pensado en ello y creo que tengo la solución 


Los altavoces no paraban de sonar: MENSAJE DEL ALMIRANTE, MENSAJE URGENTE DEL ALMIRANTE 


Cuando todas las chicas estaban reunidas el Almirante y yo salimos al balcón 
-Muy buenos días a todos. Como sabéis Kako ha faltado 3 días pero llegó ayer a última hora. Lamentablemente debido al daño en su exploración en solitario tiene amnesia 
Un corrillo de chicas empezaron a cuchichear, entre las que estaban Mogami, Ashigara y Aoba.
- Así pues-siguió Nagato-pedimos a todas que la ayudéis a recordarle cómo era 
-Cuenta conmigo!!-gritó Furutaka 
-No esperábamos menos de ti-dijo Mutsu 
-Bueno sin más dilación o retraso, presentamos de nuevo a Kako de la clase Furutaka de cruceros pesados!!
-Hola soy Kako!!-grité para que oyesen todas-Voy a dar lo mejor de mí!!

 

Capitulo 3: Kanmusu Life

 

 

Después de la presentación oficial, me dirigí hacia dónde estaba mi "hermana" 
-Jo Kako ahora ya lo entiendo
-Ah si? 
-Claro, estás enferma! Por eso no estás como siempre! Necesitarás que te ayudemos todos a “recordarte” jajajajaj. No te preocupes hermanita!
No sabía si reír o llorar. Soy el mayor de 2 (hermana pequeña y yo) así que ser tratado como "la" pequeña no me hacía gracia. Pero decidí reírme porque, ante todo, soy optimista y nunca me preocupo, a no ser que sea por algo gordo. 
De repente una chica con pelo lila-morado se acercó con una cámara de fotos y a la vez que el flash me cegaba, oí su voz que decía: 
-Hola Kako!! Me recuerdas??-con un tono parecido a un comentarista 
-Kako esta es..-dijo Furutaka con tono de pocos amigos
-Aoba no es cierto?
-Eheheh pues sí! Que buena "memoria" tienes
-Cosas de familia "prima"
-Cómo?
Se me había escapado sin darme cuenta. Las chicas barco tienen relaciones pero solo entre hermanas o acompañantes. Nunca había más "familia" que esa. Una prima, le dije a Aoba, es la que es muy parecida a ti pero generalmente es diferente. Más baja, más alta, con distinta configuración de cañones y eso. Es lo mejor que podía decir.
-Por ejemplo Furutaka y yo seríamos primas tuyas y de Kinugasa ya que tenemos mismo número de cañones pero tú eres un poquito más alta y con con más antiaérea. Lo pillas?
-Me mola el nombre! Lo usaré en el periódico! Gracias "prima"!
-Ahí te has lucido! No sabía que era eso de las primas. De dónde lo has sacado?
-Te lo contaré en su momento
Después de aquello decidimos dar un paseo por toda la base; Furutaka me iba enseñando los lugares más importantes y yo aprendía con ganas. Al fin y al cabo estar allí con todos los personajes de mi anime favorito era perfecto. Excepto porque yo era un personaje de ese anime. En la vida real. He de reconocer que no me importaba excepto por un detalle. Ropa. Por si no os habéis fijado, salí a desayunar en pijama, ya que mi ropa había desaparecido y tuve que hacer mi presentación en ropa de dormir.


-Oye hermana-dije con un tono inseguro-Dónde hay ropa? No voy a estar en pijama; aún son las 12:30 del mediodía 
-Pues mira no había caído en la cuenta; ven conmigo 
Nos dirigimos al cuarto de Furutaka y, por la cuenta que me trae, el mío. Cuando entré me quedé atónito. Era un cuarto grande con 2 camas y una ventana que daba al puerto tras unos árboles. Me recordaba a mi habitación en Coruña; había una mesa grande con cosas de escritura y otras cosas. Pero lo que me hizo más gracia era que había un peluche de un torpedo con la cabeza roja y la hélice amarilla.
-Me encanta!!!-grité, antes de lanzarme como una loca sobre la cama y el torpedo de peluche
-Vaya vaya si no has leído la nota ni nada 
Ah si: la nota. La cogí con la boca y se la pase a Furutaka para que la leyese. Decía así:


Querida Kako
Me he enterado de tu situación Espero que te estés habituando después de tu amnesia. Supongo que te estará costando recordar todo. No te preocupes por nada, todo se arregla con el tiempo. Nos veremos pronto según mis cálculos.
Firmado: M


-Quien es M?
-No lo sé-comentó Furutaka 
-Ni yo 
Una sombra de preocupación pareció pasar sobre nosotros pero enseguida se disipó. Después de eso Furutaka cogió una llave y abrió un armario en el lateral de la habitación; dentro había una serie de uniformes azules y blancos que parecían de colegialas.
-De ve verdad te tengo que ponerme me eso-dije con un tono entrecortado 
-Claro. Es el uniforme de trabajo por así decirlo 
-Va vale
He de admitir que es bastante cómodo. A primeras parece que quedará muy rígido con esa falda y camisa, pero es muy elástico y suave. Y olía a Furutaka. 
-Guau es muy suave; ahora me lo pongo y...
-Espera!
-Que pasa ahora??
-Tienes que ponerte esto
Si. Era eso. Ropa interior. No lo había pensado pero tenía que hacerlo no? Por suerte mi hermana me ayudó. Es como ponerse un arnés, metes los brazos, encajas los bultos, enganchas detrás y ya. Pero cuando me puse la parte de abajo me quedé cavilando. No mucho, pero lo suficiente para que Furutaka pasara su mano por delante de mis ojos, para ver si reaccionaba.
-Y bien?- preguntó Furutaka 
-Tengo hambre 
-Pues vamos a comer rápido, que sino Akagi y Yamato se lo zampan todo
-Pues vamos corriendo!- grité bajando las escaleras 
Salimos al patio central y nos dirigimos de nuevo hacia la cafetería, pero, esta vez a comer. Como podéis imaginar la comida era, como decirlo, especial. Si en el desayuno había panecillos y muffins, en la comida había de todo: Arroz a la pólvora, torpedo relleno de pescado, filete aderezado con salsa de gasolina. Y el plato fuerte: una fuente enooorme de bauxita mezclada con verduras. Por si no lo sabíais, la bauxita sabe como a ternera asada o estofada según su preparación Lógicamente, está preparada para chicas barco, así que para vosotros no es más que un trozo informe de algo que recuerda a un mineral. Decidí servirme uno de los torpedos rellenos de pescado (es como un rollo de sushi pero sin cortar, formando un tubo) y unas porciones de bauxita. De bebida me pillé un zumo de gasóleo. Yo iba tranquilamente hacia el lugar donde estaban las mesas del desayuno pero una chica de pelo moreno, con un aire siniestro y atuendo de color morado me detuvo.
-A dónde crees que vas Kako??
-Eh que..ah hola Ashigara...o eres Haguro??
-Sabes perfectamente que las mesas de la comida están en el otro lado
-Bueno yo...
-Ashigara!! No seas tan pesada! Le gritó una chica de igual atuendo pero con el pelo corto
-Huff vale Myoko 
-Perdónala or favor-Me dijo Myoko-Lleva un día duro
-Ya veo. Dónde me siento?
-Sígueme por favor 
La seguí hacia el lado contrario de el que iba y de repente aparecí en un lugar muy extraño. Había múltiples mesas largas que se extendían hacia una pared. Había  2 cuadros, uno con el símbolo del distrito naval y otro con una representación de una chica de aspecto señorial enfundada en un traje de aspecto antiguo de color gris. Al principio no la identifiqué, pero un detalle en su brazo derecho me hizo caer en la cuenta de quién era
-Ella es..
-Si-dijo una voz que conocía bien, por su tono pillo y alegre al mismo tiempo-Ella es nuestra maestra y a la vez ilustre antepasada Mikasa, primera chica de la flota y alabada por todas nosotras-terminó Mutsu 
-Ya claro; lo decía por la bandera que tiene en el brazo, la que usó el gran Almirante Tōgō, la Z
-No solo eso-dijo Mutsu-esa bandera es algo que se hereda y se pasa de generación en generación. Todas las buques debemos obediencia a la portadora, que es siempre el buque más avanzado y potente de la flota. Y supongo que sabes cuál es el actual.
Efectivamente lo sabía. Esa bandera era la que adornaba el brazo de Yamato y que siempre llevaba consigo. Después de esa lección de historia, Mutsu me explicó dónde sentarme. Justo encima de cada mesa había un cartel que decía:
-Consejo Imperial de Acorazados 
-Gremio de Cruceros Pesados
-Agrupación de Cruceros Ligeros
-Divisiones de Destructores
-Consorcio Unido de Naves auxiliares y Submarinos 
Cada una de ellas estaba ocupada por las respectivas chicas. En la de Acorazados destacaban las hermanas Kongo con su charla perpetua, en la de Cruceros Pesados Atago gritaba Pan Paka Pan al ritmo que bebía cerveza, mientras que en la de Ligeros estaban las locas de Kuma y Tama. Había demasiadas Kanmusu en la destructores, pero destacaban Fubuki y Yuudachi. Me senté al lado de mi hermana y estaba a punto de empezar a comer cuando se hizo el silencio. Cuando me giré hacia la puerta vi que acababa de entrar el Almirante. 
-Buenos días de nuevo a todas. Hoy es la 1 comida de Kako después de 3 días. Espero que la tratéis bien ya que se encuentra bajo presión. 
He de admitir que eso me hizo sonrojarme un poco. No estaba acostumbrado a esas "atenciones". 
-Sin más dilación, podéis empezar a comer.
Me puse a comer como una ansia tremenda. Oí de soslayo algunas palabras, entre las que me hizo especial gracia las que decía Takao
-Ashigara como no hagas algo Kako te va a sacar el puesto de Lobo Hambriento 
El dardo mortal cayó dónde apuntaba y hizo que "la lobita" escondiese su rabo entre las piernas. El torpedo relleno de pescado estaba bueno como pocas cosas he comido y el filete a la gasolina estaba en su punto. Después de meterme 3 torpedos y 2 trozos de filete estaba llena. Furutaka había comido un trozo de bauxita especialmente grande junto con un filete. Acabada la comida recogimos nuestros platos y nos sentamos de nuevo a la espera del postre. Este consistió en un helado hecho con agua de mar y de sabor parecido al chocolate que cuando metías el cubito en la boca se fundía y dejaba un sabor muy placentero. Una vez acabada la comida el Almirante dió orden de retirarse y salimos fuera para disfrutar de una tarde tranquila
-Kako ven por aquí por favor 
-Claro
Furutaka me llevó a una pequeña elevación desde la cual se veía la base al completo. Me recordaba al que se suele subir Fubuki al final de la serie pero en este había un árbol grande que daba sombra. Justo a la entrada había un pequeño cartel que ponía 

Propiedad privada de Furutaka y Kako

Me quedé impresionado. No me imaginaba que ese precioso lugar fuese en exclusiva nuestro. Me parecía muy raro.
-Vaya...
-Te gusta? Era nuestro lugar favorito- dijo Furutaka
-Claro que me gusta pero...por qué es solo nuestro? Cada clase tiene el suyo?
-No no todas lo tienen. Este es nuestro porque, como sabes, somos las primeras Cruceros que llevamos cañones de 203mm y fuimos las primeras en salir del astillero.
-Y por eso tenemos este monte?
-Si es por eso; mira ven!
La seguí hasta el árbol que dominaba la elevación. Debajo de este había 2 tumbonas ,una mesita y una nevera portátil con unos zumos bien frescos. Estaba reventado así que decidí tumbarme a la bartola
-Mmmm esto es vida hermanita!
-Ya veo que aunque no te acuerdes te sigue gustando 
-Si, esto es lo mejor 
-Me alegro!
Pasado un rato y sin darme cuenta me quedé dormida. Y entonces tuve un sueño o premonición: Estaba en el medio del mar junto a Furutaka y otras chicas que no discerní en la bruma, cuando un bicho enorme de color negro y ojos rojos como ascuas encendidas salió de las profundidades. Una a una, todas mis compañeras caían como moscas hasta que solo quedamos yo y Furutaka. Esta se protegía detrás de mi, pero estábamos muy dañadas y prácticamente sin municiones. El monstruo me miró directamente a los ojos y dijo con una voz de ultratumba:
-Por fin has aparecido. Una vez más todas las circunstancias se oponen a mi voluntad. Debo exterminar a las que están bajo tu voluntad.
-No lo hagas!!-le grité
-Mi deber y honor me lo exigen..ahora aparta o DESAPARECE!!
En el preciso momento que me golpeaba su proyectil me desperté 
-Que pasa Kako?!-preguntó Furutaka toda asustada 
-Tenemos problemas-contesté 

4

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Capítulo 4: Primera salida

 

 

Nada mas despertarme, salí disparado de la tumbona y empecé a bajar a trompicones por la ladera del monte. Mala idea. Tropecé con una raíz grande de árbol y me hice una  quemadura en la pierna.
-Ayy que daño; creo que me he roto la hélice-dije en broma 
-No te preocupes vamos al puerto. Allí después de un baño estarás reparada. Las hélices son muy importantes 


Furutaka me ayudó a bajar la colina y nos dirigimos hacia los fondeaderos. Estos son una especie de bañeras con agua caliente que actúan como una especie de hospital-taller de reparación. Te sumerges en ellos y al cabo de un tiempo, según la lesión o daño, sales del agua totalmente reparada. Este proceso se puede acelerar mediante un cubo de reparación instantánea, que es un balde lleno de líquido verde con olor a champú. Total que llegamos al puerto y nos encontramos con Soryuu. Nos dijo que salía de una sesión de reparación ya que había tenido, según nos explicó, un problema en la caldera derecha.
-Buenas chicas-dijo con tono cansado-Qué ha pasado?
-Me he partido la hélice y me cuesta andar
-Bueno también es mala suerte; debería llevarte unos 20min 
-Que aburrido...bueno nos veremos en la cena no?
-Jajajajaj que graciosa, sabes que los portaaviones comemos aparte,eres una memoria de mosquito.
-Soryu!! Kako está amnésica, no seas así-gritó Furutaka 
En la vida había visto un cambio de actitud tan rápido. Era como si la Furutaka que conocía hubiese desaparecido y una extraña con humor de perros, carácter de asesina con ganas de hundir a alguien con sus propias manos hubiese tomado su lugar. El ojo-reflector incorporado de Furutaka brillaba con un frialdad que recordaba al brillo de una espada empapada en sangre a la luz de la luna.
-Jejeje era una broma-dijo Soryuu
-Nunca más vuelvas a hacer esas bromas-dijo con un tono ya normal.

 

Acto seguido nos metimos en el interior del edificio y fuimos al cuarto precedente a las bañeras que es básicamente un vestuario. 


-Bueno ahora cojo una toalla y ya...hasta luego hermanita!
-No no Kako. Debo ir contigo para que no te aburras
-Pe pero...
 Me obligue a callar. No había manera de hacerla desistir. Me puse muy rojo con solo pensar lo que estaba pasando. Hace menos de un día yo era un chico normal que visitaba Japón y en un espacio de menos de 24H estaba bañándome en la base naval de mi anime favorito con mi chica de ficción favorita en la vida real. Y eso no era lo peor. Lo peor era que yo mismo era una chica y no una cualquiera sino la hermana de mi waifu. 
Nos dirigimos a la bañera central ya que, al no haber nadie más, lo teníamos todo para nosotras. Me metí al agua al principio con desconfianza, pero al comprobar que estaba a buena temperatura, me calmé; es una sensación muy placentera, parecida a darse un baño de espuma en un SPA.
-Que gustooo...se está muy bien 
-Kako cuidado!
-Quééé?-tarde; me resbalé y caí en plancha sobre el agua
-Estas bien??
-Si no pasa nada 
-Menos mal 
 Me giré para ver a Furutaka. Y allí estaba. Su pelo moreno y corto. Sus dos ojos, uno marrón caramelo y otro amarillo brillante. Una visión que nunca pensé que vería con mis propios ojos. Pero era cierto, allí estaba ella, tranquilamente sentada en fondo de la bañera lavándose el pelo con un bote de champú, mientras yo me ponía rojo como el Sol Naciente de la bandera nipona.
-Esto está genial eh
-Si cla claro-contesté
-Venga Kako, ayúdame a lavarme la espalda y luego lo haré yo por ti 
-No creo que sea lo adecuado 
-No pasa nada. Coges la esponja y frotas 
-Va vale-dije de forma entrecortada  
Agarre la esponja la moje un poco en el agua le puse un poco de jabón y empecé a frotar. Furutaka tiene una espalda muy fina así que la froto siempre con cuidado. Aquella primera vez me pasé de fuerza.
-Ay! Cuidado!
-Lo siento, yo....
-No pasa nada-dijo ella 
La froté por unos 2-3 minutos, teniendo más cuidado que antes y repasando toda la espalda. Muchos diréis que si me aventuré más, pero me dio mucha vergüenza ya hacer eso así que no. Lamentablemente, según se mire claro, me tocó a mí después. Sentí la esponja húmeda recorriendo mi espalda en una sensación que no experimentaba desde hacía años. Arriba abajo arriba abajo derecha izquierda y así. Me puse muy nervioso y empecé a ponerme rojo como un tomate, más que antesincluso. Furutaka canturreaba una canción que no supe identificar mientras frotaba y me lavaba el pelo. Después de un rato terminó y me dejó libre
-Bueno ya está 
-Si! Nos queda un minuto o así para que estés reparada 
-Menos mal esto empieza a abu...


Antes de que pudiera detenerla, Furutaka se me lanzó encima de la barriga y se me quedó mirándome fijamente a la cara


-Kako yo...
-Qué ? Qué pasa?-dije toda asustada
-Yo...
En esto se abrió la puerta y entró una chica rubia bastante alta, de ojos verdosos y con unos "tanques de combustible" enormes, vistiendo una especie de cazadora-gabardina azul, que gritó: 
-Pan Paka Paaan!!
-Mecachis!!-dijo Furutaka con tono apenado-cuando estaba tan cerca...


Eso último lo dijo en un susurro que casi no escuché. A qué se referirá? Lo contaré más adelante


-Hola chicas! Reparada ya Kako?
-Si, gracias Atago 
-Muy bien nos vemos en la cena; yo vengo a recoger mi toalla que me olvidé ayer.

 

Después de que Atago saliese por la puerta, Furutaka y yo salimos del agua, nos vestimos y nos dirigimos al edificio del Almirante a buscar órdenes. Allí nos esperaba Mutsu 
-Vaya vaya...si es la "amnésica"; veo que volvéis de los puertos por una reparación no? 
-Te enteras de todo siempre o qué? 
-De lo que es bueno y necesario para el Almirante y mi hermana si-dijo con un brillo travieso en los ojos; vuestras órdenes son que empecéis a practicar las salidas. Le he dicho a Chikuma y Tone que os ayuden. 


