Magirus_Deutz

La última embestida del Gusano

3 mensajes en este tema

 

 

Seguimos hablando de los destructores clase G. Ahora hablaremos de uno que se distinguió tanto en su última batalla que el propio capitán enemigo escribió a la Royal Navy para recomendar condecorar al comandante ingles. Hablaremos de la desesperada lucha del Glowworm contra el Hipper.

¿Qué era el Glowworm?

El Glowworm era un destructor clase G británico. Ya hablamos de esa clase en https://reportedebatalla.wordpress.com/2021/02/16/jurua-y-la-gran-familia-de-los-destructores-g-y-h/. El Glowworm sin embargo era algo diferente. Por que al ser construido por Thornicroft, que tenía una excelente reputación en cuanto a destructores, se le permitió armar un poco más pesado a este. Esto se tradujo en dos lanza-torpedos quíntuples experimentales en lugar de los cuádruples de otros G.
El nombre Glowworm se traduce cómo “Gusano de Luz”. Un nombre bastante extraño para un barco, pero que ya había sido usado por la Royal Navy antes. Quizás se deba a una canción popular de comienzos de siglo.

HMS_Glowworm.jpg

Características:

hms_glowworm_destroyer_1940-33283.jpg

Desplazamiento 1350 t estándar 1854 t full
Eslora 98,5 m
Manga 10,1 m
Calado 3,8 m máximo
Armamento
• 4 cañones de 120 mm
• 8 ametralladoras de 12,7 mm
• 10 tubos lanza torpedos de 533 mm
• 20 cargas de profundidad, 1 raíl y 2 lanzadores
Propulsión:
• 3 calderas
• 2 turbinas de vapor Parsons
Potencia 34 000 CV de potencia 2 hélices
Velocidad 36 nudos
Autonomía 5 530 millas náuticas a 15 nudos
Tripulación 145 aprox.

sip_2.gif Daño tras embestir al Grenade

El Glowworm estuvo completo en enero de 1936. A tiempo para participar en la guerra civil española en patrullas de “No Intervención”. Tras la guerra española pasó un tiempo en Inglaterra antes de volver al Mediterráneo. Allí en ejercicios chocó a su hermanos de la clase G, el Grenade. Estaban reparándolo cuando estalló la 2da Guerra Mundial. Lo transfirieron de vuelta a territorio metropolitano, aquí su labor fue proteger los accesos occidentales y escoltar convoyes. En Noviembre lo transfirieron al Mar del Norte para labores de patrulla y escolta. Aquí nuevamente tuvo otro choque, con el barco sueco Rex, Estuvo en reparaciones hasta Marzo. El 5 Abril se le da la misión de escoltar al crucero de batalla Renown en una operación de minado de las aguas noruegas,

Ultima singladura del Glowworm.

sip_3.gif Gloworm en mar picado

El 8 de Abril mientras cubrían la operación de minado, un hombre cayo por la borda del Glowworm. Se pidió permiso y lo obtuvo para buscar al hombre, Si bien la búsqueda fue infructuosa el Gusano encontró otra cosa: Dos destructores alemanes: el Z11 Bernd von Arnim (análogo a nuestro conocido Leberecht Maas) y el Z18 Hans Ludemann (también parecido al Leberecht Mass pero algo más grande). Le aparecieron a las 8 de la mañana cuando una densa niebla cubría la zona, al principio se identificaron como suecos, pero comenzaron a disparar y el ingles no se amedrentó y respondió. El Glowworm estaba severamente sobrepasado, los destructores alemanes desplazaban más, tenían más cañones y de mayor calibre, y además eran dos. Sin embargo después de unas salvas pudo centrar a unos de los DDs alemanes . Estos giraron y se escondieron tras un chubasco. El capitán Roope en el Glowworm sospechó que había atraerlo a una trampa ahí y que unidades mayores estarían a la saga de los destructores . Pero una parte importante de su misión era determinar que era lo que acechaba a la flota inglesa. Espera seguirlo y reportar sus movimientos, por lo que fatídicamente persiguió a los destructores alemanes.

Gerard_Broadmead_Roope.jpg Capitán Roope

El Glowworm atravesó el chubasco y se encontró de frente con un conocido de nosotros en el juego, el crucero pesado Hipper . El Glowworm de 1800 toneladas ahora enfrentaba a un crucero 18.000, más los dos destructores de 3000 cada uno. Era una batalla desesperada, las condiciones marítimas hacían imposible el plan original. La única arma que podía detener al mastodonte alemán eran los torpedos. El Hipper se lanzo de proa hacia los destructores. Al principió el crucero alemán no podía distinguir al ingles de los destructores alemanes, pero tras unos 8 minutos, a 8000 metros comenzó a hacer fuego muy preciso y en la cuarta salva centró al Glowworm que empezó a hacer humo. El capitán Roope entonces decidió usar su propio humo para esconderse, pero el radar del Hipper dirigía las armas y no le afectaba esto. Mientras tanto seguía de punta hacia el Glowworm. Cuando el destructor salió del humo, la secundaria del Hipper se unió a la batalla. Los daños en el destructor ingles se acumulaban. La sala de radio, el puente y el cañón delantero de 120mm fueron destruidos, y recibió impactos adicionales en la sala de máquinas, la cabina del capitán y finalmente el mástil que al derrumbarse hizo un cortocircuito en la sirena que comenzó a aullar como una banshee.

