alquimista112

Usuarios
  • Contenido

    1.043
  • Registrado

  • Última Visita

  • Days Won

    246

alquimista112 last won the day on June 2

alquimista112 had the most liked content!

Reputación en la Comunidad

3.027 Buena

3 Seguidores

Sobre alquimista112

  • Rango
    Oficial

Visitantes recientes en el perfil

2.048 visitas al perfil
  1. Ultimamente se producen muchos errores a la hora de que nos cuenten las bonificaciones por ver los directos del Twich tanto de los directos oficiales de Wargaming como de los colaboradores. Esperas reclamas el regalo y al día siguiente no tienes nada o no te salen drops cuando tocan por fecha, algunas veces los especiales no te cuentan el tiempo etc. En los que tocan esta semana los he tenido que hacer y solicitar dos veces para que me contaran, he tenido que solicitar el regalo, dos veces. Y cada día nos dan menos y lo que dan de menos valor. Un saludo.
  2. 3ZGDT-4GRK2 3ZGDV-CF7RD 3ZGDV-WSSDP
  3. La hambruna de Bengala de 1943 fue una de las varias hambrunas ocurridas en la provincia de Bengala, una división de la India durante la administración de la Corona británica. Se estima que entre 1,5 millones2 (estimación minimalista) y más de 3 millones2 (cifra maximalista) de bengalíes fallecieron de desnutrición y las causas derivadas durante ese periodo. La hambruna de Bengala fue una hambruna de guerra ocasionada en el contexto de la Segunda Guerra Mundial, en que una combinación de factores como la invasión japonesa de Birmania, la hiperinflación y la desviación de exportaciones de alimentos de Bengala para los soldados del Imperio británico al frente causaron la devastación de la región.34 La Red Internacional sobre Holocausto y Genocidio considera este suceso un genocidio.4 Causas[editar] El Reino Unido había sufrido una derrota desastrosa en la batalla de Singapur en 1942 contra el ejército japonés, que luego procedió a invadir Birmania en el mismo año. Birmania era el mayor exportador mundial de arroz en el período de entreguerras, los británicos habían fomentado la producción de los pequeños agricultores de Birmania, que se tradujo en un virtual monocultivo en el delta del Irawadi y Arakan.5 Para 1940 el 15% del arroz consumido en India provenía de Birmania, mientras que en Bengala la proporción era ligeramente superior, dada la proximidad de la Provincia con Myanmar.6 Parece improbable, sin embargo, que estas importaciones puedan haber ascendido a más del 20% del consumo de Bengala, y esto por sí solo es insuficiente para producir la hambruna, aunque se asegura que hubo menos reservas con que contar. Las autoridades británicas temían una posterior invasión japonesa de la India británica a la región de Bengala (ver Raj Británico), y medidas de emergencia fueron introducidas para garantizar las existencias de alimentos destinados a los soldados británicos y para impedir a los japoneses el acceso a las reservas en caso de invasión. Una política de "tierra quemada" se llevó a cabo en la región de Chittagong, la más cercana de la frontera birmana. En particular, el ejército confiscó muchos barcos (y los vehículos de motor, carros y elefantes), por miedo a que los japoneses avanzaran a una gran velocidad hacia la India, pero eran los barcos que los habitantes utilizaban para la pesca, cuyos productos aportaban al mercado. El ejército no distribuyó raciones para sustituir el pescado.78 Al mismo tiempo, se transportaron grandes cantidades de arroz en la India central para alimentar las tropas británicas e indias, así como Ceilán, que era en gran parte dependiente del arroz birmano durante el período de la preguerra y donde habían reunido muchas tropas temiendo una invasión japonesa en la isla. El 16 de octubre de 1942, toda la costa oriental de Bengala y Orissa fue golpeada por un ciclón. Una enorme área de cultivo de arroz hasta cuarenta millas de la costa se inundó, causando que la cosecha de otoño en esas áreas se perdiera. Esto significó que los campesinos tenían que comer de sus excedentes, y la semilla que se había plantado en el