Salimos del lugar en dirección a otro edificio donde se guardan los equipos (cañones, torpedos, aviones y demás) que se conectan a nuestras espaldas (generalmente) y actúan como nuestras armas contra los abismales. Os explico el proceso: Hay varias casillas con rieles o toboganes que nos lanzan hacia el agua. En los lados hay varios compartimentos dónde se guardan las armas y el equipamiento. Para salir seleccionas la modalidad (exploración, ataque rápido, ataque a base terrestre, escolta, etc) saltas en los toboganes y a medida que avanzas por el tobogán se te van acoplando los equipos. En el caso de Furutaka y mío tenemos un cubre brazos/hombrera con dos torres dobles de 203mm en posición una por encima de la otra, que se conoce habitualmente como superfiring en terminología naval,más un lanzatorpedos cuádruple de 610mm en cada pierna. Este equipo te proporciona además una fuerza aumentada en proporción a la clase de barco que seas. Nosotras al ser un crucero pesado tenemos bastante fuerza pero no tanta como un acorazado. En concreto Furutaka y yo hemos hecho pruebas recientemente que han demostrado que en condiciones óptimas podemos levantar 10 toneladas de peso, lo cual está bastante bien, pero si lo compramos con Mutsu es una diferencia grande, ya que ella llega a levantar 40.
Después de que saliéramos a la bahía, yo tenía un poco de desconfianza, pero pasó rápidamente. Es una sensación muy agradable la de navegar así. El movimiento lo haces como cuando patinas sobre hielo o con los patines de bota. Al principio me caí varias veces, pero siempre estaba mi hermana para ayudar. El equipo no pesa nada y te permite moverte con soltura y rapidez mientras te deslizas por el mar. A continuación Chikuma y Tone nos pusieron unas dianas flotantes encima de unas boyas y que, posteriormente se mueven por medio de un pequeño motor en el apoyo. El sistema de apuntado es muy...curioso. Básicamente es como usar unos binoculares pero los llevas ya en la cabeza. Te concentras en apuntar y en tu campo de visión aparece una cruceta resaltada en verde que se mueve a medida que apuntas al objetivo. Está graduada tanto en horizontal como en vertical y cuando deseas abrir fuego es simplemente pensarlo y los cañones en una milésima de segundo apuntan y disparan al punto indicado. Si la diana está en movimiento, debes tomar medidas en una manera clásica. El visor de torpedos es similar pero posee la opción de cambiar el número y ángulo. La puntería es manual todo el rato no hay ningún asistente ni nada, así que si fallas, te toca esperar. La recarga es automática pero no poseemos municiones infinitas; suelen ser (en nuestro caso) 240 proyectiles de 203mm y 16 torpedos. 
-Se ve que has perdido mucha práctica Kako-gritó Tone por un megáfono 
-Ánimo!-gritaba Chikuma por otro 
-Vamos hermanita! Lo haces bastante bien!
-Gra gracias...
Una vez acostumbrada es muy fácil. Me recordaba un poco cuando jugaba al WoWs  con los de mi clan....que tiempos aquellos. Si me viesen ahora no sé que dirían. También echaba de menos a mi familia de siempre y mi casa, mi añorada Galicia. La manera de comer, mi psicología, mi amor por la tierra y el mar y sobretodo la morriña. Un sentimiento que siempre experimentaba cuando iba de viaje y que, en ese momento, me llenaba el corazón con esa especie felicidad-tristeza que los nuestros hermanos portugueses llaman saudade. Pero no era momento de pensar en eso ya que cuando  estábamos volviendo hacia la bocana del puerto un brillo metálico en la superficie del agua detrás de nosotras me alertó. Antes de que pudiera apuntarle se sumergió en las aguas cercanas al espigón 


-Submarino!!-grité 
-Ehhh? Como es posible?-Dijo Furutaka-no puede pasar esto aquí 
-Qué hacemos??-dije a Tone y Chikuma 
-No sé, esto es un caso de excepción nunca nos ha pasado...y si avisamos a alguna destructor?
-Vale hagamos los siguiente: Tone ve a buscar a alguien que tenga cargas de profundidad y dile que venga rápido; Chikuma lanza un avión para impedir que emerja y se mantenga en el fondo por ahora
-Y nosotros?-dijo Furutaka 
-Vamos a hacer de blancos pero nos desplazaremos hacia las rocas para que quede ahí acordonado-terminé de dictar 
Empezamos a hacer eses mientras el submarino lanzaba unos torpedos hacia nosotras. En esos momentos, la musiquita de torpedobeat martilleaba en mi cabeza mientras me decía: Venga si lo hacías en WoWs, aquí también puedes. El avión que nos sobrevolaba hacia que el submarino se fuese hundiendo más hasta que quedó enganchado en una red. Afortunadamente para nosotras llegó Tone junto con Akizuki 
-Soy una destructor antiaérea, no se si podré... 
-Con una llega, vamos!
Akikuzi hizo una pasada en horizontal cerca de la posición del submarino. Esta fue impactada por una carga, que la lanzó fuera del agua con tanta fuerza que se pegó un golpe en la cara tras impactar contra el espigón. Y digo en la cara porque el submarino no era otro que una chica con un bañador muy extraño de cuerpo entero, el pelo blanco, ojos azules casi violetas y un flotador blanco y rojo
-Qué narices?-grité 
-Oh hola chicas; estaba dándome un chapuzón, espero no haberos asustado
-Casi te hundimos!! Eres una idiota...te llamas?
-No me recuerdas? Ah claro la modernización me ha cambiado bastante 
-Además Kako está amnésica sabes Yuu?
-Vaya eso no lo sabía 
-No pasa nada-dije
Después de ese pequeño altercado salimos del agua cerca del edificio donde guardamos los equipos y acto seguido nos dirigimos al Mamiya a cenar. Par ser la primera salida he de decir que fue bastante bien aunque no sin estrés. Las que estaban por venir harían de esta un juego de niños. 

 

3

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Capítulo 5: Bombardear un aeródromo es divertido 

 

 

Después de la cena ligera que nos sirvieron en el Mamiya, Furutaka y yo estábamos cansadas a mas no poder. Había sido un día muy largo, así que cuando llegamos a la habitación me desplomé en la cama. 
-Kako tienes que ponerte el pijama. 
-Ya sé pero es un rollo...estoy muy cansada.
-No cambiarás nunca? Cuantas veces he de recordarte que la vagancia no es buena para cualquier chica de la flota?
-Con esta una-contesté en medio de un bostezo.
-Venga póntelo ya.
A regañadientes accedí. Me llevo un rato cambiarme por estar desacostumbrado a quitarme el "uniforme" pero al cabo de un minuto o así estaba preparada para dormir. Me iba a tumbar en la cama cuando una molestia me hizo pararme en seco.
-Ehem-dije con una tos-donde está el baño?
-La amnesia es terrible-dijo Furutaka por lo bajo como si no quisiera que yo escuchara 
-Holaaa me respondes? Tengo una fuga de combustible!
-Ah si perdona Kako; segunda puerta a la izquierda 
-Vuelvo ahora entonces 
Salí de la habitación en dirección al baño. Cada edificio tiene uno. Hay edificios para cada tipo de barco todos en forma rectangular. Nosotras estamos en el de Cruceros Pesados que compartimos con las diferentes chicas de nuestra categoría. El orden es como sigue tras subir la escalera central 
1 planta sala común lado derecho 
1 planta baño lado izquierdo 
1 planta dormitorio Kako y Furutaka lado derecho
1 planta dormitorio Aoba y Kinugasa lado izquierdo 
2 planta dormitorio Myoko y Nachi en el lado derecho 
2 planta Ashigara y Haguro en el lado izquierdo 
3 planta dormitorio Takao y Atago lado derecho
3 planta dormitorio Maya y Chokai lado izquierdo 
4 planta dormitorio Mogami y Mikuma lado derecho 
4 planta dormitorio Suzuya y Kumano lado izquierdo 
4 planta dormitorio Tone y Chikuma fondo 
Las Kanmusu dormitorios tienen dormitorios individuales en la 2 y 3 planta pero para hacer sitio a la sala común y al baño, tanto nosotras (clase Furutaka) como Aoba y su hermana tenemos dobles. Nada más llegar al baño me quedé atónito. Pensaba que sería una especie de lugar cerrado dónde los "tronos" estarían separados unos de otros por paneles para que nada se viese. Nada más lejos de la realidad. Allí había de todo y todo estaba expuesto. Los "asientos" estaban al descubierto sin mampara alguna y había lavabos al aire junto con duchas sin ningún cristal. Era una habitación abierta sin ninguna pared aparte de las que la creaban. Y claro allí se veía todo lo que pasaba, sin impedimentos visuales. Cuando entré estaba Maya y Haguro alegremente charlando de "silla a silla". En otro punto estaba Takao secándose el pelo después de una ducha y pegadas al fondo Mogami y Kumano estaban mirando por la ventana la luna con solo la parte de abajo del pijama puesta. Yo no pude evitar ponerme rojo. Aquello no era normal pero deduje que, al no haber hombres entre las chicas barco aparte de los ocasionales visitantes, no había impedimento para que las Kanmusu estuvieran en, como decirlo, en paños menores. Pero es que no había paños! Estaban algunas a medio vestir otras ya en pijama y otras que simplemente acababan de salir de la ducha y estaban iguales que cuando las botaron (en adelante usaré ese término para no hacer referencia cuando aparezca desnudez directa) 
-Buenas noches Kako!- dijo Maya- Haguro y yo discutimos si es mejor cambiar una torre de 203mm por 2 cañones dobles AA de 127mm
-Yo diría que debería poder llegarte con 8 de 203mm y un plus en AA siempre viene bien 
-Lo ves Haguro? Kako piensa como yo-dijo Maya con tono de recochineo
-Si insistes tanto me lo pensaré-contestó Haguro 
Después de dar mi opinión me senté en un retrete dispuesto a aliviar mi molestia. Es una sensación rara la de no orinar de pie pero te acabas acostumbrando; después de eso me limpie con sumo cuidado para no manchar el pijama.
-Buenas noches chicas-dije en medio de un bostezo
-Buenas noches Kako y dáselas de nuestra parte a Furutaka!-contestó Kinugasa
-Eso prima jijiji-replicó Aoba


Cuando salía del baño oí risas sobre esa nueva palabra que se haría famosa en todo el Gremio de Cruceros Pesados. Cuando llegue a mi habitación, Furutaka estaba mirando una maleta que había encima de mi cama:


-Hola Kako-dijo-Mutsu acaba de traer eso para ti pero no estabas
-Ya es mi mal...digo sabes que es?
-No tengo mi idea. Entiendo que es un regalo del Almirante. 
Lógicamente no iba a contarle mi pasado así que simplemente deshice mi maleta. Dentro estaba el equipaje que había llevado a Japón. Un kindle, mi móvil, un cargador y un adaptador de corriente. La ropa,lamentablemente, había sido sustituida por unos kimonos y yukatas, aparte del uniforme de trabajo. También estaba mi portátil ya que cuando vine pensaba hacer Skype con mi familia, aunque, por hacer honor a la verdad, en esta situación no sabía como reaccionarían. Dejé esas preguntas para otro momento.
-Guau! Te han regalado varías cosas,hasta un kindle!
-Si la verdad..espera un momento. Como sabes que es un kindle?
-Bueno la verdad yo....mejor te lo cuento otro día 


Me quedé pasmado. Pero Furutaka tenía razón. No eran horas para hablar de eso. Así que después de esa charla me metí en la cama con el torpedo de peluche y me dormí. Intuí que el día de mañana sería aún más largo que el anterior.

 
Me desperté relativamente temprano ya que por lo que parece en el móvil había dejado la alarma puesta para despertar a las 9 hora japonesa. Todo estaba oscuro excepto por una luz dentro de la cama de mi hermana. Yo intrigado me levante despacio pero en esto la luz se giró y me miró a la cara,deslumbrándome.


-Buenas días Kako! Estaba leyendo un libro de tu kindle 
-Y como has averiguado el código?
-Oh ha sido fácil. Pusiste el calibre de nuestros cañones,ves? 0203
-Ya es que así me es más fácil recordarlo
-Ya veo. No te molesta que lo haya leído algo no?
-Para nada; pero bájale un poco la intensidad de la luz que me deslumbra 


Me preguntaréis porque le digo que "la baje". Como sabéis por las imágenes que he colgado, el ojo derecho de Furutaka es de color amarillo fuerte, casi como el de los botes de mostaza. Vamos un amarillo muy intenso. Esto es porque ella tiene instalada un reflector en el ojo. Esto le permite tener una especie de visión nocturna de forma gratuita y sin que la detecten. Yo descubrí que tengo una habilidad o perk también especial, pero volvamos al cuarto:


-Vamos a desayunar?
-Tienes hambre? 
-Tu no?-dije riéndome. 

 

Después de eso, decidimos bajar al Mamiya para tomarnos un desayuno y empezar cómodamente el día. Había los típicos muffins de bauxita con los zumos de gasóleo y en lugar de los panecillos de cordita había unos arenques fritos en aceite de motor. Yo me pillé 3 de los muffins y 2 arenques. Mi hermana se decidió unos arenques con un poco de arroz. Mientras desayunábamos en una mesa con vistas al mar llegó Mutsu con un aire pillo a su alrededor:

 
-Buenos días chicas; me temo que tengo noticias un poco malas. Debéis hacer una salida para bombardear un aeródromo. Está gobernado por una Southern War Princess, pero es débil y con una pequeña refriega debería llegar. Vais a necesitar ayuda así que le he pedido que os acompañen vuestras viejas compañeras. 


En el momento en que terminaba la frase unas chicas que se veía de lejos que eran hermanas entraron por la puerta. Una llevaba una especie de parche en el ojo izquierdo y en el pelo una especie de orejas metálicas con detalles morados. La otra llevaba una especie de aro de ángel flotando encima de la cabeza. Ambas eran muy parecidas con el pelo morado oscuro y un traje de color negro. La del parche llevaba una katana japonesa mientras la otra llevaba una especie de lanza o alabarda. 


-Ha pasado mucho tiempo Kako; además tienes amnesia y eso es malo. Te acuerdas de tu vieja amiga Tenryu?
-Eh no te olvides de mi hermanita...También me alegro de verte Kako, y a ti Furutaka 
-Gracias Tatsuta; efectivamente ha pasado mucho tiempo desde aquellos días de la academia-contestó Furutaka 


Yo estaba perdido. No "recordaba" nada así que no sé cómo fueron esos días.


-Me alegro que estéis reunidas de nuevo-dijo Mutsu- Ahora os falta vuestra exploradora; podemos buscar una portaaviones...
-De ninguna manera!-gritó alguien detrás-Tengo que recuperar el tiempo perdido con Kako
-Gracias Yuu-dije con un poco de vergüenza 
-Muy bien entonces..dirigiros al puerto salid y cumplid vuestra misión!
-Ehem-dijo Tenryu-necesitamos un buque insignia 
-Es verdad...a quien ponemos?-Pregunté


Media hora después ya en el medio del mar todas de la flotilla (Furutaka Tenryu Tatsuta y Yuu) no paraban de preguntar: lo hago bien? Vamos más rápido? Me sumerjo ya? Yo y mi bocaza. Me asignaron a mí como insignia porque claro era la que tenía que aprender y bla bla. Vaya genio el Almirante. Menos de 2 días después de transformarme en una chica de la flota estaba dirigiendo una expedición de ataque a un enemigo real. Aún así me sentía confiado y, en cierta medida, ansiaba una batalla de forma incontrolada. Nos detuvimos por un momento en un islote a 10km de la isla principal, a cubierto de las posibles patrullas:


-Muy bien este es el plan: Yuu tú te sumergirás y observarás su número y capacidad. Después saldremos en 2 grupos Tenryu conmigo y Tatsuta con Furutaka. Nuestro grupo atacará por el norte mientras el de Furutaka lo hará por el sur. Yuu bordeará el perímetro a una distancia suficiente para alcanzar a cualquier abismal que escape. Entendido? 
-Me parece bien, pero recuerda que tanto Tenryu como yo usamos principalmente nuestras armas de corto alcance así que no podremos bombardear de forma efectiva.
-No pasa nada, cuando hundamos a su fuerza naval el aeródromo será pan comido.


De esa manera nos lanzamos a la batalla y para ser sincero, nos fue bastante bien. Nunca pensé que aplicando técnicas de pinza en mar abierto funcionase contra una isla, pero así fue. No tenía mucha defensa: unos abismales genéricos, esos en forma alargada, más un equivalente a crucero pesado, pero que fallaba más tiros que un Myogi. Tatsuta sufrió daño ligero por un impacto en sus piernas, pero se salvó por el preciso abanico de torpedos lanzado por Yuu. El aeródromo fue cosa distinta. Nos bombardeó todo el rato llegado un punto en que sufrí en mis carnes lo que es el dolor de las Kanmusu. Cuando te impacta un proyectil y te hace daño a u a parte vital te pitan los oídos y ves todo borroso. También si te dan, por ejemplo, en una torreta y te la rompen se ve mermada tu capacidad ofensiva y así con propulsión (piernas) lanzatorpedos etc.


Finalmente logramos derrotar a la Southern War Princess (la personificación del aeródromo) aunque acabamos reventadas, en ambos sentidos de la palabra. Aunque la mayor parte del fuego se lo había llevado Tatsuta y Furutaka. Se habían centrado en ellas casi todos los abismales y, por lo tanto, tuvimos que regresar a la base a velocidad reducida. Pero, antes de irnos de la zona, una cosa blanca en el borde de la isla del aeródromo me llamó la atención. Era de forma perfectamente redonda, con 3 líneas negras en vertical; parecía un globo terráqueo con las representaciones del Ecuador y los dos trópicos. Decidí llevármela como recuerdo. Pesaba bastante pero al final conseguimos cargarla entre Tenryu y yo. Llegamos de vuelta al distrito naval a eso de la hora de la cena. Con respecto a la comida no hubo problema, ya que las reservas nos llegaban de sobra; una Kanmusu media, con un buen desayuno y una cena puede mantenerse en condiciones de batalla durante una semana!! Siempre que no gaste el combustible en salidas continuas claro. Como decía, al llegar a la base el Almirante y Nagato estaban esperando:


-Veo que habéis eliminado el aeródromo del cuadrante A4. Buen trabajo chicas, especialmente tú Kako. Para estar amnésica tienes buena mentalidad táctica 
-Nah no es para tanto; conozco a gente que lo hace mejor como usted Almirante-le dije con una mirada inquisidora 
-Jejejeje que graciosa es la chica-dijo con un tono de "mejor déjalo ya antes de que te desguace"
-Muy bien hecho. Espero más de ti Kako-dijo Nagato- qué es esa piedra?
-No lo dudes; respecto a la piedra la encontramos allí, me gustó y la cogimos de souvenir
-Así que de souvenir...quizá deberías dejarla 
-No hace falta Nagato; no causará daño a nadie-dijo el Almirante con un tono peculiar como estuviese escondiendo algo. Sospechoso 


Después de esa breve conversación, fuimos a cenar todas juntas y, tras una cena frugal, compuesta por sushi envuelto en algo que parecía redes antitorpedo, nos fuimos a nuestro cuarto dispuestos a descansar. Dejé la piedra en la mesa de estudio que había en la habitación y me puse el pijama. Después estuvimos charlando un poco con Yuu, que se pasó después de cenar para ver la habitación y comentar aspectos del día. Finalmente nos despedimos y fuimos a dormir. Me sentía satisfecho por haberlo hecho tan bien en nuestra primera salida como flota; con esa idea me dormí en la cabeza. Pero en mis sueños no había tranquilidad. Una vez más me vi a mi y a mi hermana disfrutando de un día en la playa cuando una serie de abismales nos rodeaban. Justo cuando estaban a punto de hundirnos el sueño cambió. Esta vez se veía al Almirante de espaldas, acompañado por el monstruo de mi visión del día anterior, aunque esta vez se veía más definido, con una silueta más humana 
-Sospechan algo?-preguntó el monstruo con un tono que me recordaba a una mujer adulta, pero con la misma gravedad de ultratumba que la última vez 
-No, son inocentes como niñas, es imposible que se den cuenta 
-Y que me dices de ese chaval convertido en Kanmusu? Sabe lo que pasa?
-Ese es aún más inepto; está perdido en este mundo y dentro de poco perecerá 
-Me dejarás matarlo?
-Aún no...pero cuando llegue el momento, amiga Maelstrom, te dejaré que lo destroces
-Excelente 


Me desperté con un sudor frío y con un peso en el estómago. Al principio pensé que se trataba de mi perro pero , claro, no podía ser ya que no era tan pesado y menos aún, porque estaba en mi casa a miles de kilómetros de allí. Así que cuando abrí los ojos me pegué un susto de muerte. Encima mía había una niña pequeña de color blanco toda ella, vestido, pelo, piel etc. Tenis unos cuernos pequeños en forma triangular en la cabeza de color negro y una especie de arandelas negras en los brazos, el cuello y las piernas. Los ojos eran rojo intenso como el fuego de una chimenea. En la mano tenía un pequeño avión negro que recordaba un poco a un caza Zero y lo movía de atrás hacia delante como jugando con el. 
-Qui quién eres tú? Qué haces aquí?
-Hoppou debe encontrar a Kako. Kako debe ayudar a amigas de Hoppou. Hoppou estará con Kako y hermana-Kako hasta final. Hoppou está a disposición de Kako. Kako tiene que ayudar a Hoppou 
-Qué es eso??!-preguntó Furutaka 
-Creo que tenemos un asunto grande entre manos hermanita

4

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Capítulo 6 Preparativos y Presentaciones 

 

Después de esa declaración de intenciones, Hoppou salió de la cama y empezó a mover el Zero de juguete mientras canturreaba 
-Akutan tan tan Aku Aku tan!! Crash Crash BOOM Crash Crash BOOM!!!
-Eh quietaaaaaa!-grité


Tarde. Antes de que pudiera detenerla ya había salido por la puerta cantando a todo volumen a la vez que bajaba la escalera, directa a la plaza central.