DhXNetm.jpg El Glowworm gira hacia el Hipper


El Hipper ahora estaba a solo 800 metros por lo que el capitán Roope hizo una última jugada y lanzo los torpedos. A quemarropa el Hipper no podía tomar ninguna acción, pero gracias a la astucia de mantener la proa hacia el destructor ingles en todo momento (minimizando el perfil) los torpedos pasaron a menos de 2 metros del crucero alemán. Mientras tanto el Glowworm era un infierno y ya agonizaba, pero al capitán Roope le quedaba algo más. Y para sorpresa de los alemanes el Glowworm giró completamente a estribor y encaro directamente al Hipper chocándolo en su costado derecho. Hasta el día de hoy no se sabe a ciencia cierta, si fue decisión del capitán o casualidad del destino. Pero una ves más el Glowworm iba a rammear otro barco.

BXEHg5d.jpg Glowworm se hunde en llamas. Notese que le falta un pedazo de proa,

La proa del destructor impactó contra el cinturón blindado del crucero alemán destrozándose en el proceso. El Glowworm arrancó 40 metros del cinturón del barco alemán y una lanzadera d torpedos, pero ahora se hundía irremediablemente. Sin embargo todavía podía disparar y reanudo el fuego. Alcanzando al crucero cuando este estaba a unos 350 metros. El Hipper respondió con todo lo que tenía. Destrozó la cabina de mando, la estación transmisora, y la superestructura de popa. Ya sin poder hacer nada más el capitán Roope dio la orden de abandonar el barco. Él mismo, según atestiguan los alemanes e ingleses, ayudo a salvar a varios de los heridos. El Hipper, una ves los ingleses comenzaron a abandonar el barco se puso a la par y comenzó a salvar a la tripulación inglesa. Una hora se quedo el Hipper buscando sobrevivientes. 40 marineros ingleses fueron rescatados por el capitán Heye del Hipper, aunque 6 murieron después por las heridas. Roope no se encontraba entre los supervivientes. Había logrado agarrarse a una cuerda del Hipper, pero cuando lo estaban subiendo una ola lo golpeo y cayó.

7aFCIxA.jpg El Hipper

Haye el capitán del Hipper quedó tan impresionado por la lucha que había dado el pequeño barquito que mandó una carta a la Royal Navy, a través de la cruz roja, para recomendar al capitán del Glowworm por su gallardía y valentía ante una fuerza muy superior. Tras el final de la 2da Guerra Mundial, el único oficial superviviente del Glowworm, Teniente R. Ramsay, retornó a Inglaterra y tras su reporte de esta batalla le otorgaron póstumamente al capitán Roope la “Victoria Cross”, la condecoración más alta posible.

Esta informacion pertence al sitio web https://reportedebatalla.wordpress.com/ y fue publicado por el camarada Argentino Talleyrandsud.

 

 

 

  •  
  •  
  •  
  •  
6

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Este tipo de historias suelen pasarse por alto, no sé porqué.
 

También me recuerda que hay pocas veces en que se menciona la actitud caballerosa de alguno de los capitanes de los cruceros auxiliares de la KM, como el del Pinguin o del Atlantis. También el rescate del Laconia, que recomiendo leer a todos. No sé si @Magirus_Deutz habrá puesto algo al respecto en el foro, pero creo que siempre está a tiempo de hacerlo.

 

 

1

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Y que constrasta muy vivamente con una mala praxis de la Royal Navy de dejar morir en el mar a los naufragos enemigos. En la IIGM lo hicieron demasiadas veces.

Por eso cuando en Nuremberg se presentaron cargos por crimenes de guerra contra el Almirante Doenitz por no ayudar a las victimas de los naufragios provocados por los U-boot los americanos se opusieron (ellos habian hecho exactamente lo mismo y el propio Nimitz lo reconocio) y los ingleses dijeron.... bueeeno.....crimen, lo que se dice crimen...

 

El juez ruso sin embargo intento que Doenitz fuera condenado hasta el final, decia que no recojer a los naufragos iba contra las leyes del mar... por supuesto dejar que unos fascistas se lleven su merecido y se ahogen o mueran de frio es algo totalmente diferente, eso si esta bien.

 

3

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!


Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.


Iniciar Sesión

  • Navegando Recientemente   0 miembros

    No hay usuarios registrados viendo esta página.