invierno de 1942-1943 había sido consumida por el tiempo de calor que empezó en mayo de 1943.9 Sin embargo, señaló el economista y Premio Nobel Amartya Sen, se considera que no había escasez global de arroz en Bengala en 1943: la disponibilidad era algo mayor que en 1941, cuando no había hambre.10 En parte fue esto lo que condicionó la lenta respuesta oficial al desastre, ya que no había habido pérdidas de cosechas y, por lo tanto, el hambre era inesperado. Una de sus causas fundamentales, sostiene Sen, estaba en los rumores de la escasez que provocaron el acaparamiento y la inflación de los precios causada por la rápida demanda en tiempo de guerra que hizo que las partidas de arroz fueran una excelente inversión (los precios ya se habían duplicado respecto al año anterior). En la interpretación de Sen, mientras que los campesinos propietarios de tierras en donde creció el arroz y los que trabajaban en las industrias de las zonas urbanas y en los muelles vieron cómo sus salarios se elevaban, se condujo a un cambio desastroso en los derechos de intercambio de grupos como los campesinos sin tierra, pescadores, barberos, descascarilladores de arroz y otros grupos que encuentran que el valor real de sus salarios había sido recortado por dos tercios desde 1940. Churchill impidió aliviar la carga a la India, y la aumentó, las industrias indias fueron reconvertidas para ayudar en la manufactura de armas y uniformes a las tropas en África y la frontera con Japón. Esto dejó sin industrias de primera necesidad a las grandes ciudades Indias, lo que, sumado a un aumento en los envíos de granos, provocó el colapso. Al estar las fábricas ocupadas en armamentos, bienes como herramientas agrícolas y ganaderas estaban en escasez. Esto contrajo la producción agrícola y, al no poder entregar la cantidad de grano que los Británicos pedían producir, los terratenientes indios entregaron los almacenes de comida locales. Al haber menos grano disponible en los comercios, el precio se duplicó mientras los sueldos con el esfuerzo de guerra se congelaron por 5 años. Esto causó que, hasta finales de 1944, millones de personas murieran en la peor hambruna de la India del siglo xx.11 En pocas palabras, a pesar de que en Bengala había suficiente arroz y otros granos para alimentarse, las políticas de guerra británicas evitaron el acceso general a los alimentos, y en las zonas donde la gente que sí tuvo acceso no se tenía suficiente dinero para comprar.12 Antecedentes[editar] En 1941 Gran Bretaña mantenía un control total sobre la India, las hambrunas durante el mandato británico eran frecuentes, la más aguda del siglo xix se había llevado la vida de 2.000.000 de indios, la enajenación de los recursos naturales por los británicos impedía cualquier reserva. Los británicos instalados en la India eran grandes terratenientes que producían materias primas de exportación, principalmente algodón y lino para la industria textil de Londres. Así se les prohibía a los hindúes sembrar comida para su subsistencia si no acaparaban las cuotas de algodón entregadas cada año. Los campesinos indios eran siervos. Hasta 1948, estaban anclados a un sistema de castas rigurosas. Con la llegada de Churchill al poder los británicos comenzaron una política de producción forzosa y expolio de cereales en Bengala para exportar a Gran Bretaña, lo que dejó sin medios para subsistir a millones de indios y desplazó a miles de personas, atestando las ciudades de Bengala. El precio se duplicó mientras los sueldos se congelaron por 5 años; esto causó que en 1943 murieran 2 millones de personas en la peor hambruna de la india del siglo xx. Mientras la situación se deterioró, el Virrey británico pedía a Londres granos para la gente hambrienta. La respuesta de Churchill fue negativa, ordenando acelerar la política de destrucción de cosechas en Bengala, incrementando el expolio forzoso de cereales en el resto de la India para exportar a Gran Bretaña, descendiendo las cuotas que se le asignaban a la población local y que el grano solo se destinara al frente de la