-Sigámosla!! No puede verla nadie!
-Pero nos caerá una bronca enorme!!-dijo Furutaka 
-Da igual,vamos!! Coge una manta grande para taparla!!!


Salimos detrás de la pequeña Abismal, que no paraba de dar vueltas a la plaza moviendo el Zero en círculos; cuando nos vio, salió corriendo hacia el edificio del Almirante. Por suerte para nosotras, Oyodo estaba ocupada con la radio y Mutsu estaba durmiendo a juzgar por los ronquidos que salían de la habitación. Logramos atraparla pero, cuando nos estábamos yendo, una voz seca y autoritaria nos detuvo en seco 


-Vaya vaya a quien tenemos aquí?? A la clase Furutaka de cruceros pesados y...un bulto sospechoso 
-Esto es...
-Yo ser Hoppou! Ser integrante de la armada de los abismales! Hoppou viene para que chicas-barco ayuden a amigas Hoppou y AHHHHHH!!!


Al principio no sabía la razón de que Hoppou hubiera gritado así, pero cuando vi al personaje que había aparecido lo supe:

 
-Tranquila pequeña-dijo el Almirante-ahora volverás al fondo del mar, pero para no volver más, como tus amigas jejeje
-No Hoppou no quiere! Hombre Traje blanco malo, esclaviza amigas Hoppou!!!! Vete a casa, vete a casa!!!-gritó Hoppou fuera de sí 
-Pero eso es imposible Almirante! Nosotros somos los buenos aquí no?-dije con tono incrédulo
-Calma todos. Lo que vamos a hacer es que Kako y Furutaka cuidarán de esta chica, pero sin llamar la atención demasiado. Podrás comunicárselo a tu flotilla después de desayunar.
-Muy bien Almirante-dijo Furutaka-vámonos Kako 
-Ehh..si vale-dije; la actitud del Almirante me despertaba sospechas, pero lo dejé pasar 


Después de eso (por suerte nadie había notado nuestra ausencia) , subimos tranquilamente hasta nuestro cuarto. Allí Hoppou se tranquilizó y se quedó dormida, abrazada al torpedo de peluche, de modo que Furutaka y yo fuimos a desayunar. Allí nos encontramos con nuestras "primas" Aoba y Kinugasa, que empezaron a charlar y no pararon en todo el desayuno. Cuando ya nos estábamos despidiéndonos, Kinugasa preguntó algo que no había caído en la cuenta:

 
-Oye, vais a ir al festival de fin de año?
-Perdón?
-Ah es verdad la amnesia. El festival de fin de año es una celebración que conmemora el año nuevo y que además es nuestra oportunidad de reunirnos con amigas de otros distritos. Aquí en esta base somos pocas pero, para este año, nos reuniremos todas las Kanmusu, incluso unas pocas americanas y alemanas, junto con gente de nuestra base que han estado ausentes.-explicó Kinugasa 
-Vaya así que es eso...cuando empieza?
-Este sábado por la mañana empezamos los preparativos pero no te preocupes. Este año va a cargo de los cruceros ligeros y destructores ya que nosotras fuimos el año pasado-dijo Aoba 
-Y entonces ya está? Disfrutamos y punto?
-Si, ya verás que divertido es hermanita! Podremos ir en kimono a lo tradicional y ver los fuegos artificiales! Mutsu tiene fama de ser muy buena con las explosiones!


Nunca pensé que Furutaka fuese tan cruel a veces. Casi siempre es una chica dulce y amable que se preocupa por sus amigas como pocas; encima, cocina de maravilla; pero a veces se le cruzan los cables del reflector y se vuelve una asesina que usa puñales sutiles pero letales que hunden a sus víctimas hasta el frío fondo del océano.


A continuación nos dirigimos hacia la habitación para ver que hacíamos con Hoppou. De camino le pedí a Furutaka que avisara a nuestra flotilla, ya que tenía serias dudas que quería compartir con ellas. Una vez que estuvimos todas en el cuarto y nos aseguramos que no había nadie en los alrededores, destapé a Hoppou.


-Más chicas barco!! Esclavas Almirante, malas no comprenden!
-Tranquila Hoppou-dije-estas son amigas personales 
-Hoppou quiere creer a Kako pero necesita prueba. Si Kako responde correctamente a pregunta de Hoppou serán de confianza 
-Nos vais a explicar algo o...-dijo Tenryu con tono aburrido 
-Calma Tenryu, estoy segura que es interesante-dijo Yuu 
-Cual es la pregunta Hoppou?-dijo Furutaka 
-Kako tiene que decirle a Hoppou la razón de esto-dijo dándome su avión 
Yo me quedé pensativo un buen rato mientras las chicas eran informadas por Furutaka de la situación de como había aparecido la pequeña abismal. El juguete me desconcertaba. Era un Zero de color negro mate y con letras en japonés que, gracias a mi traductor instalado en la cabeza, supe que ponían "Akutan". Ver esa palabra me hizo caer en la cuenta: 
-Eureka!
-Eh, qué?-dijo Tatsuta 
-Ya sé la solución. Hoppou es una Northern Princess, que representa el puerto americano de Dutch Harbor. Cerca de ese puerto se estrelló un Zero, que los americanos estudiaron.
-Ya...no he entendido nada-dijo Yuu-Y creo que el resto de nosotras tampoco.
Claro. Como iban a entender. Eran barcos, muy personificados, que repetían lo de sus homólogos en la guerra del Pacifico. Pero no era momento de eso.
-Kako acierta Kako acierta!! Hoppou escoge bien!!
-Gracias...supongo
-Akutan Aku aku tan tan-empezó a tararear Hoppou 
-Bueno y ya está? Eso es todo?
-Tengo sospechas de que no-dije-Me temo que el Almirante nos oculta algo
-Pero qué dices? Eso es imposible, los malos son los abismales no?-dijo Furutaka 
-Pero piénsalo bien hermanita; que razón tenemos para pelear?
-Ahora que lo dices nunca tenemos una razón, siempre nos han dicho que era para proteger la humanidad y los océanos, pero que yo sepa, una ha atacado poblaciones en la costa...no es posible que estemos simplemente controladas por el Almirante para su diversión personal....no?
-Pero entonces cómo explicar la reacción de la abis, digo, Hoppou-dijo Tenryu 
-No lo sé; es solo una corazonada pero hagamos lo siguiente. Mantendremos las apariencias todo lo posible y ya está.


Justo cuando salíamos del cuarto (Hoppou se quedo leyendo en la cama mi kindle) nos encontramos con Mutsu que venía con una nota de parte del Almirante.
-Buenos días chicas; como le va a nuestra invitada?
-Está leyendo en la cama 
-Maravilloso...ahora a lo que iba: Kako y Furutaka tenéis que ir a la fábrica 
-Será a los puertos no?
-No a la fábrica, factoría o como quieras llamarla. El Almirante dice que es importante 
-Podemos acompañarlas? Kako está enferma y...
-No-dijo Mutsu con tono amable pero con autoridad inusual para ella 
-Pues vamos no?
-Coged vuestras cosas ya que pasareis la noche allí 


A regañadientes, asentimos. Nos aseguramos de dejar la habitación ordenada y Tenryu y Tatsuta nos prometieron que harían guardia. Después fuimos a la fábrica, que es un edificio triste y sin ventanas que en la entrada pone "reconstrucción y mejora". Allí había un pasillo largo adornado con plantas y con camillas en habitaciones solo cubiertas por cortinas. Allí lo único que hay que hacer es desnudarse, tumbarse en una camilla y acto seguido entras en una especie de trance que dirá hasta que eres remodelada por completo. No sé cuánto tiempo estuve pero tuve un sueño raro. En el nada de esto había ocurrido y yo volvía a mi casa con mi familia y mis amigos, sin nada más que el recuerdo de la visita al distrito y ya. Pero, de repente, cuando notaba que el avión despegaba y se elevaba sobre la bahía de Tokyo, una criatura enorme, aunque nada parecida a la que anteriormente había visto en premoniciones, derribaba el avión. Yo caía al mar mientras oía voces que decían
-Ayúdanos....debes ayudar...no podemos ganar 
-Qué quieres que haga? Solo soy un chico sin nada especial!
-Eres más que eso....ayúdanos 
-Cómo? 
Cuando me quise dar cuenta, estaba cayendo hacia la fábrica desde arriba, aunque seguía siendo mi antiguo yo; eso no duraría mucho, ya que, sin saber porqué empecé a notar una corriente eléctrica que me envolvía. Esa corriente procedía del brazalete que me había dado el Almirante el primer día; intenté sacarlo pero, de pronto, perdí las fuerzas. Un cosquilleo en mi cabeza fue en aumento a la vez que veía como el pelo de la cabeza me crecía. El del resto del cuerpo me desaparecía conforme la electricidad me recorría y entonces empecé a respirar con dificultad. Notaba que estaba en plena hiperventilación pero no podía parar. Casi sin darme cuenta, con cada respiración apresurada unos bultos empezaron a salir de mi zona pectoral y fueron en aumento hasta llegar a los “tanques de combustible” de un tamaño acorde a los de un crucero pesado. Finalmente noté como el "miembro" o cañón principal se metía entre las extremidades inferiores y era sustituido por...bueno lo que tienen las féminas.


-AHHHHHHH-grité con todas mis fuerzas saliendo de la camilla de un salto 
-Tan ruidosa como siempre. Parece mentira que no apliques lo mismo que me enseñaste-dijo una voz seria pero con un tono raro, como que si estuviera emocionada por algo
-Ya te he dicho que tiene amnesia 
-Es una verdadera pena...sigue siendo como antes?-continuó la voz 
-Si, sigue siendo ella, aunque esté enferma-dijo Furutaka 
-Me alegro-terminó la voz 
-Na Nagato?-dije insegura mientras se me aclaraba la visión 


Pero no. No era Nagato ni por asomo; era una chica muy alta, que no tendría más de 25 años humanos, pero que empequeñecía a todas las que había visto hasta ahora. Llevaba un uniforme con la chaqueta y la falda de color rojo y negro; donde debería haber una camisa, había unos vendajes blancos parecidos a tiras de esparadrapo y que también le envolvían parte de las piernas. El pelo era blanco y formaba algo que parecían orejas de gato. Su piel era de un color tostado y bronceado por el sol, algo que decía que pasaba mucho tiempo en las islas del sur como Filipinas. La cara era seria e impenetrable, con unas gafas cuadradas metálicas y, detrás de estas, unos ojos rojos que, aunque no tan ardientes como los de Hoppou, podías ver en ellos unas ganas tremendas por las batallas y el conflicto.
-Sigues teniendo el mismo sentido del humor. Me temo que no soy Nagato, Kako y deberías reconocerme 
-Fue hace mucho-dijo Furutaka 
-Si...te he hecho esperar demasiado, querida amiga-dijo con cara que dejaba ver su emoción, aunque la contenía con fuerza.
-Entonces tú eres...
-Segunda nave de la clase Yamato, Musashi! He llegado! Tenemos mucho tiempo que recuperar.

 

 

 

Después de esa presentación, Musashi me explicó cómo yo y ella nos habíamos conocido y hecho grandes amigas:


-Todo empezó cuando vine por primera vez al distrito naval por orden del Almirante. Entonces yo era una chica bruta y salvaje que solo me preocupaba de mi misma. La única que podía calmarme era mi hermana, Yamato, pero dado que ella fue destinada a islas del sur, estuve cada vez más furiosa e iba perdiendo la razón: destrozaba a las pobres chicas que tenían la mala suerte de entrenar conmigo y a la hora de la comida agotaba todos los recursos; siempre que había quejas, eran sobre mi. El Almirante se hartó y me amenazó con desguazarme. 
-Total no te uso y no vas a gastar recursos tontamente 
-Esto es un ultraje!! Estoy segura que se arrepentirá de hacer esto!
-Te doy una última oportunidad Musashi; si en 72 horas no cambias tu comportamiento, serás desguazada. A partir de ya!
-Es usted un tonto y un inútil!
-Ya va medio minuto...

 
Musashi me contó cómo había salido hecha una furia del despacho y que, sin darse cuenta, me había "atropellado"
-Oye perdona; no pretendía hacerte daño
-No pasa nada. Todos tenemos malos días-había contestado "yo"
-No te vas a enfadar?-preguntó extrañada
-Para qué? Es un accidente 


Desde ese momento, Musashi nos había seguido durante los 3 días, siempre aplicando las lecciones que "yo" y mi hermana le fuimos enseñando. Gracias a esto se volvió una chica que, aunque su ansia de conflicto no mermó en absoluto, podía controlar y ser una chica "ardiente" mas, sin mayor problema de convivencia. 


El día de la prueba, Musashi demostró como había cambiado, al ser la encargada de recoger todas la mesas de la comida, tarea que recaía normalmente en las "fairies" (que son las que tripulan los aviones que lanzamos y actúan como "elemento humano" de las armas que lo necesitan.) Después de esa prueba, el Almirante estaba impresionado:

 
-He de admitir que has mejorado mucho Musashi 
-Me alegro...digo agradezco mucho su comentario Almirante 
-A qué se debe esta mejoría?
-La verdad es que prefiero mantenerlo en secreto 
-Sea


Musashi se veía emocionada al recordar ese momento. Después nos contó cómo el Almirante, aún sin estar seguro de su buen comportamiento, le había indicado que debía desplazarse al sur. Antes de partir pidió a la Kako original que la acompañase a dar un último paseo, ya que quería pasar sus últimos momentos en compañía de la única amiga de verdad que había tenido. De repente y sin saber porqué, tuve una visión o flashback sobre ese momento:

 
-Así que te vas porque el idiota del Almirante no se fía 
-Sí, es un inútil-dijo malhumorada
-No hace falta que lo digas; nos veremos de nuevo?
-Debería poder volver para fin de año-dijo con tono triste 
-Aquí esperaré; no creo que me pase nada.
-Gracias Kako y dáselas a tu hermana también. No habría sido esto posible sin vosotras. Toma, quiero que tengas esto.


Me dio un brazalete elástico que estaba hecho del material de sus vendas pero de color negro. Si, es lo que pensáis; el mismo brazalete que llevo en el brazo desde el día de mi "visita".


-Nos veremos de nuevo Musashi, te lo prometo-me oí decir al terminar el flashback

 
Desde entonces habían cambiado muchas cosas. La auténtica Kako se había hundido y yo había ocupado su lugar. Pero no importaba ya. Después de esa historia, me iba a poner la ropa cuando Musashi me pidió que parase. Entonces saco una tira de vendas negras como las del brazalete o las suyas propias y empezó a envolverme en ellas, desde parte de mi pierna derecha a la altura de la rodilla, dando alguna que otra vuelta alrededor de mi tronco y que aseguraba tanto mis tanques de combustible junto con...esa abertura ahí abajo; así que, podríamos decir, que actuaba como ropa interior. 


-Y esto es...
-Una prueba de mi afecto. Son vendajes bendecidos en un santuario de las islas del sur 
-Gra gracias-dije de forma entrecortada


Después de eso, me puse el uniforme que, pese a ser igual al anterior, el azul era más oscuro. Furutaka me peinó el pelo en una coleta enorme que casi me llegaba a las rodillas, atada en un lazo también muy extraño de color rojo. Cuando me vi en el espejo me reconocí aún menos que antes. Era como si hubiese crecido 2 años de golpe, de 17 a 19 en una tarde y media. Después de eso, decidimos ir a comer algo al Mamiya. De camino se me ocurrió algo y hablé con Yubari, que estaba en la fábrica para coger herramientas:


-Mmmm es posible pero quien se ofrece voluntaria?
-Yo misma
-De acuerdo; algo improvisaré 


Total que llegamos y nos tomamos un, torpedo split que es un banana split pero cambiando el plátano por un torpedo en miniatura que es dulce como un bizcocho 


-Vaya vaya a quién tenemos aquí ?-dijo el Almirante cuando salía de coger una bolsa de té 
-Buenas tardes-dijo estoicamente Musashi 
-Veo que te has reunido con tu mentora 
-Así es y, conforme a nuestra última conversación, esta vez me quedaré en el distrito para siempre 
-Eso si te portas bien y alguien te acepta en su flota; pero claro, nadie te va a querer...
-Eso me temo que es incorrecto jefe-dije con tono cabroncete
-Ah hola Kako no te había reconocido. Cosas del Kai Ni supongo. Porqué dices eso de que es incorrecto.
-Así es y le doy las gracias por la mejora; es incorrecto porque Musashi ya está en una flotilla 
-Ah si?-dijo, el Almirante con recochineos 
-Me temo que si-dijo Furutaka 
-Puedo saber quiénes son?
-Aquí nos tiene-dijo una voz por detrás 
Allí estaban todas las integrantes de mi flotilla: Tenryu, Tatsuta, Yuu y...Hoppou. La condenada había escapado por la ventana y había ido hacia el Mamiya con Yuu, Tenryu y Tatsuta detrás. 


-Hoppou participa!-dijo moviendo su Zero sin parar 
-Quién es ella?-dijo Musashi-parece una enemiga; debo eliminarla?
-No hace falta se porta muy bien-dijo Tenryu 
-Si es muy buena-corroboró Tatsuta 
-Además es muy divertida!-terminó Yuu 
-Entonces que quede así-dijo el Almirante-Nos vemos Kako 


El Almirante se fue, no sin antes dedicarme una mirada sombría y amenazadora. Después de eso le presentamos a nuestra nueva integrante a Hoppou y esta a Musashi. Después de eso, decidimos ir a dar una vuelta por la bahía. Cuando ya estábamos con los equipos puestos, nos acordamos de la pequeña abismal.
-Hoppou ve a casa y espera allí 
-No quiero!! Hoppou sale con amigas y Kako!
-Pero como vas a hacerlo?


Antes de que pudiera detenerla, Hoppou se lanzó al agua. De repente de la nada surgieron más abismales de esos de pinta alargada con un solo ojo, junto con una especie de silla de montar autopropulsada negra como el carbón. Hoppou se montó encima de esta y detrás de ella salió algo que parecía una alfombra estampada con el dibujo de una pista de aterrizaje.


-Hoppou se presenta! Clase: Acorazado Portaviones!-gritó a la vez que al lado de esa pista salían 2 torretas triples. Dicho eso, cogió algo de un bolsillo, a lo Doraemon, y lo puso en la alfombra. Estos se desplazaron por la pista hasta ganar altura y se transformaron en cazas y bombarderos del tipo que usan los abismales.