guerra.13 Responsabilidades[editar] Bayly y Harper afirman que, en contraste con la incompetencia de la administración pública, los mandos militares y los militares británicos en general, llevaron a cabo lo mejor que pudieron para combatir el hambre,14 el suministro de alimentos a los que sufrían y el alivio de la organización. Durante el curso de la hambruna, el gobierno repartió alrededor de 110.000.000 de comidas gratis15 que resultaron insuficientes para hacer frente al desastre. Al día de hoy, es más claro el papel que desempeñó Winston Churchill, el Primer Ministro británico de la época. En respuesta a una petición urgente del Secretario de Estado para la India, Leo Amery y Wavell para que liberara reservas de alimentos para la India, Churchill le envió un telegrama preguntando que, si la comida era tan escasa, por qué Gandhi no había muerto todavía. Durante el mandato de Churchill, Gran Bretaña, dueña de Irak desde el Tratado de Sèvres tras la I Guerra Mundial, ante una rebelión de iraquíes y kurdos había utilizado la privación de alimentos como represalia, junto al gaseado de población civil, que supuso el asesinato de más de 10.000 personas. El mismo Churchill declaró en el Parlamento Británico: “No entiendo este rechazo sobre el uso de las armas químicas. Definitivamente hemos adoptado la posición en la Conferencia de Paz de argumentar a favor de las armas de gas como una forma permanente de la guerra (…) Estoy totalmente a favor del uso de gas venenoso contra tribus incivilizadas [sic].” Por sus declaraciones y actitudes frente a los Indios, muchos historiadores han considerado la complicidad directa de Churchill en la hambruna. Inicialmente, durante la hambruna estuvo más preocupado por los civiles de Grecia (que también estaban sufriendo de hambre) que de los bengalíes. Al final, Churchill pidió la ayuda de EE. UU., en carta a Roosevelt, pero la respuesta estadounidense fue negativa. El Gobierno de Bengala no pudo impedir las exportaciones de arroz, y poco hizo para importar los excedentes de otras partes de la India, o para comprar reservas de los especuladores para redistribuir entre los hambrientos. En general, como demuestra Sen, "Las autoridades no entienden que la hambruna no fue causada por una escasez global de alimentos, y que la distribución de los alimentos no es solo una cuestión de capacidad ferroviaria, sino de proporcionar alivio de la hambruna libre en una escala masiva " El Raj, de hecho, hizo bastante bien en su estimación de la disponibilidad general de alimentos, pero desastrosamente mal en su teoría de hambrunas ".16 La hambruna terminó cuando el gobierno de Londres acordó importar 1.000.000 de toneladas de grano a Bengala, reduciendo los precios.17 Hambrunas en el subcontinente Indio y democracia[editar] La hambruna de Bengala se puede colocar en el contexto de otras anteriores ocurridas en el Imperio mogol y en la India británica. La hambruna del Deccan de 1630-32 mató a 2 millones de indios. Durante el dominio británico en la India hubo unas 25 grandes hambrunas, que se propagaron a través de estados como el de Tamil Nadu del sur de la India, el de Bihar en el norte y en el de Bengala en el este; en total, entre 10 y 20 millones de indios fueron víctimas de las hambrunas solo en la segunda mitad del siglo xix.18 Aunque la desnutrición y el hambre siguen estando muy extendidas en la India, no ha habido hambrunas importantes desde el fin del dominio británico en 1947 y el establecimiento de un gobierno democrático. Diferente es el caso de Bangladés, que, a diferencia de la India, ha pasado un largo período de su existencia bajo gobiernos militares, donde ha habido hambrunas recurrentes, algunas muy recientes [2][3]. Fuente. Wikipedia
  4. AT66MXNBLYSKALNOM24