Yo me quedé pasmado; nuestra pequeña "hija" se había revelado como lo que era realmente, una princesa Abisal hecha y derecha que contaba con un arsenal de armas a su disposición.
-Vaya, desde luego es importante esta amiguita nuestra eh Kako-dijo Musashi 
-Si ya lo creo-dije sin salir de mi asombro 
-Bueno vais a probar las perks?-dijo Tatsuta 
-Si deberíais hacerlo-dijo Yuu 
-Yo ya le he probado-dijo Furutaka-sigo con mi reflector pero puedo extender la visions nocturna y compartirla 
-Wow como mola! Hermana Kako ve de noche!-dijo Hoppou 
-No me estoy enterando de nada!!!-grité fuera de mí. En ese mismo instante note de nuevo la corriente eléctrica que me había recorrido en la fábrica solo que esta vez iba a más conforme me iba enfadando-estáis pasando de mí! De vuestra nave insignia!! Sois unas amigas horribles! Todas!!
-Hermana por favor...
-Nada de por favor! Estoy hasta las narices!!
-Kako por favor para-dijo Tatsuta 
-Ya está bien Kako!-gritó Musashi-recuerda lo que me enseñaste! No seas hipócrita!!
-SUFICIENTE!!-grité como un animal enjaulado 
A la vez que gritaba eso la energía que acumulaba en mi interior se desató y formó un rayo de color azul eléctrico, que impactó en una roca de un islote cercano y la evaporó. Todas se asustaron y empezaron a temblar, menos Musashi que ya estaba apuntándome con sus cañones 
-Kako no te seguiré el rollo, así que para!-dijo la chica de clase Yamato 
-Convénceme señorita dura-dije con tono siniestro
-Kako por favor; recuerda quién eres-dijo Furutaka 
-Sé perfectamente quién soy!!! Y nada ni nadie osará interponerse en mi camino!!-grité lanzando otro rayo 
-Akutaaan tan tan Aku Aku tan tan-canturreó Hoppou nerviosa 


Y sin saber porque en ese momento toda mi ira se disipó. Me quedé en blanco y creo que perdí la consciencia. Cuando me desperté estaba entre los brazos de Tenryu y Tatsuta. Estábamos llegando ya al distrito 
-Qué ha ocurrido? He hecho algo mal? Había abismales?
-No es nada Kako-dijo Yuu
-Si ahora te llevamos al puerto y te recuperaras-dijo Tenryu

 
Me llevaron a las bañeras de recuperación. Estuve ahí eso de una hora medio adormilada y sin enterarme de nada. Más tarde me llevaron con la ayuda de Yubari hasta mi cama y ahí estuve hasta bien entrada la noche durmiendo. A eso de las 22:30 horas desperté, pero no había nadie en la habitación.
-Ay mi cabeza....qué he hecho?!-me dije a mi misma mientras recordaba el incidente.

Estuve pensando un rato sobre que hacer y sobre si mis amigas me querrían después de aquello. La sola perspectiva me atormentaba. Sin darle más vueltas al asunto, recogí mi ordenador de mi maleta y lo dispuse todo para hacer un Skype con mi familia y con el Clan del World of Warships. Mientras lo conectaba, llegó Haruna, que me pidió que si podía dejar un regalo para su hermana escondido en mi armario. Le dije que sin problema y que estuviera cerca porque me encontraba mal y, además tenía un plan en mente. Al final contacté con mi familia y vi que todos estaban bien. Perro, abuela, mamá y papá pero lo que me hizo especial gracia fue la reacción de mi hermana pequeña. Ella está muy metida en el mundo de los animes y cuando me vio no pudo evitar desternillarse de mi situación
-Jajajajaj Nii San ahora eres Nee san jajajajaj 
-Cállate pesada!
-No me lo creo. Quien me diera a mí meterme en el de Attack on Titan! Te envidio un poco...
-Ya claro, eres una caradura!!
-No lo dudes!!
-Aún así te hecho de menos...si puedes pásate por Galicia eh!
-Veremos


Después de aquello decidí contactar también con los amigos del WoWs que ni veía desde hace mucho tiempo. Vi que estaban disponibles 2: Comodoro-Allande y Epsxe. Decidí comenzar por Comodoro. No disponía de vídeo, solo audio así que yo no le podía ver pero el a mí sí:


-Hey Frank, como vas? Espera...qué?!
-Hola buenas tardes...
-Es esto una broma?
-A qué te refieres? Ah sí. Esto-dije señalándome de arriba a abajo 
-Wow, eres una tía o que?
-Si bueno...no espera no es eso!-dije mientras me ponía rojo
-Eres muy raro o debiera decir rara
-Mira no me molestes, estoy en una situación un poco complicada


Le expliqué todo desde aquel día de la visita hasta mi último problema de esa tarde.


-Ya veo...así que ahora estás de ayuda psicológica de la chica esa no?
-De Furutaka si; pero bueno 
-Eres un alma caritativa eh! 
-Puedes llamarlo así. 
-Vale Frank, nos vemos
-Frank ha muerto 
-QUÉÉÉ?!!!
-Ahora soy Kako de la clase Furutaka, bla bla bla 
-Jajajajaj cierto 
Corté la llamada y pase al siguiente 
 

Decidí seguir con Epsxe, ya que el también estaba haciendo una novela, así hablábamos de algo común e intuía que él era la persona adecuada para relajarme. Tardó un rato en conectarse tal vez porque su wifi no iba muy allá.

-Buenos días Frank....ah disculpa debo haberme confundido

-Buenas tardes aquí en Japón y no, no te has confundido

-Ah perdona jajaja; estaba buscando a Frank sabes si está aquí?

-Bueno podría decir que no, pero en realidad si estoy

-Espera...Frank??!

-Bingo!! Soy yo! O eso creo me estoy acostumbrando a esto muy rápido

-Pero qué?? Eres una chica?

La cara de Epsxe formó una expresión de asombro y desconcierto. Era un chico delgado, de pelo corto moreno y ojos verdes que, demostraban inteligencia, unido a las gafas que brillaban de lo limpias que estaban y que le daban aspecto de ser empollón, con cierto aire dramático.

-Bueno sabes la novela que hago??

-Si, qué le pasa?

-Pues es verdad... Otro silencio incómodo de 1 minuto y después más charla

-Pero como que es verdad?

-No me he inventado nada; todo lo que cuento TODO es 100% real

-Debes de estar de broma...no?

-A ti te parece que bromearía con esto??!-dije mientras me saltaban chispas del cuerpo  y me enfadaba un poco

-Eh tranquilo!! Pero es imposible no? Vamos Kancolle es algo ficticio

-Ya eso pensaba yo pero...-dije calmándome

-Entonces eres Fr...Kako?? La de Kancolle?

-Sí. Soy Kako versión Kai Ni de la clase Furutaka bla bla bla

-Vaya...pues como mola

-A ti te molará! Estoy aquí atrapado solo para ayudar psicológicamente a Furutaka

-Pero así estás con tu waifu

-Yo...no lo niego que me aprovecho un poco y ahora no me sigas con preguntas así!-dije rojo cual tomate

-jajaja vale vale pero estás bien?

-Si ya hable con mi familia y no les importa. Qué bien no?

-Supongo. Oye quiero que sepas que te apoyo. Me tienes para apoyarte en lo que sea.

-Gracias eres genial..y ahora lo que te prometí

-Perdón pero...a que te refieres?

-Esto te lo debía

Salí de la habitación y grité:

-HARUUUUUU

-A quien llamas??-dijo Epsxe

-Espera...HARUUU VEN YA!!!

-No me jodas...

En ese preciso momento, una chica con un vestido blanco y con detalles rojos, pelo largo y sedoso con una especie de diadema dorada entró en la habitación.

 

-Mira Haruna, este es tu fan número 1

-Vaya así que es este...Haruna nunca pensó que tuviera fans como Kongou-sama

-Yo... si soy tu fan número 1. Me lo sé todo y eso y...

-Qué bonito!! Te doy las gracias! No hace falta que digas más. Gracias por enseñarme a este fan Kako, ahora estamos en paz!

-Ningún problema Haru Haru

 

Haruna se fue toda contenta y estuvo pregonando que había conocido a su fan número 1 pero nadie la creyó (y menos mal sino me quedaría sin espacio en la habitación para enseñarles los fans a las otras Kanmusus).

 

-Eres un capullo...suertudo hijo de..

-Eh eh sin faltar! Por encima vamos-Bueno tengo que ir a cenar...gracias por el apoyo moral tío; se me hace pesado esto a veces-dije con un bostezo.

-Ningún problema; hablamos más veces??

-Claro y si puedo jugamos al WoWs

-Perfecto entonces

-Aunque ahora ya lo vivo en directo jajajjajaja

-Ya veo. Nos vemos Fr...Kako

-Gracias. Un día te presento a la Akutan Fleet.

-Claro! Y yo a los míos!

-Jajajajaj hecho!

 

Corté la llamada. Había llegado de ordenador por hoy y estaba con sueño. A pesar de todo este lío, tenía gente que me apoyaba y estaba feliz por ello. Supongo que las cosas no iban mal de todo y sí, Epsxe tenía razón. Había que aprovechar la vida, aunque fueses un barco, no ya digamos una Kanmusu. 

 

 
4

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Capítulo 7: Feliz año nuevo! Bueno, casi. 

 

Me puse el pijama y me metí en la cama. A Furutaka no se la veía por ningún lado, pero dado que tenía esa perk o habilidad de visión nocturna, no me preocupe en esperarla. Intenté leer un poco mi libro favorito del Kindle, The Japanese Navy of The Pacific War, pero tenía demasiado sueño y caí en los brazos de Morfeo nada más apagar la luz.

 

A la mañana siguiente me levanté relativamente tarde, sobre las 11:15, y estaba sin fuerzas. Así que me tuve que arrastrar hasta el Mamiya en busca de recursos. Y cuando digo arrastrarme, es literal. Fui moviéndome lentamente y apoyándome en las paredes. Hasta ahí fue bien, pero cuando tuve que cruzar la plaza central para llegar a la cafetería, me sentí más desesperada que Kumano intentando volver de vuelta de Leyte en el 44; finalmente llegué al lugar y me senté en la mesa que siempre usamos mi hermana y yo para desayunar. Por suerte las faries esas que describí anteriormente me fueron trayendo un zumo de gasóleo y un poco de arroz con salsa dulce al vapor de caldera para recuperar algo de energía. Empecé a comer poco a poco, para que no se me cortase la digestión; no se veía a nadie por ningún lado. Me sentí un poco descorazonado, ya que pensaba que mis amigas e incluso mi propia "hermana" me habían dejado. Después de desayunar, decidí  ir a dar una vuelta al contorno de la base para pensar en mis cosas y quizás probar si eso de la "electroquinesis" era solo cuando me enfadaba o podía controlarlo; empecé yendo hasta el límite de 3 millas que marca el Almirante para que no nos alejemos solas. No quería que me pasase lo mismo que a la verdadera Kako. Pude constatar que mi fuerza física se había incrementado hasta 15 toneladas y también probé la catapulta de aviones que se me había añadido en la pierna. Los aviones te vienen en forma parecida al juguete de Hoppou pero tienes que colocarlos y posteriormente se lanzan solos. Hay 2 tipos uno de exploración y otro que actúa como caza embarcado.


Estuve por un espacio de media hora probando y descubrí que esa capacidad de generar electricidad era mi perk o habilidad especial; puedo generar hasta 5 rayos de 10K voltios a la vez cada uno hacia un objetivo distinto, para después de eso recargar la energía durante un minuto entero; también puedo lanzar uno enorme de 50K voltios, pero recargar este me lleva 2 minutos y medio. Acabadas las pruebas empecé a desplazarme hacia la base cuando el avión que había lanzado me informó que había detectado algo sospechoso en una cueva en la costa, a media milla hacia el oeste de mi posición; decidí ir a investigarlo. Cuando estaba llegando, aparecieron delante mía 2 abismales de esos alargados. Les apunte con mis cañones, pero por algún motivo, ellos no hicieron nada; simplemente se quedaron mirándome con su único ojo verde.


-Qué queréis??


No tuve respuesta; decidí bajar los cañones y a la vez que lo hacía estos se acercaron un poco más. Terminé de bajarlos del todo y al ver esto los 2 enemigos se acercaron hasta estar tan cerca que si estirase la mano podría tocarlos. Se pusieron a ambos lados y me miraron
-Qué queréis que haga?
Se miraron entre ellos y el de mi derecha empezó ha parpadear el ojo, encendiéndolo y apagándolo, de forma que hacía un código morse 
-Sigu...síguenos? Esto es muy raro


Los 2 bichos asintieron y me escoltaron hasta la entrada de la cueva. Allí había algo que no esperaba. Una chica alta con un sombrero en forma de abismal con la boca cerrada, pelo blanco,ojos azules intensos, de piel blanca y que llevaba una especie de pantalones negros con unos tacones muy altos, también negros. Llevaba un bastón oscuro como la noche con una pequeña muesca debajo de la cabeza.


-Bienvenido Kako-dijo con un tono serio que recordaba algo al de Kaga
-Buenas tardes...esto es algo raro no?
-Así es; te hemos convocado aquí para explicarte la situación;sabes quién soy?
-Creo que si...portaaviones estándar Wo?
-Veo que estas versado en nuestra flota también; me alegra constatar que elegimos correctamente a nuestro benefactor 
-Espera...sabes quién soy en realidad?
-Afirmativo. Ten en cuenta que estamos presentes en todos los mares de la tierra, así que nos mantenemos informadas. Supongo que te preguntarás porque has sido convidado a esta reunión.
-Creo que ya os sigo los pasos; por lo que parece el Almirante os tiene esclavizadas de forma que peléis con las Kanmusu para su diversión personal. Y tiene a alguien que os mantiene amenazadas de una manera tan terrible que no podéis pelear de vuelta. Por ello le hicisteis una trampa al Almirante; os asegurasteis de que yo viniese al distrito y fuese transformado en Kako para así, siendo un extraño, ser imparcial y no ser un instrumento a disposición de el comandante. También por eso me enviaste a Hoppou de mensajera y la reacción de esta al Almirante está justificada. Lo que queréis que haga es liberaros de ese yugo y volver a ser libres.
-Veo que eres inteligente y comprensivo. Justo lo que esperábamos de ti. Una pena que ya lo averigües tu solo. Nos podríamos haber ahorrado la proyección de cine que teníamos preparada jejejeje-dijo Wo con una risa estoica.
-Bueno y ¿quién es vuestra enemiga tan terrible?-pregunté
-La conocemos con el nombre de Maelstrom; no sabemos de dónde ha venido, ni que pretende. Se instauró en nuestras filas y empezó a sembrar el caos. Hizo contactos con el Almirante y decidieron que nos usarían a modo de diversión gratuita. Se parece a nosotras, al menos físicamente, pero tiene un carácter alocado e impredecible.
-Y si solo es una porque no peleáis?
-Tiene una segunda al mando llamada Tidalwave que nos vigila todo el día. Por ello escogí este lugar para informarte. Creemos que la mejor manera de esconderse es estar a plena luz, ya que eso no lo esperarán 
-Comprendo; nuestra flotilla está decidida a colaborar, pero tenemos que mantener las apariencias 
-Eso será fácil. Digamos que usaremos muñecos falsos para que los hundáis 
-Me parece bien. Y ahora me tengo que ir, no queremos que sospechen 
-Agradecemos tu colaboración; dale esto a Hoppou de nuestra parte 
Me entregó una tela de color negro con un estampado blanco en el medio. Intuí que era la manta que usaba Hoppou para dormir 
-Nos veremos-dije mientras salía de allí 
Llegué al puerto y pude constatar que los preparativos de cara a Noche Vieja y Año Nuevo iban viento en popa. Se veía a numerosas chicas colocando guirnaldas festivas, de esas con farolillos propios de Japón, junto con las casetas donde se servirían las comidas típicas de esa época del año. También vi que había algún que otro visitante y que se hacían fotos con las diferentes Kanmusu. Me estaba yendo tranquilamente hacia mi habitación para coger un libro cuando un visitante se me acercó.
-Necesitas algo?
-Increíble, estás genial caracterizada! El pelo los ojos y todo! Te puedes hacer una foto conmigo? Quiero enseñársela a mis amigos de Tokyo 
-Vale pero rápido-dije con un suspiro de aburrimiento 
Nos sacaron la foto con una de esas cámaras que revela al momento y me quedé impactado. No estaba acostumbrado a salir así en una foto y lo peor es que era más alto que el canijo que me la había pedido. Al tipo se le veía emocionado; ni que fuese su novia macho. Tuve que firmarla con un rotulador poniéndole "De Kako a Takeshi, con cariño" Después de eso, fui a mi habitación para descansar un poco leyendo el libro electrónico; estuve allí por una media hora, hasta que Suzuya me avisó de que era la hora de comer. Bajé con ella para tomar la comida, pero seguía sin ver a mi flotilla por ningún lado. Estuvimos conversando sobre lo que podíamos esperar de el festival mientras comíamos un poco de bauxita. Cuando me estaba yendo me pidieron que acompañase a Yubari a la fábrica porque tenía que enseñarme algo.


-Qué es lo que pasa Yubari?
-Que ya tengo terminada la "inyección letal" jejejeje
-Y funciona?
-Eso tendrás que comprobarlo tu; he cogido algo de comida humana para probar
-Bien, pónmela y que sea lo que Dios, o más bien Mikasa, quiera.

 
Supongo que os estaréis preguntando qué es esta inyección o vacuna. Resulta que desde hace un tiempo que echaba en falta la comida para humanos y le había comunicado al Almirante mi deseo de comerla de nuevo. Me había dicho que él también estaba planeando hacer eso posible, ya que no teníamos muchos recursos y así economizábamos. Así que le pedí a Yubari que desarrollase una especie de inyección que haría compatible el aparato digestivo de las Kanmusu con comida humana. 

 

Nunca me han gustado los pinchazos; es más los odio con toda mi alma. Pero dado que también me pongo la vacuna de la alergia todos los meses, pues me acostumbro rápido. Al principio me mareé un poco, pero después me entró el hambre y fue ver la comida y perder la cabeza. Había una fuente de patatas fritas, en un plato en otro algo de merluza a la romana y en otro un bol de lechuga. De postre había un helado de after eight (menta y chocolate) y algo que no había comido desde hacía un mes o así.


-Eso último no sé que es...se que está hecho con leche pero....
-Queeeesoooooo!-grité a lo Wallace, de Wallace y Gromitt- Mío mío mío mío-seguí diciendo a lo gaviota de Buscando a Nemo mientras daba cuenta del queso con más ansia que una manada de lobos sobre un becerro abandonando. Era de barra, sin punto de comparación con los de mi tierra, pero lo echaba tanto de menos que casi parecía San Simón da Costa en mi paladar. También probé la lechuga, las patatas y la merluza, junto con una cucharada de helado; cómo diría un veterano sin nombre del Afrika Korps al recibir agua fresca: "Qué día! Fue como volver a nacer" 


Después de eso y darle las gracias a Yubari por su esfuerzo, me fui hacia el monte privado que teníamos en propiedad Furutaka y yo. Llegué arriba cansada y me estaba tumbando en la hamaca cuando una cosa negra me cayó encima. Miré para arriba y en la copa del árbol algo se movió, pero perdió el equilibrio y me cayó encima:

 
-Ayyy que daño! Hoppou maldita la hora en que te subiste ahí? No querías que te viera o que?
-Cómo íbamos a querer que la vieras? Era una sorpresa!-dijo una voz que conocía bien
-Sorpresa!! Bueno más o menos no?-dijo Yuu
-Había que haberlo planeado mejor-dijo Musashi- Debemos mejorar las tácticas, eh nave insignia 
-Ya os lo advertí pero nadie me hace caso-dijo Tenryu algo chascada 
-Tranquila, ya mejoraremos-le dijo Tatsuta 
-A Hoppou no le importa! Kako está sorprendida! Hoppou tuvo buena idea 
-Así es pequeña-dijo Musashi
-Discúlpanos hermanita; te ignoramos completamente y te hicimos enfadar; a ti que además, estas amnésica y necesitas de nuestra ayuda más que nadie. En nombre de la Akutan Fleet te pido disculpas-dijo Furutaka 
-Yo....-no pude contenerme y rompí a llorar. Lloré como no había llorado desde el fallecimiento de mi abuelo unos días antes de navidades. Pero no eran lágrimas de tristeza lo que mojaba la cara. Eran lágrimas de felicidad, que salían como una fuente de esperanza, amor y cariño de nuestra pequeña familia que habíamos creado entre todas nosotras. Me levanté poco a poco porque notaba que me flaqueaban las piernas 
-Chicas...-dije con la cara toda roja por la emoción 
-Vamos a casa Kako, se está haciendo tarde.