  5. A pocos meses para el fin de la Segunda Guerra Mundial, Manila se vería sacudida por una oleada de barbarie. Los japoneses que ocupaban la ciudad, viendo que el ejército estadounidense estaba a punto de entrar en la ciudad, sometieron a la población a una durísima represión entre el 6 de febrero y el 4 de marzo de 1945. Algo que nunca iban a poder olvidar. De este modo, Manila logró el dudoso honor de compartir con Varsovia el podio de capital más castigada por un conflicto que se había cobrado la vida de millones de personas en todo el mundo. EL CONSULADO ESPAÑOL Junto a las de Stalingrado y Nanking, la batalla de Manila fue una de las más sangrientas de la Segunda Guerra Mundial; cien mil personas perdieron la vida, setenta mil de ellas a manos de un reducido contingente de militares japonés que, contraviniendo la orden de retirada que habían recibido, se atrincheraron en la ciudad vieja justo donde se encontraba el consulado español en la ciudad. Los soldados japoneses, la mayoría de los cuales eran analfabetos y se sentían abandonados por parte de las autoridades de su país, saquearon, violaron y asesinaron brutalmente a los refugiados que, ante la inminencia de una batalla campal en la ciudad, huían desde el sur del río Pásig. Durante aquel caos terrible, el consulado general español fue arrasado. El edificio fue pasto de las llamas y en él perecieron quienes allí se habían refugiado, unas setenta personas, la mayoría familias españolas y filipinas que permanecían allí escondidas. De nada sirvió la neutralidad de la que el gobierno franquista hizo gala desde el inicio de la contienda. Ni la connivencia que mostró con Alemania y las potencias del Eje. Al final, y en vista de lo que había sucedido, España acabaría celebrando el desembarco norteamericano en la isla de Filipinas. Incluso se planteó declarar la guerra a Japón. Tras el desembarco norteamericano en Filipinas, la primera escaramuza tuvo lugar al norte de la isla con el objetivo de liberar a los detenidos del campo de internamiento de la Universidad de Santo Tomás. El éxito obtenido en esta misión llevó a un entusiasta general MacArthur a anunciar que Manila había sido liberada, e incluso pensó en organizar una marcha victoriosa por la ciudad para conmemorar la victoria. Finalmente esta marcha no llegó a celebrarse ya que los japoneses que quedaban en Manila estaban masacrando a la población en numerosos puntos de la ciudad y los norteamericanos querían evitar a toda costa que se relacionase aquellas muertes con la celebración de la marcha. Aunque para abrirse paso, la aviación y la artillería estadounidenses no dudaron en lanzar más de dieciséis mil bombas sobre la ya castigada Manila. De este modo, la infantería estadounidense fue entrando casa por casa y sacando por la fuerza a los soldados japoneses allí atrincherados, incluso usando lanzallamas y granadas. "MATANZAS AL POR MAYOR" Tras tomar el barrio español, los norteamericanos aminoraron su avance debido a la creciente resistencia japonesa, que dificultaba enormemente la marcha a través de la ciudad. Los primeros en sentir la fuerza y la violencia de los soldados japoneses fueron los prisioneros que había en el Fuerte de Santiago. Una violencia que duró todo un mes entero. Los bombardeos asolaban día tras día una ciudad ya de por sí muy castigada. El padre Juan Labrador, director del colegio San Juan de Letrán, como muchos otros en Manila, temía una liberación sangrienta, como ciertamente acabaría sucediendo: "Se temían actos de barbarie, pero no matanzas al por mayor", diría el sacerdote, y no le faltaba razón, porque hacia el final de la batalla, un grupo de soldados japoneses se llevaron a tres mil civiles rehenes hasta un lugar apartado y asesinaron a sangre fría a más de un tercio de ellos. Durante su retirada, las tropas japonesas, ofuscadas por la rabia y la sed de venganza, sacrificaron tanto a filipinos como a residentes de cualquier nacionalidad, y en un desesperado intento por proteger su honor patrio decidieron asesinar a miles de personas inocentes en un acto de barbarie sin parangón y evitar así, y según su punto de vista, que nadie pudiese contar al mundo el fracaso del ejército del Sol Naciente, una auténtica humillación muy difícil de soportar para su orgullo. En una entrevista ofrecida al periódico ABC, la escritora Carmen Güell, autora del libro La última de Filipinas donde cuenta el testimonio de la única superviviente de origen español, Elena Lizarraga, explica lo siguiente: "Cuando perdieron [los japoneses] todo se complicó y el trato a la población se volvió violento. Sus víctimas fueron tanto filipinos, como chinos, alemanes, suizos o españoles. No podían tolerar que el resto del mundo se enterase de su humillación, así que se negaron a abandonar el país por las buenas y se produjo una matanza indiscriminada". MORIR MATANDO El ejército norteamericano acabó con los últimos reductos de resistencia japonesa el 3 de marzo de 1945, y tras efectuar varias batidas en busca de los autores de las terribles matanzas sería en el edificio de Hacienda donde hallaron muerto (supuestamente se había suicidado) al que se cree que fue el artífice de la masacre, el contraalmirante Sanji Iwabuchi. Tal como cuenta el escritor, profesor de la Universidad Complutense de Madrid y experto en Japón, Florentino Rodao: "Algunos españoles pensaron que la bandera de España y el nombre de Franco les salvaría, al igual que los alemanes con la bandera nazi y Hitler, ya que eran aliados. Mucha gente se refugió en el Club Alemán, pero los japoneses buscaban las mayores concentraciones de gente a la que poder matar, sin importar su raza o afiliación política. Aquella fue la mayor masacre: de 800 personas, solo sobrevivieron cinco. Iwabuchi no quería entregar el puerto para evitar que, desde este enclave, Estados Unidos iniciara la conquista de Japón, por lo que decidió morir matando". Tras la liberación, Manila, totalmente arrasada, perdió la mayoría de sus edificios históricos, y los que resultaron muy dañados fueron demolidos por los estadounidenses en aras de la reconstrucción de la ciudad. Manila perdió su historia y a gran parte de sus habitantes en un mes. En 1995, las autoridades filipinas erigieron en la plaza de Santa Isabel un monumento conmemorativo dedicado a las víctimas con el objetivo de recordarlas y de que su sacrificio nunca cayera en el olvido: "Que este monumento sea la tumba para todos y cada uno de los más de 100.000 hombres, mujeres, niños y bebés muertos en Manila durante su lucha de liberación, del 3 de febrero a 3 de marzo, 1945. No los hemos olvidado, ni se nos olvidará nunca". Fuente. https://historia.nationalgeographic.com.es/a/batalla-que-destruyo-manila_16827
  6. Yo sigo sin entender por que no se procesa al Emperador Hirohito responsable de un genocidio mucho mayor que el de los Nazis. Sin duda que la horca se habría quedado corta como castigo.
  7. Funeral de Yamamoto.
  8. Yo lo que hago siempre es comprar doblones y con los doblones y el cupon de descuento del astillero comprar un barco mucho mas barato.
  9. WM243FIVECLAUSE
  10. Estación meteorológica Kurt La estación meteorológica Kurt (Wetter-Funkgerät Land-26) fue una estación meteorológica automática, erigida por una tripulación de Submarino en el norte de Labrador, Dominio de Terranova en octubre de 1943. La instalación del equipo para la estación fue la única operación militar alemana armada conocida en tierra de América del Norte durante la Segunda Guerra Mundial . Después de la guerra fue olvidada hasta su redescubrimiento en 1977.1 Antecedentes[editar] En el hemisferio norte del planeta, los sistemas de meteorología en climas templados se movían predominantemente del oeste a este. Esto dio a los Aliados una ventaja importante. La red Aliada de estaciones de tiempo en América del Norte, Groenlandia, e Islandia permitió a los Aliados llevar registros del clima más cuidadosos y con más previsión que los alemanes. Los meteorólogos alemanes obtuvieron informes del clima que enviaron por U-boats y barcos de meteorología, como Lauenburg, operando en el norte del Atlántico. También obtuvieron informes de estaciones de meteorología clandestinas en partes remotas del Ártico y lecturas recolectadas de el Atlántico por medio de aeronaves especialmente equipadas con equipos de lectura del clima.2 Aun así, los barcos y las estaciones clandestinas eran fácilmente capturadas