 
 
 

Después de esa sorpresa, nos dirigimos todas juntas a ver que es lo que nos tenía que anunciar el Almirante; Había marcado una reunión  importante para las 18:00 de esa día. De camino, les expliqué mi encuentro con Wo y todas estuvimos de acuerdo en ejecutar el plan. Una vez que estuvimos todas las Kanmusu presentes, el Almirante salió al balcón y empezó a dar un discurso de índole festiva: que se acercan días felices bla bla que es momento de disfrutar bla bla que hay que relajarse en estas oportunidades bla bla


-Y finalmente he de hacer un anuncio; este año vendrán a visitarnos las integrantes de otros distritos secundarios. Vendrán desde el distrito Germania Bismarck, Prinz Eugen, la portaaviones Graff Zepelin y las destructores Z1 y Z3, también conocidas como Leberecht Maas y Max Shultz. Podéis preguntarle a Yuu por ellas, ya que son antiguas compañeras suyas. También vendrán del distrito de Hawai la acorazado Iowa y la portaviones Saratoga. 


Cuando dijo esa última parte no pude evitar reírme a carcajada limpia como una loca a la vez que me revolcaba por el suelo
-Algún problema Kako?-dijo el Almirante con tono sarcástico 
-I don't need it, I definitely don't need it-dije sin parar de reír 
-No es nada Almirante, le hemos dado un susto y...-dijo Yuu
-Los aviones necesitan mantenimiento porque sino fufu-seguí diciendo entre risas
-Kako por favor para ya-decía Tatsuta.
-Mejor nos la llevamos, aún está mal y además tenemos cosas que hacer en nuestro cuarto-dijo Furutaka 
-Será mejor...-dijo Mutsu con tono compresivo 


Si os preguntáis porqué o de que me reía, es porque hay un vídeo en YT sobre cómo usar a Saratoga en Kancolle y cuando oí el nombre no pude contenerme. Llegamos al cuarto y allí, después de una taza de té para calmar los ánimos, Yuu nos contó cómo eran las invitadas especiales que tendríamos esos días venideros.


-Bismarck es una buena chica, a la que le va la fiesta y eso de meterse en medio del fragor de la batalla; pero es un poco altiva y tiene un miedo terrible e inexplicable a que le rompan el timón con un torpedo; Prinz es una fangirl de su adorada "hermana mayor" aunque cuando no está con ella es muy parecida en carácter a Kongou, cambiando ese aire alocado por pura eficacia teutónica y un compañerismo muy grande; aunque no lo creáis, es gran amiga de Nagato y Saratoga, cosa que yo no me explico. De Graff no sé nada, se unió tras mi marcha.


A Yuu se la veía emocionada al hablar de sus ex compañeras y me juego mi próxima ración de comida a que dentro de su cabecita de submarino estaba siendo tocada a todo volumen Deutschland Über Alles. Tanto el miedo de Bismarck como la amistad con Nagato y Saratoga de Prinz se explican fácilmente, pero decidí callarme.


-Z1 es muy tímida y reservada, pero a la vez que sacrificada y siempre se ofrece para ayudar; la solemos llamar Leb para abreviar. Z3 es lo opuesto por completo. Abierta y despreocupada, nada voluntariosa y un poco vaga. La solíamos llamar, Maxie pero no sé si seguirá con el mote, porque nunca le había hecho mucha gracia. De las dos americanas, solo conozco algo a Saratoga porque es amiga de Eugen y hemos coincidido una vez, pero de Iowa no tengo ni idea; dicen que es una gorrona y orgullosa Kanmusu, que le encanta pavonearse de su perfección; aunque es demasiado débil contra los ataques por el flanco o lado, ya que no se molesta en girar, solo apunta al frente. 


-Yo he oído que tiene una relación de enemistad con Yamato...es eso cierto Musashi?-dije yo, pero me quedé sin palabras al ver lo que estaba haciendo.
-Y entonces BOOOM! Explotó con toda su munición y salió despedida hacia el cielo!
-A Hoppou le gusta historia batalla!! Hoppou quiere más!
-Ya te contaré más pequeña...respecto a lo que decías de la enemistad de mi hermana y la yanki, he de decir que es cierto. Mantienen las apariencias, pero en realidad se llevan fatal. Siempre que se reúnen hacen una batalla simulada para ver el ganador, pero hay tantos puntos a tener en cuenta que nunca lo encuentran. Llevan con esa discusión mucho tiempo y aún no se ha zanjado. Después de aquello decidimos, ir a comprobar los preparativos, tras quedarse durmiendo Hoppou en la habitación. Antes de salir se le ocurrió a Furutaka una idea que más le valía guardársela en....la cabeza (que pensabais malpensados!)


-Y si nos ponemos ya los kimonos y yukatas?
-Sí, es muy buena idea-corroboró Tatsuta 
-Si es necesario lo haremos-afirmó Musashi 
-Bufff y eso como se hace-dije con tono aburrido 
-Es fácil pero coincido con Kako; de verdad es necesario?-dijo Tenryu 
-Claro hay que celebrar estas fechas-dijo entusiasmada Yuu
-Vaaale


Mi hermana y yo volvimos a la habitación, mientras las otras chicas se preparaban. Furutaka se puso un yukata de color verde oscuro como el mar en invierno (aunque se parecía sospechosamente al color de mis ojos). Me obligó a ponerme uno también, solo que este era de color rojo cereza que contrastaba con mi caballera negra como la noche. Es un poco rígido, ya que lleva una especie de bandana o cinturón enorme en el centro que te impide moverte con soltura. Después de esa preparación, bajamos hacia las casetas que habían montado, las lightweight, que es un apodo que tengo para los cruceros ligeros. Había múltiples bocados, como bolitas de pulpo hervidas, con unas brochetas de carne y verduras. Por lo que parece la "inyección letal" de Yubari ya había sido distribuida y todas las Kanmusu estaban disfrutando de la "nueva comida" ; pese a todo, había cosas que nunca cambian: Akagi ya estaba por su brocheta número 12 y Kaga por lo que parece estaba terminando un bol enorme con bolitas de pulpo. Yamato se estaba peleando con Ise y Hyuga porque estas, supuestamente, le habían robado el cuenco de arroz y en la otra punta se veía a Mutsu catando delicadamente algo que parecía sushi de atún:


-Has tenido una buena idea Kako-dijo una voz estoica que me puso los pelos de punta 
-Su supongo que si Nagato-dije nervioso 
-Me acompañas un momento? 
-Bueno yo...-dije Intentando escurrir el bulto 
-Es una orden del Almirante 


A regañadientes accedí. Al fin y al cabo era una orden directa de mi superior. 


-Buenas tardes Kako; como puedes ver nuestra idea de usar comida humana florece como una primavera. He de agradecerte la idea-empezó el Almirante con tono divertido 
-Es un placer comandante. Me necesita para algo?
-Es simple curiosidad lo que me mueve en estos momentos. Te estás adaptando mucho y bien a tu situación. Me alegro mucho al constatar que estás haciendo un trabajo magnífico 
-Sus palabras me honran Almirante-dije con tono formal 
-Como sabrás esta semana vendrán diferentes chicas a este distrito central para la celebración del año nuevo. Espero que estés preparado 
-Como puede ver, me estoy esforzando para mantener la ilusión jejeje
-Así es y te lo agradezco. Nada más por ahora, puedes retirarte 


Después de eso me fui hacia dónde estaba mi flotilla. Todas teníamos el mismo tipo de ropa pero de diferente color. Yuu llevaba un kimono de color amarillo, las hermanas Tenryu de color rosa-salmón y Musashi llevaba un yukata blanco decorado muy profusamente, con flores de cerezo rojas; parecía que era de la realeza, cosa que se veía reforzada por la expresión que dice que la casa imperial nipona es la Dinastía Yamato. Nos fuimos moviendo por todas casetas mientras probábamos las especialidades de las diferentes Kanmusu: las bolitas de pulpo de Kuma y Tama, el sushi al estilo particular de Kiso y las brochetas especiales de Mutsuki. También pude probar el famoso curry de la 6 división de destructores, que es una gran experiencia culinaria. Akatsuki se encarga de cortar los ingredientes, Ikazuchi los mete en la olla que ha calentado anteriormente, Inazuma es la encargada de vigilarla y de preparar el arroz y finalmente Hibiki se encarga del "emplatado" y le queda muy Khorosho:

 
-Wow esto está genial! Se te funde en la boca y deja un regusto muy bueno!
-Gracias por tu opinión Kako! Me alegra que confíes en mí!-dijo Ikazuchi
-En todas nosotras eh!-dijo Akatsuki 
-Por favor no peleéis-dijo Inazuma con tono conciliador 


Hibiki me miró y se encogió de hombros; es una chica lista y siempre sabe controlar a sus locas hermanas. Nos seguimos paseando por todas las casetas hasta que fue la hora de la cena. En esos días especiales desaparecen las convenciones sociales, así que cenamos toda la Akutan Fleet junta en el monte particular de la clase Furutaka, para disfrutar de la puesta de sol tras un día largo y agotador. Yo estaba muy feliz, porque podía comer de nuevo comida humana y les enseñé para mí lo que era más apetecible. A Furutaka le encantó el filete con patatas pero cuando le di a probar el lenguado a la plancha, se enamoró de su sabor. A Yuu le gustaron unas bolitas de masa hervida junto con salchicha (muy alemana ella). Hoppou tomó un poco de sushi pero cayó ante una ensalada. Tenryu y Tatsuta se pusieron a comer un bol de fideos a lo Goku, mientras Musashi devoraba un chuletón enorme de carne. Después de esa opípara cena, estábamos llenas; nos fuimos arrastrando hacia los puertos para darnos un baño relajante ya que, por lo que parece, no había nadie allí, y así Hoppou podía experimentar lo genial que se siente ese SPA. Nos pasamos allí una hora mientras comentábamos lo que haríamos en los siguientes días. Yo la verdad estuve un poco dejado y medio atolondrado, al menos en apariencia; en realidad era por la situación; a ver, ¿qué iba a hacer yo con 5 Kanmusu y una Abismal en una bañera gigante? Me puse rojo como un tomate y solo hablaba cuando me dirigían la palabra. Hoppou estuvo jugando a lanzar su juguete de un lado a otro, mientras que Yuu hací prácticas de submarinismo en la parte profunda de la bañera. Mi hermana se esmeraba en lavarse el pelo y luego me lo hizo a mi mientras Musashi disfrutaba de una bebida que no identifiqué; finalmente las hermanas Tenryu estaban jugando con Hoppou a pasarse el Zero de juguete. Después de eso, nos fuimos cada clase a nuestros respectivos cuartos; acostamos a Hoppou en el futon que nos había regalado Mutsu, junto con la manta que me había dado Wo el día anterior
-Fufi!! Manta Fufi! Hoppou feliz!!-dijo la pequeña 
-Me alegro mucho que tengas de nuevo tu manta. Wo nos ha dicho que era importante para ti-dijo Furutaka 
-Si me alegro mucho yo también-dije, intentando imitar el tono que usaba mi padre para dormirnos a mi hermana y a mi hace mucho tiempo 


No pude evitar que se me escapase una lágrima al recordar ese detalle; además, aunque no lo creáis, mi manta infantil que usaba siempre se llamaba Fufi. Me metí en la cama abrazado al torpedo de peluche y me dormí, mientras pensaba en lo que me deparaba el destino que, aunque era incierto, sabía que todo acabaría bien.


Al día siguiente nos levantamos temprano, porque Yuu empezó a golpear la puerta. Cuando abrí la puerta no la reconocí; se había puesto otra vez su atuendo alemán, con el traje de camuflaje color Atlántico norte junto con su gorra y cascos de escucha en forma de timones de profundidad de submarino 
-Guten Morgen! Unterseeboot 511 se presenta de nuevo!-dijo con tono rígido, pero se lo notaba que estaba forzando-Estoy muy nerviosa no sé si me seguirán queriendo después de esto.
-Estoy seguro que si Yuu...o debiera decir...-dije inseguro
-No puedes seguir diciendo Yuu-comentó riendo- Ahora vamos, quiero recibirlas antes que nadie! Vamos a esperarlas a la bahía!
-Pero si son las 5:30 de la mañana!-dije en medio de un bostezo 
-Por eso!-dijo bajando las escaleras 
-Vamos?-dijo mi hermana que acababa de levantarse 
-Hoppou duerme? Déjalo, ya la oigo roncar 


Bajamos detrás de la U-Boot; había levantado a toda la flotilla la condenada! A las hermanas Tenryu y Tatsuta se las veía medio dormidas y Musashi tenía el pelo a medio peinar y, en sus ojos, se podía ver el cabreo contenido. Nos pusimos el Gear (equipamiento) y salimos a encontrarnos con nuestras invitadas. Decidí que las esperaríamos en la misma isla en la que me había reunido con Wo; Yuu se fue lanzada hacia el este para tener un primer momento en solitario. Dijo que no tardaría más de 7 min 30 segs. Justo cuando se iba a cumplir el plazo divisamos en el este una flotilla compuesta por 6 chicas altas y con el pelo de colores fuertes, con tonos que iban desde el casi rojo oscuro al blanco brillante parecido al de los Targaryen de GoT. Venían en una formación clásica, con Yuu a la cabeza, Z1 a babor, Z3 a estribor; entre ellas Prinz Eugen formando una cuña y detrás de esta, perfectamente en línea recta Bismarck y Graff. Formaban una especie de rombo o diamante que impresionaba por su perfección.


-Hola chicas!-gritó Yuu-Ya llegamos!
-Por favor no nos pongas en ridículo-dijo Z1
-Tienes que cambiar tu vergüenza Schwester!-gritó Z3
-Kinder...-suspiró la portaviones
-Bismarck sama, estas deben ser las que nos ha dicho 511-dijo Eugen con un tono de fangirl extremo
-Ja Eugen, lo puedo ver por mi misma. Guten Tag, soy la acorazado Bismarck y líder del distrito Germania. Es un placer conocer a la flotilla y a su nave insignia-dijo extendiendo la mano hacia Musashi 
-Te estás confundiendo-dijo Musashi con tono divertido 
-No eres tú, la acorazado, la nave insignia? Quién es pues?
-Es la chica que está a mi derecha-dijo señalándome 
-Eh que pasa conmigo? Ah ya, Guten Morgen 
-Vaya así que es la crucero pesado la que es Flaggshiff aquí 
-Así es; nos acompañáis hasta el distrito?
-Verstanden!


Tras esa introducción, nos dirigimos hacia el distrito. Toda la descripción que nos había hecho Yuu era cierta aunque, a mí personalmente, Z1 o Leb (pronunciado Liib) me parecía un chico, ya que era pequeña, callada y con el pelo rubio muy corto. Curioso. Nada más llegar, fueron recibidas por el Almirante en persona, que nos encomendó a nosotras que las guiásemos por la base; les enseñamos todo, excepto los edificios de dormitorios y el monte privado de Furutaka y mío. Las llevamos después hacia el edificio donde se hospedarían, una casa grande de aspecto occidental con un tejado que recordaba algo al de un búnker de la muralla del Atlántico. Cuando volvíamos hacia la orilla, vimos que acababan de llegar las "Americans"; tal como decía Yuu, Iowa era una chica alta y rubia que no paraba de chulearse de su "increíble belleza" y de los altos valores de la democracia y la libertad (Freedom TM). Saratoga en cambio, era una chica amable y cariñosa que nos saludó al llegar y se esforzó por conectar con nosotras. He de decir que si no fuese tan fan del Eje, me hubiese encantado ser americano solo para estar con ella:

 
-Hello girls! Hola Yuu! Como le va a Eugen y Nagato? Tenemos una reunión pendiente desde que nos reunimos en Bikini-dijo Saratoga, con un  tono que recordaba a la típica chica de un lugar perdido de Estados Unidos, con el cariño de una amiga fiel y sincera 
-Hi! Soy Iowa y vengo a enseñaros que tan buenas somos en América! 
A continuación se fueron camino a su lugar de descanso. Nosotras nos fuimos a ver cómo estaba Hoppou y la encontramos con mi ordenador encendido y hablando por Skype con mi familia! Después de hacer salir a todas menos Furutaka, intenté cortar la llamada pero Hoppou me lo impidió 


-Hoppou quiere conocer gente!
-Esa gente no te conviene Hoppou! Es muy pesada!
-Y quién es? No sé porque conoces a esta humana Kako 
-Ja, me conoce mejor que a ti!-dijo mi hermana (la antigua,no la nueva)
-Imposible! Kako es mi hermana y me conoce mejor que nadie!-gritó Furutaka 
-No es mi hermano! Díselo Fran!
-Se llama Kako y es mi hermana y no es un chico!
-Cállate especie de barco!
-Silencio Humana!
-SUFICIENTE!!!-grité fuera de mi.


Me miraron las 2 con aire de preocupación; decidí que no podía seguir con esa farsa mucho más. Le expliqué a mis 2 hermanas mi situación,desde el día de la visita hasta esa misma mañana. Furutaka se fue poniendo roja y pensé que iba a llorar, mientras mi hermana de sangre me decía cosas como "mira que eres tonto" "un poco más y no naces". Después del relato, Furutaka se me acercó y me besó en la boca. Fue una sensación muy rara la de besarme delante de Hoppou y mi hermana carnal, pero aún así la disfruté al máximo 


-Tonto si que eres. Ya lo intuí cuando te vi hoy hablando con el Almirante, y con lo que dijera Hoppou.
-Me perdonarás por hacer esto? Todo lo que he dicho de que eras mi waifu y eso es verdad. Nunca me había imaginado una situación como esta
-Shhh calla tontito; no me import, eres como mi hermana solía ser y eso me alegra. Puestos a confesar, he de decir que siempre había tenido un deseo secreto por Kako, que había permanecido dormido hasta el día de "tu" vuelta. Espero que no te haya importado 
-A Kako le gusta el Yuri así que no hay problema. Me tengo que ir a la escuela; Kako nos vemos y acuérdate de llamar a casa!
-La tendré controlada-le dijo mi nueva hermana a la antigua.
-Well, you can choose your friends but can't choose your family-dije mientras caía en la cama para dormir la siesta.

 
4

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Capítulo 8 :Cuando diciembre parece verano 

 

Después de desplomarme en la cama, pude ver cómo Hoppou se tumbaba en su futon para descansar durmiendo también una siesta. Mientras tanto, Furutaka abrió la ventana ya que había un calor insoportable y bastante impropio de esa época del año.


-Odio los días como hoy...me encanta que llueva o que esté nublado y de temperatura fresca; no me gusta el calor y menos en esta época del año-dije con un bostezo 
-Según tengo entendido, en Galicia o más bien en tu zona, estarías tenido un temporal no?
-Si es cierto; cómo sabes tanto del mundo exterior hermanita?-pregunté 
-Mira todo comenzó con la partida de Musashi; mientras mi hermana se volvía cada vez más aburrida y sin emociones por la separación, yo decidí investigar y así me informé; de cuánto rodeaba al distrito y algo del mundo entero. Le estoy muy agradecida a Mutsu, ya que me facilitó la información que buscaba e incluso me daba permiso para entrar en la biblioteca privada del Almirante 
-Y no viste nada raro? No sé...
-No. Solo pude averiguar sobre el mundo en general y poco más 
-Bueno dejemos el tema; supongo que estamos de acuerdo en que no contaremos nada al resto de las chicas no?
-Si, no queremos levantar sospechas, de modo que tu secreto será entre nosotras-dijo mientras le distinguía un brillo cómplice en la mirada-Kako una pregunta...de verdad te gusta el Yuri? Ya sabes la relación entre personas de género femenino 
-Sabes lo que es el shippeo?
-Lo de crear parejas no? Tipo Romeo y Julieta
-Más o menos...es cuando haces una pareja que te gustaría que fuese verdad, sobretodo en animes, series o así 
-Ya..entonces te gusta?
-Bueno yo...me gusta en algunas parejas-dije sonrojándome un poco; por ejemplo la de Nagato y Mutsu que de hecho es mi 2 favorita 
-Y cuál es la 1? No me digas que...
-Jejejeje si; la nuestra es mi favorita-confesé nervioso, pero con orgullo-Mira
Le enseñé a Furutaka todos los dibujos y fotos que había encontrado. Ella estaba impresionada; según me dijo más adelante, nunca hubiera imaginado que una Kanmusu tan olvidada como ella tuviese el amor incondicional de mi persona. Después de esa lección de shipeo, decimos que dormiríamos la siesta y que por la tarde se vería lo que tocaba:

 
-Y si vamos a la piscina? El distrito tiene una genial!-comentó mi hermanita 
-Es buena idea, ya que no hay nada que hacer. Estamos a jueves y el año nuevo no es hasta el sábado-domingo.

-Avisamos a la Akutan Fleet?
-Claro, pero cómo?-pregunté intrigado
-Con el teléfono como si no? Qué crees, que vamos a señales y telégrafo, como los barcos de verdad?
-Yo...bueno, pásamelo que si no no acabamos
Llamé primero a Yuu y me dijo que iría sin problemas; sus compañeras estaban con "navy lag", al igual que las americanas. 
-Voy ahora a vuestro cuarto, esperadme!


Después de eso llamamos a Musashi, que nos dijo que era mala idea ir a la piscina del distrito. En cambio, nos pilló de sorpresa cuando nos pidió, o más bien obligó, a ir a la privada de la clase Yamato. Caray con la chica; se ve que quería fardar o algo, ya que insistía mucho. Después llamamos a Tenryu y Tatsuta, pero nos dijeron que tardarían un poco; al parecer estaban en plena sesión de afilado de armas (ya sabéis que usan armas blancas) con Kiso. Después de esas llamadas, Furutaka abrió el armario y saco de un cajón unas toallas junto con...bikinis. No me malinterpretéis, es solo que me pilló de improviso. Al menos es fácil de poner, aunque da un poco de vergüenza al principio; mi hermana se puso uno blanco con bordes azules, mientras que a mi me tocó uno rojo con bordes negros. Es...muy raro el ir vestido así, ya que excepto por la función son muy parecidos a la ropa interior. Cogimos las toallas y salimos a la entrada del edificio para esperar a Yuu. Yo estaba rojo de vergüenza. Llegó justo a los 3 minutos de su llamada de forma muy puntual, casi pareciera que volver a estar germanizada era algo bueno. Llevaba puesto el mismo bañador que su traje de faena o uniforme de trabajo ya que, según me explicó, permanecía siempre seco y era hidrodinámico  
-Alguien sabe por dónde es?-preguntó la U Boot
-Creo que nadie sabe exactamente... a lo mejor Fubuki, ya que es buena amiga de Yamato-conjeturó Furutaka 
-Hablando del rey de Roma...o debiera decir la protagonista-dije al ver a la chica que acababa de aparecer por el camino


Pobre Buki; siempre que hay visitantes, ponen su canción a todo volumen mientras es acosada por todos los fans de Kancolle que van siguiéndola como perros falderos. Yo cuando llegué me fui a ver a mi waifu, pero el tratamiento hacia la destructor es exagerado. Día si día también detrás de ella. Eso y ser la nave insignia de su flotilla, que no es precisamente la más adecuada; le preguntamos la dirección y nos mandó hacia una colina alta, en la que se distinguía una especie de palacete o casa, que se parecía sospechosamente al palacio imperial que había en Kyoto.


Subimos la colina esa, a lo largo de un camino decorado por puertas que parecían sacadas de un templo zen, junto con unos jardines espectaculares que estaban cuidados con mucho esmero. También pude distinguir que había parte de atrás de la casa, aunque no se veía bien. Pulsamos el timbre electrónico de la puerta y allí apareció Yamato para abrirnos


-Buenas tardes chicas! Supongo que venís por la fiesta que ha organizado Musashi no?-dijo educadamente con un tono que desprendía serenidad y calma. Era el opuesto al de Musashi por completo 
-Así es; también vendrán después las hermanas Tenryu; esperamos no molestar demasiado 
-No es ninguna molestia Kako; además te debo mucho por lo que hiciste con mi hermana en mi ausencia. Espero algún día compensártelo


Es curioso las diferencias entre las hermanas. Por lo que parece en el caso de las Kanmusu que van en parejas se acentúan más que las que son una clase de 6 o más barcos. Después de eso, Yamato nos contó que planeaba ir a por comida, ya que Musashi nos había preparado algo especial para la noche. Llegamos a la parte de atrás de la casa y me quedé atónito: una piscina enorme, con una playa simulada con palmeras y todo, se extendía ante nosotros. En la orilla más alejada de nosotras había unas tumbonas gigantes con sombrillas individuales y detrás de estas una especie de mini bar con bebidas frías y algo de picoteo. También había una heladería bien provista. En una de las tumbonas estaba Musashi con un bañador de color negro y con una de esas cosas que se usan para reflejar el sol, que parecen un cristal partido en 3 partes. Tenía un batido de fresa en una mesita lateral y unas gafas de sol con los cristales morados. En su conjunto, parecía una estrella de Hollywood.


-Vaya vaya a quien tenemos aquí? A las pobretonas que iban a ir a la piscina general del distrito 
-Perdona?-dijo Furutaka 
-Retira eso ahora mismo-dije con tono arisco 
-Eh eh que era una broma! Tengo que practicarlas más vale?!-dijo intentando disculparse 
-Ah que era una broma! A mi me ha gustado!-dijo Yuu 
-A ti te gusta todo, merluza!-le dije
-Venga acercaos y descansad un poco; luego nos bañamos y por la noche os tengo una sorpresa.


Nos colocamos en las tumbonas para tomar el sol, aunque yo me puse la sombrilla para que me tapase la cabeza; no me gusta que me moleste en la cara. Estuvimos hablando sobre la idea de Naka de hacer un karaoke con canciones clásicas y la competición de peleas simuladas, cuando llegaron las hermanas Tenryu y Tatsuta, que se habían retrasado por un problema en el edificio de cruceros ligeros (son las encargadas de mantener el orden, en virtud de su antigüedad y experiencia). Se presentaron con 2 bañadores de cuerpo entero, parecidos a los que usan las destructores, pero de color azul claro. Seguimos charlando un buen rato, hasta que el calor nos molestó demasiado y nos metimos en la piscina. El agua estaba muy fresca, justo como a mi me gusta, y era muy gracioso el disfrutar de la playa simulada que había. En definitiva, parecía que nos estábamos bañando en una isla caribeña; solo que estábamos en la otra punta del globo y en pleno invierno. Hicimos un concurso de bombas que, para los que no lo sepáis, consiste en saltar a la piscina mientras te encoges e intentas hacer el mayor ruido y salpicadura posibles. Ganó Musashi por su masa, pero mi hermana no se quedó lejos; la que se le dio peor fue a la pobre de Yuu. Después de esos, volvimos a las tumbonas a descansar, ya que se aproximaba la hora de la cena 
-Tengo mucho cansancioooo-dije amodorrado 
-Quieres otro helado de after eight? A lo mejor te ha dado un bajón de azúcar...-dijo Tatsuta 
-Creo que es aburrimientoooo-seguí diciendo aún más cansado que antes
-Kako maldita sea! Compórtate como una Kanmusu hecha y derecha!-dijo Musashi 
-Pero es que-no terminé la frase porque me caí en la hierba y me dormí; no pude evitarlo. Cuando desperté, me encontré en una cama muy espaciosa y mullida; la habitación estaba muy decorada y parecía la suite de un hotel de lujo; intuí que estaba en el cuarto de invitados del "Hotel Yamato", aunque no se veía a nadie más. Me habían puesto un pijama como el que usaba siempre, solo que este era de seda en vez de tela común. Olía muy bien, como recién lavado pero cuando estaba en medio de esa sensación, otra muy distinta me vino a la mente: si yo estaba en bañador y ahora estoy en pijama, es que me he cambiado de ropa pero estaba dormido así que....nada más pensar en ello me puse roja y metí la cabeza debajo del embozo de la cama sin motivo; no sabía porque, pero me daba vergüenza. De repente alguien tocó en la puerta de forma imperiosa


-No no pases! No estoy presentable!-grité
-No vas a dejar que pase ni siquiera tu hermana?
-Pero...estoy en pijama Furu..
-Como si nunca te hubiese visto en pijama Kako
-Vale, pasa-concedí 
-No te preocupes por nada; te puse el pijama yo sola así que nadie ha visto tu cuerpo a pelo o, como decimos las Kanmusu, tu cuerpo de botadura 
-Y ahora qué hago? Hoppou sigue en el edificio 
-En realidad está aquí, ya que Yamato ha decidido mantener el silencio sobre la abismal; en cierto modo como compensación por lo que hiciste por Musashi 
-Y entonces está en...
-La piscina con Yuu; Tenryu y Tatsuta están haciendo la cena y Musashi está preparando su sorpresa 
-Buff vaya día...túmbate anda que si estás de pie puede darte un bajón como a mi 


Furutaka se tumbó a mi lado y cerró los ojos; estaba muy cansada por la enorme paliza  de la piscina y del parloteo. Cerré yo también los ojos y nos dormimos otra vez. Durante la siesta tuve de nuevo una de esas visiones que me aparecían a veces. En esta se veía a una abismal alta y con el pelo negro largo, acompañada de otra con el pelo blanco y corto con un brillo amarillo extraño 


-Informa Tidalwave-dijo la que supuse que sería Maelstrom 
-Siguen de celebración del nuevo año; no crees que deberíamos hacer algo?-dijo con una entonación que parecía la de una máquina 
-No o al menos por ahora. Quiero que envíes a E y a C para lidiar con ellas
-Pero y si se rebelan? Las eliminamos?
-Así es; no podemos permitir que haya motines en esta empresa 
-No sé si el término empresa es el adecua...
-SILENCIO!! No se hable más-gritó Maelstrom con tono agudo, que recordaba al que ponen los villanos de las películas cómicas cuando están nerviosos 
-A sus ordenes-dijo despidiéndose su subordinada 


Me desperté y me quedé mirando al techo un buen rato sin saber que hacer; al cabo de un rato me giré y vi a mi lado a Furutaka dormida. No había otra cama así que teníamos que compartir la que teníamos pero era grande, espaciosa, mullida...leches si hasta parecía una de esas de matrimonio!!! Me quedé embobado mirando la cara y el cuerpo de mi hermana: su pelo corto moreno chocolate con leche, su cara pequeña pero perfecta, su figura estilizada con tanques de combustible de tamaño perfecto, ni muy grandes como los de Atago ni muy pequeños como los de Hibiki y por último su mirada que, aunque con los ojos cerrados, sabía que era sincera y modesta a un tiempo, llena de amor y cariño por la gente que quiere. No pude resistir más la presión que llevaba aguantando durante días y le planté un beso en la boca; esto la despertó, pero en seguida cerró los ojos de nuevo para disfrutar de la sensación. Fue una cosa muy extraña ya que era la 1 vez que daba un beso fuera de mi familia por mi cuenta y además en la boca, que no es moco de pavo precisamente. Estuvimos así un minuto que pareció...pues un minuto nada más, ni muy corto ni muy largo. Después separé la boca y pude ver en sus ojos un destello de felicidad; yo me puse algo nervioso y salí de la cama hacia el baño de la habitación, para cambiarme el pijama por el uniforme. Vaya papelón que acababa de hacer
-Kako estás bien? Qué ha pasado, me desperté con un beso y...
-Yo...yo-dije como un tonto que tartamudea por nerviosismo
-Shhh calla; ya sé lo que has hecho
-Y te pa parece mal?-seguí tartamudeando
Furutaka se acercó por detrás y me abrazó con fuerza a la vez que me susurraba en el oído 
-No, no me parece mal. En absoluto


No pude evitar sonreír a la vez que se me bajaba el sonrojo y juntas nos hicimos una foto para el recuerdo. Esa misma foto es la que tengo delante cuando escribo esto.

 

 

 

Tras hacernos la foto, Furutaka me dijo que era mejor volver a ponerme el pijama ya que, por lo que parecía, iba a ser una fiesta de almohadas. Me sentí como un tonto; era una estupidez ponerse el uniforme a esas horas. 

 

-Eras muy despistado en tu anterior vida no?

-Yo no lo llamaría así; digamos que me pasaba todo el día haciendo daydreaming-me expliqué 

-Eso es lo de pensar en tus cosas y demás de forma que no te enteras de lo que ocurre a tu alrededor?-preguntó con picardía.

-Supongo...vamos a cenar?

-Si, la verdad es que tengo un hambre enorme-terminó Furutaka 

 

Bajamos por las escaleras mientras yo me quedaba admirado por la majestuosidad que desprendía el lugar. Múltiples salas se concentraban en torno al vestíbulo central. A pesar de ser cuadrado en estructura, la casa tenía las paredes muy curvas sin ningún ángulo recto evidente. Parecía un trampantojo como esos en la arquitectura clásica. Me recordaba algo al ambiente que había en la basílica de San Pedro Vaticano: siempre en silencio per,  al mismo tiempo, notabas que algo más grande  estaba presente. Nos dirigimos a la cocina para encontrarnos con Tenryu y Tatsuta; estaban terminando una bandeja de sushi cortado con mucho esmero. Los cortes eran impecables y el sashimi que lo acompañaba estaba colocado con sumo cuidado. Tenryu me explicó su método especial.

-Primero cojo un pescado cualquiera. Vienen preparados así que solo tengo que hacer los cortes para que salgan los pedazos que posteriormente coloco en el arroz.-explicó mientras cogía un atún rojo gigante-Ahora viene lo divertido-dijo con una sonrisa salvaje, esas que en los mangas se deja ver un colmillo 

 

Lanzó el atún hacia el techo y antes de que pudiera decir Mississippi, lo había partido en 8 trozos rectangulares con su katana. Volvió a atraparlos en una cesta que había lavado con agua para que los trozos no se ensuciasen y, después de removerlos un poco, con un movimiento de muñeca los lanzó de nuevo al aire. Cuando volvieron a caer estaban divididos en 16 tiras, perfectas para hacer nigiris 

-Increíble...me he quedado flipando

-Es una técnica especial de los CLs-dijo Tatsuta orgullosa-Ahora, si nos esperáis en el salón llevamos la cena en nada.

Fuimos hacia la sala de estar que contaba con múltiples sofás y una mesita baja muy cómoda en la que se colocaría la cena. Allí nos esperaba Hoppou jugando con su juguete de siempre, pero al vernos entrar salió disparada hacia nosotras

 

-Kako y hermana Kako han venido! Hoppou feliz de que todas podamos disfrutar de la fiesta! Akutan aku aku tan tan!-canturreó con alegría 

-Tranquila pequeña. No te excites mucho que luego no duermes. Donde está Yuu?

-Chica Buceadora ha ido a ponerse el pijama. Antes ha venido chica Imperial pero ha salido otra vez 

 

Nos sentamos en el sofá mientras esperábamos la cena. Estuve jugando un rato con Hoppou y su juguete mientras Furutaka leía un libro en mi kindle; no habían pasado ni 10 minutos cuando justo a las 21:30 aparecieron por la puerta las hermanas Tenryu, junto con Musashi:

 

-Bueno, antes de empezar creo que puedo decir mi pequeña sorpresa. He organizado un viaje a las islas del sur donde estuve destinada. Partiremos tras el año nuevo y estaremos allí por 20 días en total soledad; solamente la Akutan Fleet.

 

Un murmullo de voces se elevó de forma alegre. Me entusiasmó la idea de visitar más zonas del mundo de Kancolle, el viaje tenía una pinta maravillosa, aunque no sabía cómo estarían colocadas las respectivas bases de las Kanmusu. Tal vez siguieran las antiguas localizaciones de puestos de avanzada nipones durante la WW2. De cualquier forma, en medio de ese ambiente llegó la merluza de Yuu, que se había retrasado por culpa de que no terminaba de secarse el pelo. Ayudé a Tenryu a colocar la mesa y cuando todas estuvimos sentadas y "ready for action" empezamos a comer; yo me comí 4 nigiris de atún rojo más unos cuantos makis variados. También pude probar el topping especial de Tatsuta: una especie de mini vieira parecida a una zamburiña, envuelta en alga y con huevas de salmón por encima. Un bocado exquisito. En definitiva, fue una cena que se podía llamar de todo excepto mala y frugal. Después de eso decidimos ir a la cama, no sin antes ver un episodio de Game of Thrones, serie a la cual Musashi era muy aficionada; quién me iba a decir a mi que las Kanmusu viesen series y película, pero pensándolo bien, no había ninguna razón para que no lo hicieran. Tras eso sí que nos fuimos cada una a su lugar. Musashi se quedó levantada, ya que su hermana aún no había vuelto, Tenryu y Tatsuta llegaron a su habitación y se durmieron en seguida mientras que Yuu pensaba hacer un baño nocturno en la piscina, mientras repetía la palabra convoy una y otra vez pero al final desistió y se fue a la cama. Finalmente llegamos al mega cuarto que teníamos Furutaka, Hoppou y yo. La pequeña abismal se tumbó en una camita lateral mientras nosotras nos metimos en la grande central. Había sido un día muy largo y no teníamos fuerzas para más así que Furutaka apagó la luz. 10 minutos más tarde cuando ya estaba empezando a dormirme sentí una patadita en el culo

-Duermes Kako?

-Estaba a punto-contesté sin mucho ánimo 

-Vaya...te dejo entonces 

-No pasa nada Furu... qué ocurre?

-Es solo que...como decirlo-dijo nerviosa

-Mejor mañana vale?-dije girándome 

-Me puedes abrazar? Mi hermana lo hacía cuando me veía nerviosa 

 

Me quedé de piedra. Así que era eso; nervios y de los gordos. Qué podía hacer yo? No estaba preparado para algo así. Furutaka se giró y empezó a hacer ruidos extraños; comprendí que estaba aguantando las lágrimas; la pérdida de su hermana y mi revelación habían golpeado más fuerte que cualquier impacto en la ciudadela que hubiera recibido. Algo dentro de mí se agitó y sin darme cuenta me vi moviendo los brazos y abrazándola a la vez que le susurraba al oído

-Gírate 

-Kako yo...no sé si podré con esta situación 

-Tranquila..me tienes aquí para lo que sea 

-Es todo tan raro...me ayudarás?

-Claro. Para eso he venido aquí-le dije con ternura y abrazándola más fuerte 

-Gracias-respondió también apretando el abrazo 

 

En ese momento me saltó la emoción de nuevo y la besé por segunda vez en la boca y se sintió tan bien que no nos separamos en 5 minutos, y cuando por fin tuvimos que tomar aire, seguíamos abrazadas. Dormimos así toda la noche.

 

A la mañana siguiente nos despertamos aún acurrucadas, como si fuésemos 2 gatos. Me levanté yo antes y lo primero que hice fue recordar todo lo que había pasado desde el día de mi visita a la exposición, que había acabado siendo de todo menos lo que anunciaban, hasta ese preciso momento; pero no me importa lo más mínimo. Supongo que porque me había habituado rápido y bien, o tal vez era porque resultaba fácil el adaptarse. Aún hoy no descarto que toda esta aventura fuese gracias al destino porque, como decía un personaje de una serie de mi infancia, tiene un sentido del humor muy particular. Después de ese monólogo interior, me vi en la necesidad de vaciar la sentina como quien dice. Estuve un ratito ahí sentado mientras sopesaba lo que teníamos para ese día; supuse que implicaría salir de patrulla lo cual me entusiasmaba, ya que los últimos días no habíamos tenido acción; eso me recordó a lo que siempre se dice antes de un acontecimiento importante o como lo decía Gandalf, "La Calma que precede a la Tempestad" Me entró un escalofrío al pensar en lo que podía ocurrir a la vuelta de la esquina, como si algo estuviese a punto de estallar, un conflicto cruel y salvaje como el mundo no había conocido o que más bien no quería recordar. Furutaka se levantó un poco más tarde, mientras yo me daba una ducha refrescante para prepararme de cara al nuevo día. Seguía teniendo la corazonada de que iba a ser largo y difícil:

 

-Kako sal rápido, que tenemos que ir a por las órdenes y me quiero duchar!