por los Aliados durante la parte temprana de la guerra. Los datos que las aeronaves recolectaban estaban incompletos además que las aeronaves estaban limitadas en rango de alcance y eran al mismo tiempo susceptibles a un ataque Aliado. El informe de forma regular por parte de los submarinos alemanes ponía en riesgo el silencio radiofónico, permitiendo a los Aliados localizarlos y seguir sus movimientos por medio de triangulación radiofónica.2 Estación meteorológica Kurt en exhibición en el Museo de Guerra canadiense (2007) Desarrollo y despliegue[editar] Para recopilar más información meteorológica, los alemanes desarrollaron la estación meteorológica automática Wetter-Funkgerät Land (WFL). Fue diseñado por el Dr. Ernst Ploetze y Edwin Stoebe. Veintiséis de estas estaciones fueron fabricadas por Siemens.3 El WFL tenía una serie de instrumentos de medición, un sistema de telemetría y un transmisor de tipo Lorenz 150 FK de 150 vatios.4 Consistía en diez botes cilíndricos, cada uno de 1 metro (3,3 pies) por 47 cm de diámetro ( 1,5 metros (4,9 pies) de circunferencia) y pesaba alrededor de 100 kilogramos (220 lb).2 Un recipiente contenía los instrumentos y estaba conectado a un mástil de antena de 10 metros (33 pies).2 Un segundo mástil más corto llevaba un anemómetro y una veleta. Los otros botes contenían las baterías de níquel-cadmio5 que alimentaban el sistema. El WFL enviaría lecturas meteorológicas cada tres horas durante una transmisión de dos minutos en 3940 kHz.2 El sistema podría funcionar hasta por seis meses, dependiendo de la cantidad de cartuchos de batería. Se desplegaron catorce estaciones en las regiones árticas y subárticas (Groenlandia, la Isla del Oso, Spitsbergen y la Tierra de Francisco José) y cinco se colocaron alrededor del mar de Barents. Dos estaban destinados a América del Norte. Una estación fue desplegada en 1943 por el submarino alemán U-537, pero el submarino que transportaba a la otra, el U-867, fue hundido con cargas de profundidad en septiembre de 1944 al noroeste de Bergen, Noruega, por un ataque aéreo británico.2 El 18 de septiembre de 1943, el submarino alemán U-537, comandado por el Kapitänleutnant Peter Schrewe, partió de Kiel, Alemania en su primera patrulla de combate. Llevaba a bordo una estación meteorológica automática WFL-26, con nombre en código "Kurt", un meteorólogo, el Dr. Kurt Sommermeyer, y su asistente, Walter Hildebrant.2 En el camino, el submarino quedó atrapado en una tormenta y un gran rompeolas produjo daños importantes, incluidas fugas en el casco y la pérdida del cuádruple cañón antiaéreo del submarino, dejándolo incapaz de sumergirse e indefenso contra los aviones aliados. El 22 de octubre de 1943, el U-537 llegó a Martin Bay en el norte de Labrador, a la posición 60°5′0.2″N 64°22′50.8″O.4 El lugar esta cerca del cabo Chidley en el extremo noreste de la península del Labrador. Schrewe seleccionó un sitio tan al norte porque creía que esto minimizaría el riesgo de que los inuit descubrieran la estación.2 Una hora después de echar el ancla, un grupo de exploración había localizado un sitio adecuado y poco después el Dr. Sommermeyer, su asistente y diez marineros desembarcaron para instalar la estación. Se colocaron vigías armados en terrenos elevados cercanos, y otros miembros de la tripulación se dispusieron a reparar los daños causados al submarino por la tormenta.2 Para motivos de ocultamiento, la estación fue camuflada. Se dejaron paquetes de cigarrillos estadounidenses vacíos alrededor del sitio para engañar a cualquier personal aliado que lo encontrara. Un recipiente de la estación meteorológica estaba marcado con la leyenda "Canadian Meteor Service",67 para simular el "Canadian Weather Service ", como un intento alemán de evitar sospechas si se descubría, aunque no existía tal agencia en Canadá.2 Además, el área era parte del Dominio de Terranova y no era parte de Canadá hasta 1949. La tripulación trabajó toda la noche para instalar la estación Kurt y reparar su submarino. Terminaron apenas 28 horas después de echar el