-Pero se está tan a gusto..metete también y así ahorramos-le dije de broma 

-Venga, vale 

-Eh eh que no iba en serio!!-dije poniéndome rojo como un tomate 

-Venga va...total no vas a tener queja de estar con tu waifu en la ducha eh!

-Touché...pasa vamos 

 

Furutaka se quitó la ropa a la velocidad del rayo y se metió en la ducha; por suerte o más bien por desgracia, la cabina era bastante estrecha de forma que nos tuvimos que apretar en el poco espacio disponible; los "tanques de combustible" acabaron uno contra otro, lo que me provocó algo típico de los pervertidos del anime, desde el maestro Rosshi de Son Goku a Jiraiya de Naruto

 

-Vaya hombre-dije mientras un hilo muy delgado pero sanguinolento al fin y al cabo me bajaba por la nariz-pensaba que me habían cauterizado los vasos para que no se repítese; se ve que eso quedó en mi antiguo yo

-Perdona Kako puedes limpiarme? Me ha caído un poco ahí 

-Dónde es ahí? Ah, ya lo veo-contesté algo nervioso

Cogí el jabón y froté con cuidado el hombro de mi hermana. Luego seguimos con la ducha y tras terminar nos pusimos el uniforme de trabajo y bajamos por las escaleras hasta la terraza donde Musashi nos había preparado el desayuno. Bajamos acompañadas por Yuu, ya que Hoppou se había quedado en la cama después de su noche de juerga; el desayuno ya estaba empezando cuando llegamos, con las hermanas Tenryu y Tatsuta ya sentadas y con Yamato sirviendo un poco de pan a lo largo de la mesa. Nos sentamos con un poco de vergüenza y después de que Musashi y su hermana bendijeran la mesa con una especie de cántico tradicional, nos pusimos a comer. Yuu y yo estábamos un poco dejadas, porque la comida no era muy de nuestra devoción. Me comí un bol de arroz dulce con algo de pan y un trozo de fruta. Después de ello, bajamos toda la Akutan Fleet, incluso Hoppou a recibir órdenes del Almirante; este había enviado a Mutsu con las instrucciones a seguir. Me gustaba mucho Mutsu y seguramente de no ser porque mi waifu suprema era Furutaka, no me hubiese importado estar con ella; pero claro, ella era de otro tipo y solo vivía para su hermana. Nos ordenó salir de patrulla todas juntas, incluyendo a la pequeña abismal, lo que hizo que esta se pusiese muy feliz 

-Me alegro de que quieras colaborar pequeña. Ten cuidado con el fuego, puede llevar a detonaciones-advirtió Mutsu a Hoppou 

-Chica caracol da buen consejo pero Hoppou es portaaviones y no detona. Hoppou agradece comentario; chica caracol añadida al proyecto R

-No he entendido nada; pero mientras ese proyecto no sea perjudicial para el distrito, adelante con ello

 

Salimos del distrito hacia el mar abierto en formación. 2 delante, Furutaka y yo, Yuu detrás nuestra, Tenryu y Tatsuta justo a popa de nosotras de forma que creábamos un 5 como el de un dado; más atrás estaban Musashi y Hoppou, en línea recta con Yuu. Teníamos órdenes de inspeccionar un sector cercano a Indonesia, ya que nuestra siguiente operación tendría como objetivo hacer un ataque en pinza a lo largo de la zona de Papúa-Nueva Guinea. Estuvimos investigando las diferentes zonas de ataque con la ayuda de los aviones que lanzaba Hoppou; dado su condición de abismales, ninguno de los enemigos que patrullaban aquellas zonas se enteró. Tras estar unas 13 horas de patrullas y ya un poco bajas de combustible decidimos volver, atravesando un estrecho formado por 2 islas rocosas, a unas cuantas millas al sur de Okinawa; el paso era el más rápido para la vuelta pero, al mismo tiempo, el más peligroso. Conforme nos íbamos acercando, el tiempo empeoraba cada vez más:

 

-Hoppou puedes mandar un avión de reconocimiento?-pregunté a nuestra pequeña BB-CV

-Mucho viento y viento tira aviones al agua. Es imposible usar

-Seguro qué es buena idea Kako? No estoy muy segura de ello-comentó Tatsuta 

-Es verdad. No deberíamos dar la vuelta? En este lugar no puedo sumergirme-dijo angustiada Yuu

-Es una orden! Asumo responsabilidad por lo que pueda ocurrir y si alguna de vosotras sufre un daño moderado, pago un buffet de pizzas a la vuelta!-contesté autoritariamente 

Eso pareció relajar el ambiente un poco. Nos dispusimos a cruzar el angosto paso de norte a sur y; no debería tener más de un kilómetro de ancho y el calado era suficiente para que Musashi pudiera pasar.  La coloqué en cabeza coloqué, para que en caso de recibir daño, pudiese aguantar el golpe; tras ella coloque a las hermanas Tenryu, después Hoppou y por último Yuu y Furutaka, conmigo cerrando la fila. No había terminado yo de pasar el estrecho cuando un sonido familiar me quebró los oídos con su molesto pitido agudo. Justo cuando este se detuvo, vi 8 géiseres que se elevaban donde había estado. Yuu tubo tiempo de sumergirse en el agua cuando 6 columnas de agua más pequeñas pero más precisas caían cerca de su posición.

-Contacto sonar Kako! 30 grados a estribor! Por el sonido y su velocidad diría que son un crucero ligero y un acorazado. Por el tamaño de los géiseres de agua, diría que tiene cañones de 380 o mayores.

-Musashi puedes encargarte de la acorazado? No debería ser problema 

-Claro que no! Te demostraré los resultados de la práctica en las islas de sur!!-dijo sedienta de conflicto 

-Yuu quiero que cubras las rutas de escape! Rápido!! Tenryu y Tatsuta apoyad a Musashi! Hoppou prioriza a la crucero con tus torretas secundarias 

-Hoppou solo tiene 2 cañones!! Fallan mucho! Hoppou quiere ayuda!

-Son solo 2 enemigas Kako! Apoyo a Hoppou?-preguntó Yuu 

-Afirmativo!!! Furutaka ven conmigo! Vamos a enseñarle a esa crucero el poder de los cañones de 203mm!

-Qué buen plan hermanita!

 

Nos distribuimos según el plan y justo cuando habíamos formado los grupos, cuando una voz pícara nos gritó desde la distancia:

 

-Vaya vaya a quién tenemos aquí?? A Kako y su flotilla de paparruchas Kanmusu!-dijo una chica con el pelo largo blanco y vestida de negro y con detalles verdes, con 2 montajes de cañones dobles en las manos más 4 simples sobre los hombros, con 2 a cada lado de su cabeza. También llevaba un montaje triple de torpedo en cada pierna

-Por favor discúlpala; siempre insulta a nuestras oponentes-comentó la otra; esta era de pelo corto de color gris plomo y al igual que su compañera llevaba un traje negro, con detalles amarillos. Su armamento se componía de 4 torretas dobles que tenían pinta de ser de grueso calibre, casi como el de Nagato y estaban colocadas de similar manera-Permitidme presentarnos. Somos servidoras de Maelstrom y nuestros nombres son Esc...

-Cillia y Dis!! Kako no disparar son amigas Hoppou!! Cilla y Dis! Volved a casa!-gritó la pequeña abismal 

-Vaya si está la pequeña Hoppou con vosotras eh? Da igual no tendremos piedad!-dijo la de pelo largo

-Cilla y Dis...Jajajajaj no puede ser en serio?!-dije riéndome-y en un estrecho también Jajajajaj!

-No son buenos nombres lo sé; pero nos los impusieron así que son los que tenemos. Antes de que la pequeña BBCV me interrumpiese los iba a decir pero bueno. Yo me llamo Escilla y mi compañera Caribdis-dijo la de pelo corto 

-Vaya casualidad; como en la odisea de Homero eh!-dije con tono divertido

-Así es; ahora si no os importa empezamos el combate, que sino tus amigas se duermen-finalizó Caribdis

 

Tras eso lanzó una salva hacia mi dirección, pero que Musashi rebotó por mi poniéndose en medio; tras ello se lanzó hacia ella acompañada de las 2 CLs. Mi hermana y yo nos enfrentamos a Escilla pero nos era difícil lidiar con ella;  recargaba muy rápido y se movía mucho de manera, que era complicado darle en algún lugar vital como la pierna o las posiciones de cañones. Por su parte ella concentró su fuego sobre mi, pero por su pequeño calibre, no me hacía mucho daño. El incordio era constante eso sí, como un clase Omaha de WoWs; en el otro lado de la batalla, pude ver cómo Musashi se enfrentaba a andanada tras andanada con la otra enemiga, pero esta resistía los impactos y se los devolvía. Tenryu y Tatsuta lanzaron 12 torpedos entre las 2 pero Caribdis los evitó, haciendo una maniobra terrible que la acercó hacia aguas poco profundas. Mientras eso ocurría Yuu intentaba alejar a Hoppou pero la pequeña siempre volvía para atrás mientras intentaba que sus "amigas" entrasen en razón, sin efecto; pareciera que estaban bajo un control mental. Tras unas cuantas salvas sin ningún daño para ninguna de las partes, se empezó a escuchar a Hoppou canturrear su canción de siempre 

 

-Aaaku aaaku a ku tan! Aaku Aaku A Ku Tan!-cantó sin pausa y con un ritmo que al principio no entendí pero que, tras un rato me golpeó en toda la cara: Twinkle twinkle little star. La canción de nana por excelencia.

-Así que sigues con esa canción!! Te recuerdo que la letra no es así!-gritó Escilla pero de repente empezó a actuar raro como si algo en su cabeza no funcionase bien-No era así; debo ense...eliminar las Kanmusu y luego cant..informar a mis ami...Maelstrom!! Ahhhhh!!! Es todo tan confuso!! Yo era amiga de todas, entonces llegó esa loca y me lavó el cerebro!! Debo eliminar a Kako!! Es nuestra enemiga!!

-Nada más lejos de la realidad, amiga mía-dijo una voz helada y sin emociones que reconocí al instante 

 

La chica que había hablado se colocó en nuestra línea de fuego; era alta, de piel blanca con un sombrero muy extraño de color negro; llevaba un bastón que le daba cierto aire de jefa, así como unos ojos azules como el hielo.

 

-Nany!!! Nany Wo!!! Por favor Nany ayúdanos!!-dijo Hoppou visiblemente emocionada.

-Me alegro de verte! Pero tu traición no quedará impune portaaviones Wo-comentó Escilla 

-La traicionera serás tú; te han lavado el cerebro, pero yo sé que tú no eres así. Por qué crees que esta niña te sigue queriendo?-contestó Wo fríamente 

-Ehem Kako esta es la abismal que nos ayuda?-preguntó mi hermana 

-Afirmativo. Es un placer conocerte Furutaka-contestó Wo forzando una sonrisa 

-El placer es mío. Ahora sí nos explicas la situación 

 

Nos contó cómo Escilla y Caribdis, 2 de las mejores naves entre los abismales y buenas amigas de Hoppou, habían sido captadas por Maelstrom y tras un lavado de cerebro o algo así, habían entrado a su servicio; mientras esto ocurría Escilla fue acosada por la nana de Hoppou hasta que entró en razón (se ve que tiene un efecto calmante; o era algo más complicado?) 

 

-Mis disculpas Kako y demás integrantes. Como ha dicho Wo, no respondía de mis actos. Espero que aceptéis mi perdón-dijo inclinándose 

-Por nosotras ni hay problema; pero como vamos a lidiar con aquello-dijo Yuu señalando a la batalla sin fin en la que seguían enzarzadas Caribdis y Musashi 

 

Casi me había olvidado de ese asunto. Debido a la brutalidad del combate, ambas  estaban en las últimas y ya sin municiones, de manera que peleaban a puñetazo limpio como Nagato en el episodio 12 del anime; Caribdis había sufrido mucho daño y tenía todas las torretas destrozadas pero su blindaje de la ciudadela seguía en pie. A Musashi por el contrario le había costado casi toda su superestructura, de forma que parecía un tronco de un eucalipto carbonizado por un rayo y, aunque aguantaba con vigor, se veía que no podía resistir ese combate, que se tornaba más desesperado que el del mar de Sibuyan  

 

-Vamos abismal de pacotilla!! Dame más fuerte!! Esto no es nada para la clase Yamato!!!

-Entendido. 

 

Antes de que empezaran de nuevo una escuadrilla de Wo colocó 2 torpedos en sus piernas dejándolas clavadas in situ. Después de explicarle la situación Musashi aceptó, aunque el furor guerrero no se calmó hasta el día siguiente, pero la otra empezó a convulsionar. 

 

-No hagas eso Caribdis. No vas a ganar nada-dijo Wo seria, pero pude constatar que había cierto temor en su mirada 

-Nee san por favor! No lo hagas!!-gritó Escilla 

-Debo hundirlas a todas; somos armas, no otra cosa. Debemos hundir a todas las Kanmusu-dijo mientras el agua se agitaba a su alrededor 

-No me digas que el nombre no es casualidad... va a hacer eso??-dije todo asustada

-A que te refieres Kako?-Preguntaron Tenryu y Tatsuta al unísono 

-Caribdis era el nombre de un monstruo en la mitología que comía barcos-dije sin emoción alguna-Creaba un remolino gigante y los succionaba para luego escupirlos en forma de astillas.

 

Todas se callaron incluso Hoppou. El remolino iba en aumento mientras Wo nos indicaba que nos hiciéramos a un lado; pero hubo un incidente que nos heló a todas la sangre. Hoppou, aprovechando la distracción, se lanzó al medio del remolino mientras cantaba su canción favorita contra viento y marea. Yuu estuvo a punto de ir tras ella pero incluso para un submarino que había sobrevivido a los temporales del Atlántico Norte, el temible vórtice era demasiado. En un acto de desesperación, Escilla salió tras ella intentando alcanzar a su compañera e intentar calmar las cosas. Casi lo consiguió; alcanzó a Hoppou al llegar al centro de la vorágine que amenazaba con hundir a la pequeña abismal y esta siguió cantando junto con su amiga la canción; esto relajó la situación gracias a las extrañas propiedades de la canción de nana, lo suficiente para que Wo lanzase un avión bombardero que dejó a Caribdis inconsciente. Tras ese acto final las abismales, se retiraron a lamer sus heridas, tras disculparse de nuevo; Hoppou estuvo tentada de marchar con sus compañeras, pero al final decidió volver con nosotras ya que por lo que parece, su labor estaba inacabada; nadie sabía a qué se refería. 

 

Tras ese combate, volvimos renqueando al distrito naval y tras presentar el informe ante el Almirante, nos metimos en las bañeras de reparación. Estuvimos todas ahí durante una hora y media debido a la gravedad de los daños. Tras eso estábamos muy animadas y con ganas de más. Ya era tarde, más o menos las 19:50 hora local, así que decidimos ir a ver de nuevo las casetas que había para el año nuevo; faltaba 1 día para el acontecimiento. Tras visitar los puestos nos estábamos, yendo ya a la cama cuando Naka nos interrumpió 

 

-Naka la idol de la flota quiere que vayáis al karaoke!! Van a participar varias Kanmusu!! No os lo perdáis!!-dijo antes de salir corriendo para seguir alertando al resto

-Yo he quedado para ir con mi hermana-se disculpó Musashi-Tal vez nos veamos después 

-Estamos muy cansadas Kako; además hoy tenemos una sesión de cine en nuestro edificio-comentaron Tenryu y Tatsuta 

-Y tú Yuu?-preguntó mi hermana 

-Yo voy a ver cómo están mis ex compañeras; deben haberse levantado ya 

-Pues nos toca ir solas; te apetece Furu?? Tengo bastante curiosidad-dije tras la desbandada de mi flotilla; me olía a chamusquina que nos dejasen solas. Ni que quisieran que intimásemos, pero eso era imposible...o tal vez no.

 

Así pues, fuimos a ve el karaoke que, en contra de todos los pronósticos, resultó en una velada estupenda. Diferentes Kanmusu demostraron su arte en el mundo de la música entre las que destacaron Yukikaze con su versión de Staying Alive, Fubuki con su tema a todo volumen secundada por Yuudachi y Mutsuki, Atago interpretando la intro de la Fox, ya sabéis, y que lógicamente no gustó mucho. Después de esas intervenciones, llegó el plato fuerte cuando Yamato subió al escenario y cantó con una voz profunda y suave el opening de Uchuu Senkan Yamato; tras ella llegaron Bismarck, Eugen y Graff Zepelin para darnos una lección de Deutchland Über Alles, a la que yo respondí tarareando por debajo. Finalmente Nagato y Mutsu subieron al escenario, preparadas para cantar Gunkan March pero antes de que empezasen, al maldito Almirante se le ocurrió que mejor debíamos salir mi hermana y yo; maldito sea el capullo ese! Pero para su desgracia, yo me sabía la canción porque, siendo un entusiasta de la IJN, me había chapado la letra; de modo que cuando nos pusieron el panel interactivo, simplemente fue leer sobre algo que ya sabía: (pongo las letras en romanji para que se vea mejor)

 

mamoru mo semeru mo kurogane no

ukaberu shiro zo tanomi naru

ukaberu sono shiro hi no moto no

mikuni no yomo o mamoru beshi

magane no sono fune hi no moto ni

adanasu kuni wo semeyokashi

 

iwaki no kemuri wa wadatsumi no

tatsu ka to bakari nabi kunari

tama utsu hibiki wa ika duchi no

koe ka to bakari doyomu nari

ban ri no wa tou o norikoe te

mikuni no hikari kagaya kase

 

Tras ello, ya nos despedíamos, pero una turba alocada se peleaba por un autógrafo salió a nuestro encuentro. Distinguí al Almirante retirándose y pude notar en su figura, porque siendo una T gigante amarilla, en la cara no se le ve mucho, que estaba cabreado. Eso me alegró bastante y después de repartir las firmas aquí y allá entre comentarios de envidia de Naka (menos mal que Jintsu la retuvo lo suficiente), nos escabullimos antes de que se nos lanzase a matar. Llegamos a la habitación a trompicones y con todo a oscuras; por suerte Furutaka usó su perk o habilidad para compartir la visión nocturna y así nos pusimos el pijama sin mucho esfuerzo. Tras eso, nos metimos cada 1 en su cama y cerré los ojos pero antes de que pudiera dormir, Furutaka me preguntó algo

 

-Kako...crees en el destino??

 

Me quedé en silencio pensando la respuesta 

 

-Creo que todos estamos aquí por alguna razón. Kanmusu, Abismales, Humanos...este mundo es así; múltiple y único a un tiempo.

-Por qué viniste aquí en primer lugar? Por la exposición?-preguntó algo triste Furutaka 

-A decir verdad si; pero conforme pasa el tiempo, empiezo a pensar que algo más grande que todas nosotras e, incluso Maelstrom y el Almirante, ha hecho esto posible. No me expliques por qué; es algo que me dice el corazón 

-Si de verdad lo crees así yo estaré contigo hasta el final. Seas Kako, Fran o como te llames. Me tendrás a tu lado siempre-dijo mi hermanita antes de dormirse 

-Para siempre...con corbata o sin corbata para la boda??-dije para mí 

-Decías algo Kako? No te he escuchado bien 

-No es nada; buenas noches, te quiero-dije antes de caer en los brazos del sueño con una sonrisa satisfecha en la cara. 

 

 

 

 

 

 

 

 

2

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Capitulo 9 parte 1 Akemashite Omedetou Gozaimasu!

 

Era una mañana perezosa donde no había mucho que hacer antes de la celebración. Nos levantamos bastante tarde teniendo en cuenta el día agotador que había sido ayer. De forma que cuando la luz de la estrella del día iluminó la habitación a través de las rendijas de la persiana, nos dolía la cabeza a más no poder. Cogimos la ropa para cambiarnos y, tras constatar que Hoppou dormía en su saco de dormir, fuimos hacia el baño para una ducha. Allí estaban terminando de prepararse Kinugasa y Tone: 

-Buenos días-dije en medio de un bostezo 

-Hola...aún estáis dormidas eh-comentó la crucero especializada en hidroaviones aunque tuvo que callarse porque ella misma bostezó, lo que provocó una pequeña risa entre todas.

-Bueno me voy duchando Kako! Nos vemos en el desayuno chicas!-dijo Furutaka antes de desaparecer en una nube de vapor 

Después de eso me metí en otra cabina y me esmeré en los rituales de aseo mañaneros; tras vestirme, esperé a mi hermana en la salida del baño y una vez reunidas bajamos al almuerzo. Más que desayunar fue como un brunch, esa mezcla extraña entre desayuno y comida propiamente dicha. De esta forma tomamos algo de arroz con atún marinado y fruta de postre, todo ello con un zumo de naranja. Luego fuimos a dar una vuelta por el distrito ya que, al fin y al cabo, las Kanmusu somos barcos y si hay algo que nos gusta hacer es el salir a que el viento marino y el agua salada nos salpique la cara cuando vamos de patrulla. No pasó mucho tiempo hasta que un periscopio nos empezó a seguir aunque sabía que no teníamos motivo para preocuparnos; solo había una submarino lo suficientemente tonta para usar el periscopio de observación en vez del de ataque (que, para los que no sepáis, delata su posición mucho más) 

-Si quieres unirte, sal a la superficie Yuu. Sabes perfectamente que no llegas a más de 10 nudos bajo el agua 

-Tienes razón Kako...pero quería ver si había mejorado algo...

-Tendrías que ser un tipo XXI para ello...venga vamos de vuelta ya 

-Es que estaba esperando aquí a Eugen...me dijo que me tenía que dar algo en privado 

-Pues nos vemos!-se despidió Furutaka por las 2 

Así pues volvimos al distrito. Como no había mucho que hacer, aproveché para avanzar en mis proyectos de barcos en el World of Warships; Furutaka estuvo muy atenta ya que le interesaba ver su "contraparte histórica"; incluso le dejé que probara y por poco consigue el logro del kraken! Que vergüenza sentí la verdad. Tras ello le estuve hablando sobre todo lo que había ocurrido con la IJN en general aunque no le hizo mucha gracia. Entre otras cosas descubrí que durante los 3 días (el día antes, el propio del hecho y el día siguiente) de su hundimiento de la parte histórica, todas las Kanmusu sufren una indisposición que se podría ver cómo una depresión del género humano; no hablan mucho, están como enfermas con sudor frío y les fallan las piernas y deben guardar cama. Por suerte, se ve que mi origen algo "especial" me libra de ese fenómeno pero,por otra parte, Furutaka se fue a pique entre el 11 de octubre y el 12 siendo mi cumpleaños humano el día undécimo del décimo mes. Pero eso ahora no importaba mucho. Tomamos una merienda frugal en el Mamiya y jugamos a las cartas con nuestras primas Aoba y Kinugasa. La cena fue organizada en el gran comedor del pabellón central y tuvimos que sentarnos según nuestras clases. Las mesas estaban decoradas con motivos vegetales y unas velas estratégicamente colocadas sustituían la usual luz eléctrica, creando un ambiente relajado y tranquilo donde se respiraba calma, amistad y cariño. La escena consistió en mariscos de calidad junto una carne asada que fue del gusto de todos; para no excluir a las visitantes se metieron también a regañadientes un pavo relleno para las americanas y un buffet de cerveza y salchichas para las germanas. 

Tras ese banquete quedaron unas horas muertas sin mucho que hacer. Estábamos ya despejando el lugar cuando el pesado T amarillo, que se hace pasar por Almirante, le dio por hacerme un "cumplido"; decidió que para hacer algo diferente a los demás años celebraría el nuevo año como lo hicieran en algún país 

-Y no hay país tan diferente al nuestro que España!! Así que para ello hemos preparado unas bolsitas con uvas y cuando suenen las campanadas iréis tomando una a una correspondiendo a cada toque del reloj! Estoy seguro que a alguna de vosotras se le dará muy bien esta celebración!! Viva España y olé!

Decidí hacer caso omiso a pesar de que Mutsu se me quedó mirando con un brillo de picardía en los ojos. Total que después de eso continuamos nuestro camino hacia la habitación que compartimos mi hermana y yo. Hoppou estaba levantada y tonteando con el Skype así que a priori podréis decir que me enfadé algo pero la actitud de la pequeña abismal me dio una idea. Contacté con mi familia humana y aproveché para presentarles oficialmente a mi nueva "moza", como dijo mi abuela. La verdad y, si soy sincero, fue una experiencia interesante. Mi abuela estaba contenta y simplemente se preguntó cuando nos pasaríamos por casa, mi padre se quedó algo loco al principio pero luego se rió un poco a mi costa cuando empezó a contar anécdotas de mi infancia. Mi madre estaba feliz de que todo fuese bien y aceptó fácilmente a la nueva miembro de la familia al igual que mi hermana original, aunque ambas tienen la manía de tocarme las narices. Mi perro ni se enteró,supongo que necesita oler para saber lo que ocurre. Tras esa conexión que se alargó por una hora aún nos quedaban 2 hasta el momento especial así que hice de nuevo una especie de vídeo llamada a los miembros del clan NKK. Aunque algunos ya sabían de mi situación se ve que no se la creían de todo así que cuando les enseñé a mi "novia", como unos cuantos dieron en llamarla, me sentí muy a gusto con el universo y, sirve de algo negarlo, un poco soberbio. Tras ello simplemente esperamos la celebración en la plaza central que actúa como punto de reunión para todo el distrito. Tras unos minutos nos encontramos con las protagonistas del anime, Fubuki, Yuudachi y Mutsuki.

-Buenas noches! Hacía mucho tiempo que no nos veíamos!-dijo Fubuki 

-Demasiado tiempo poi-siguió Yuudachi 

-Nos alegramos de veros! Y quiero que sepas que me pareció increíble que volvieses sana y salva cuando fuiste de exploración! Casi te hundes....-terminó Mutsuki con un tono algo triste 

-Si me libre por los pelos,no como-me obligué a callar; no quería recordarle a la destructor el hundimiento de su hermana (que sale en el anime, toma spoiler)-Qué son esas bolsas?

-Ah esto...son unos saquitos con uvas; nos ha dicho el Almirante que las repartamos poi-dijo la destructor de la clase Shiratsuyuu

-Tomad las vuestras! Nos veremos delante del edificio principal para las campanadas-dijo Fubuki mientras Mutsuki nos daba las bolsitas de color escarlata 

Cogimos las bolsas y seguimos con el paseo; fuimos andando hasta la casa/búnker de cemento donde las alemanas se habían instalado con la intención de que Yuu se uniera con nosotros a la celebración. Tras despedirse de sus compañeras del distrito Germania, la U Boot salió con rapidez como un lobo gris en busca de su presa. Según ella, Prinz había tenido un dolor de cabeza tremendo y lo que le había dado ese día por la mañana era una receta para que llevase a la fábrica. Tanto Bismarck como Graff se habían quedado a cuidarla mientras que Z1 y Z3 quisieron salir a intimar con sus camaradas destructores. Intenté llamar desde el teléfono público que hay al lado de cada edificio a Musashi, pero se ve que, o estaba muy ocupada, o se hacía la sueca. Tras ello Yuu se me pegó cual lapa e insistió hasta que accedí a llevarla algún día a las bases de submarinos en la Francia ex ocupada (no se me escapó mi secreto de milagro). Justo cuando terminamos de hablar sonó el reloj de la base. Yo nunca he sido de ninguna cadena en particular para ver la famosa Puerta del Sol pero el Almirante escogió la 1 de TVE y por una vez me vi en la necesidad de darle la razón ya que era la más fácil de sintonizar. Así pues les expliqué a mi hermana y acompañante lo que debían hacer y lo más importante, cuando. Por suerte para todas las uvas estaban mal contadas así que, aunque hubo más de una que por ir demasiado rápido (y no miro a nadie Shimakaze) se tragó 4 uvas en los cuartos, la mayoría las comió sin fallo. No negaré que es un momento curioso el ver tantos buques de guerra en forma de chicas y verlas comer uvas como si fuesen gente normal y corriente; tras terminar todas gritamos al unísono:

-Akemashite Omedetou Gozaimasu!!!! 

Y tras ese anuncio me dije a mi mismo que sería un gran año.

 

 

2

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Bueno pues tras mucho copy paste he logrado pasar toda la fanfic del foro oficial a este. También he de decir que, tras mucho tiempo, he encontrado algo de inspiración y la parte 2 del capítulo 9 está en producción (por fin eh @cimmerit26 9_9). 

Espero que siga gustando y os invito a comentar cualquier cosa que se os ocurra.

2

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Capítulo 9 parte 2: El mar de Sibuyan y una submarino indiscreta 

 

Mentiría si dijera que yo y mi flotilla siempre nos hemos llevado bien. Mirando a posteriori puede parecer que sí, pero en realidad hubo más problemas de lo que parece. Digamos que nunca he tenido mucho tacto para comunicar algo; soy muy bueno calmando a la gente en medio de una pelea, pero si soy yo el que la lía, meto la pata hasta el fondo de la fosa de las Marianas. Pero a pesar de esto tengo mucha confianza en la gente; luego que alguna persona me salga rana es mala suerte.

Todo iba a pedir de boca: El Almirante nos había dado permiso para ir a la isla en la que estuvo destinada, o más bien exiliada, Musashi. Habíamos hecho los preparativos durante el día y al llegar la tarde noche habíamos acabado. No había que preocuparse por maletas o bártulos ya que todo aparecería allí gracias a nuestro infalible servicio de convoyes. Y cuando digo infalible es porque toda la Akutan Fleet se vio obligada a escoltar el barco almacén que muy “galantemente” nos había cedido el jefazo en forma de T. Pero como ya sabéis y gracias al “pacto”, los abismales no es que hicieran mucho por impedirlo. Lo complicado fue meter a Hoppou en el viaje sin que nadie se diera cuenta: tuvimos que esperar a que fuera noche cerrada e ir al espigón donde tenían preparado el barco transporte; con mucho cuidado, la introducimos en la bodega de carga y, para hacerle el viaje más entretenido, Tenryu se quedó con ella, aunque no antes de protestar durante 10 minutos enteros. Total que al término de toda esa operación y cuando ya el sol despuntaba por el este, salimos en una formación defensiva. Al poco rato y tras perder de vista la tierra firme, adoptamos un dispositivo más relajado. Lanzamos unos cuantos hidroaviones desde nuestras catapultas pero, como era de esperar, no había ningún problema en la lontananza. El viaje se tornó muy monótono y apenas comentamos nada; Musashi nos había obligado a que no hiciéramos muchas preguntas y creo que no hay que dar demasiadas explicaciones a sus cañones de 460mm.

Al fin, tras muchas millas marinas de océano abierto, empezamos a acercarnos a unas islas bañadas por el sol y cubiertas por palmeras gigantes. Imaginé que serían alguna del archipiélago de las Filipinas, ya que habíamos seguido una ruta similar a la de la pinza norte de la batalla del golfo de Leyte. Tras pasar por una serie de entradas que formaban la costa del mar interior entre las islas, llegamos a nuestro destino.

 

-Amigas mías-dijo Musashi-hemos llegado al Mar de Sibuyan.

 

-Ya era hora!!-se escuchó decir a Tenryu desde la bodega.

 

-Atención!! Formación en línea!-anunció de nuevo Musashi con su potente voz.

 

-Algún motivo? O es que hay un campo de minas por aquí?-pregunté de broma.

 

-Y no solo minas; también una batería costera!

 

Iba en serio; tuvimos que mantener una fila india a medida que nos movíamos  entre los islotes y encima de algunos de estos se distinguían baterías de cañones de 100, 127, 155 y hasta 203 en posiciones fortificadas; en unas cuevas horadadas por el mar se veían salir amenazantes unos cuantos tubos con sus torpedos, con la cabeza roja brillando. Finalmente atracamos en una pequeña isla conocida como Romblon.  Desembarcamos todas las provisiones y tras poner a punto el edificio que nos serviría de base-resort, fuimos a darnos un baño en las cálidas aguas del mar de Filipinas.

 

-Qué quieres que te diga, no me gusta el agua cuando está muy caliente-le dije a Musashi 

 

-No seas llorica! Es para fortalecer el espíritu!-gritó, aunque parecía algo incómoda.

 

Estuvimos un buen rato mojándonos y salpicándonos entre las olas al más puro estilo de “episodio de playa” en cualquier anime que se precie. Al estar fuera de la vista de miradas indiscretas, aprovechamos para broncearnos todo el cuerpo, incluyendo las partes que normalmente quedarían por debajo del bikini; poco a poco había perdido parte de esa vergüenza inicial tras la transformación, aunque aún hoy día no me encuentro muy cómodo en paños menores. Tras todo el embrollo, tocó el momento de ir a comer, siendo un refrigerio ligero y muy adecuado a la temperatura del lugar; todo iba viento en popa, aunque, al acabar la comida, Furutaka y yo tuvimos que enfrentarnos con un imprevisto que, como leeréis posteriormente, casi se torna fatal para un servidor. Y lo habéis adivinado; la causante fue nuestra querida amiga Yuu.

 

 No me entendáis mal, me cae genial y es una amiga fiable y que es extremadamente leal a sus seres queridos. El único problema, es que es muy pero que muy charlatana. Tras terminar la comida y para quitarnos la sal del mar, decidimos ir al SPA de agua dulce que está instalado en el centro del resort. Fue entonces cuando mi hermana y yo fuimos abordadas por la loba gris:

 

-Kako el otro día me dijiste que me llevarías a las bases de mis hermanas en Francia!! Quiero más información!! Cómo es que las conoces?? Sabías que ya antes de venir a Japón tenía a una senpai??! Aún tengo en mi cuarto el póster de Prien!!-escupió a toda la velocidad que sus cuerdas vocales se lo permitían 

 

-Pues digamos que alguna de sus memorias pre-desaparición han resurgido y que salen en ellas-dijo Furutaka algo insegura 

 

-Pues algo así es si, además....-empezaba a decir yo, cuando de pronto, la pequeña abismal gritó por detrás. 

 

-Kako es humano!! O lo era!! Akutan Aku Aku!! Yo lo escogí!! Aku Aku Akutan!!

 

-SHHHHHH!!! Cállate Hoppou-chillé a todo volumen 

 

-Claaaaro eso tiene muuucho sentido!! Con lo despistada que soy, no había escuchado antes a Hoppou. No importa, me caes aun mejor si cabe!! Por fin alguien con quien compartir mi pasión por la batalla del Atlántico y otras cosas!! Por qué no se los has dicho a nadie más?

-A qué viene esa cara?? No pensarás....

 

-Chicaas!! Kako es humano!! Un tipo humano del todo!!

 

No llegué a escuchar el resto de las palabras porque una voz tremendamente enfadada sonó por detrás:

-Tú......ya estás muerto!!-sentenció Musashi 

 

-Nani??!!-Dije yo justo antes de recibir un puñetazo en toda la cara y salir volando a lo largo de toda la longitud del pasillo. 

 

Tras semejante topetazo, no puedo decir que pasó. Aparecí en mi habitación, bueno, la que compartíamos Furu y yo, con un vendaje a lo turbante en la cabeza y un dolor acuciante. Aunque todo me daba vueltas, pude distinguir que fuera había estallado un temporal enorme y violento. En una butaca estaba dormida Furutaka, mientras que Hoppou me miraba desde el borde de la cama.

-Despertó!! Kako arriba!! Despierta ya, Aku Aku Tan!!

-Ay!! Calla joer, me duele la cabeza!!

-Ahh qué, qué pasa aquí??!!-gritó mi hermana-Kako!! Oh por Mikasa, estás bien!!??

-Psche así asá. Mi cabeza va dando tumbos.

-Toma esto! Es un reconstituyente!

El líquido verde en cuestión tenía un sabor horrible, pegajoso y algo cheirento pero, tal y como prometía, tras tomarlo me encontré mucho mejor. 

-Buuuf. Si no recuerdo mal, la idiota de Yuu se le fue la boca y soltó el secreto, no es así?

-Va a ser que sí. Llevas 2 dias sin recuperar la conciencia; he estado muy muy preocupada…

-No te preocupes más Furu, ya estoy bien de verdad.

-Si tu lo dices…

Fue justo tras esta pequeña conversación cuando me di cuenta de lo que significaba que mi secreto estuviera al descubierto. Lógicamente no habían informado al Almirante, pero era obvio que le debía a la Akutan Fleet muchas explicaciones. Decidí que lo mejor era esperar a que pasara la noche y, con la primera luz, hacer una pequeña asamblea para zanjar el asunto de una vez por todas.

 

Eran las 8 de la mañana, hora local, cuando toda la flotilla se reunió en la sala central, dispuestas a afrontar el difícil trago que debíamos tomar. Tenryuu y Tatsuta ocupaban 2 butacas mientras que Musashi se encontraba de pie y con una cara de malas pulgas que daba miedo mirar. Yuu estaba agazapada en un rincón, con una expresión culpable y como si tuviera el rabo entre las piernas. Cuando todas tomamos asiento (Hoppou estaba aún dormida en su cama), empecé a hablar.

-Lo primero que puedo daros, a todas y cada una, es una disculpa. Lo que se ha dicho de mí persona, ejem, de mi verdadera persona es cierto. Hasta comienzos del mes pasado yo era un humano más, de nombre Fran. Tras verme convertido en Kako, he intentado mantener las apariencias. Fue para evitar que Furutaka sufriera por la pérdida, al menos hasta encontrar una manera de comunicarlo adecuadamente. Al final todo salió a la luz pero decidimos, con buen criterio creo yo, no deciros nada. Como gracias a nuestra querida U Boot se le ha escapado el secreto, creemos que lo mejor es solucionar el tema aquí y ahora. Podéis empezar con las preguntas.

-Yo más que una pregunta tengo una petición. Que sigas con el buen trabajo que llevas haciendo por nosotras-dijo Tatsuta

-Y que no te pases de listo eh! Cómo hagas el tonto seré yo la que te hunda hasta el fondo!! Y que sepas que las promesas que hago las cumplo hasta sus últimas consecuencias! Palabra de Crucero Ligero!-corroboró Tenryuu

-Yo solo quiero que me perdones...no era mi intención el estropearlo todo-comentó Yuu-PORFAAA  FRAN O KAKO, ENRROLLATE Y PERDONAME PORFA PORFAAA-me dijo con cara de cachorrito.

-Está bien, tranquila. Sabemos que no lo hiciste con mala intención-sentenció mi hermana-Y por lo que respecta a ti Musashi…..   

 

Todas nos quedamos mudas mientras la chica de la clase Yamato posaba una mirada dura como el acero de su blindaje sobre mi cuerpecillo. Me sentí muy indefenso, casi como un niño que entra por primera vez a una clase de primaria. Por fortuna, el trance duró poco, ya que Musashi habló de una manera sorprendentemente calmada:

-En fin, yo no voy a ser la voz discordante. Si además quisiera seguir cumpliendo con las ideas que tanto me costó aprender en su día, no podría enfadarme contigo. He de reconocer que has hecho un buen papel y quiero que eso siga así.

 

En ese momento todas soltamos un sonoro suspiro y decidimos que lo mejor que podíamos hacer a continuación era desayunar

 

 

 

Pues sorpresa sorpresa. El otro día recordé que tenía esto a medio hacer y encontré la inspiración justa para acabar el capítulo 9. Según mis cálculos, aún quedan 2 capítulos, cada uno con 2 partes, o 4 sin dividir. Pero como no sé si serán largos o cortos, complicados o simplones, no sabría deciros. También he tenido que actualizar algunas cosas, así que sugiero leerlo todo de nuevo. Por ahora pondré esto, el anexo con las imágenes de los personajes y revisaré todo para cuadrar bien. 

 

Un saludo y gracias por vuestra paciencia!!

5

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Manga y Anime..no se puede hablar de uno sin el otro. ¡Anime👿 💦 Bola del Dragón, Mazinguer Z, Caballeros del Zodiaco..

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!


Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.


Iniciar Sesión

  • Navegando Recientemente   0 miembros

    No hay usuarios registrados viendo esta página.