ancla2 y, tras confirmar que la estación estaba funcionando, el U-537 partió. La estación meteorológica funcionó solo durante un mes antes de que fallara permanentemente en circunstancias misteriosas, posiblemente porque sus transmisiones de radio estaban bloqueadas.7 El submarino emprendió una patrulla de combate en el área de los Grandes Bancos de Terranova, en la cual sobrevivió a tres ataques de aviones canadienses, pero no hundió ningún barco.8 El submarino llegó al puerto de Lorient, Francia, el 8 de diciembre de 1943, después de setenta días en el mar. Este mismo navío fue hundido con todo su personal a bordo once meses después, el 11 de noviembre de 1944, por el submarino USS Flounder cerca de las Indias Orientales Neerlandesas.3 Redescubrimiento[editar] La estación permanecía en el olvido hasta 1977 cuando Peter Johnson, un geomorfólogo que trabajaba en un proyecto no relacionado, se topó con la estación meteorológica alemana. Sospechaba que era una instalación militar canadiense y la llamó "Martin Bay 7".910 Casi al mismo tiempo, el ingeniero retirado de Siemens, Franz Selinger, que estaba escribiendo la historia de la empresa, revisó los documentos de Sommermeyer y se enteró de la existencia de la estación.3 Se puso en contacto con el historiador del Departamento de Defensa Nacional de Canadá, W.A.B Douglas, quien fue al sitio con un equipo en 1981 y encontró que la estación todavía estaba allí, aunque los recipientes se habían abierto y los componentes estaban esparcidos por el sitio. La estación meteorológica Kurt fue llevada a Ottawa y ahora se exhibe en el Museo Canadiense de la Guerra en Ottawa .
  11. Teletanque os teletanques fueron una serie de tanques no tripulados radiocontrolados a distancia, producidos en la Unión Soviética en la década de 1930 e inicios de la década de 1940.1 Fueron empleados en combate por primera vez en la Guerra de Invierno, al inicio de la Segunda Guerra Mundial. Un teletanque es radiocontrolado desde un tanque de control a una distancia de 500 a 1500 m, ambos formando un grupo telemecánico. Además de la Guerra de Invierno, el Ejército Rojo desplegó por lo menos dos batallones de teletanques al inicio de la Gran Guerra Patria.1 Un TT-26 (teletanque) destruido con equipos de control a distancia TOZ-IV del 217.º Batallón Independiente de Tanques de la 30.ª Brigada de Tanques. Se pueden observar las dos antenas que salen del techo de la torreta y el camuflaje bicolor. Istmo de Karelia, febrero de 1940. Diseño[editar] Los teletanques estaban equipados con una ametralladora DT, lanzallamas, generadores de humo,1 y a veces con una bomba de tiempo especial de entre 200 a 700 kg en una caja blindada, que era soltada por el tanque cerca de las fortificaciones enemigas, destruyendo búnkeres hasta cuatro niveles bajo tierra.[cita requerida] También fueron diseñados para poder emplear armas químicas, pero no llegaron a entrar en combate. Cada teletanque, según su modelo, podía reconocer de 16 a 24 comandos transmitidos mediante radio en dos frecuencias posibles para evitar interferencias e interceptaciones. Los teletanques se construyeron a partir de los tanques T-18, T-26, T-38, BT-5 y BT-7. El tanque de control (donde iban el transmisor de radiocontrol y el operador) empleaba las tácticas estándar de mantenerse lo más lejos posible mientras el teletanque (TT) se aproximaba al enemigo.1 El tanque de control podía ofrecer fuego de apoyo, además de proteger al operador del radiocontrol. Si el enemigo lograba capturar al teletanque, la tripulación del tanque de control debía destruirlo con su cañón principal. Cuando no estaba en combate, el teletanque era manejado de forma convencional. Además de teletanques, el Ejército Rojo también tenía cúteres y aeronaves a control remoto.23
  12. Borgward IV El Borgward IV , oficialmente designado Schwerer Ladungsträger Borgward B IV (portador de explosivos pesados Borgward B IV), fue un vehículo de demolición alemán controlado a distancia utilizado en la Segunda Guerra Mundial . Borgward IV Borgward IV en el Museo Alemán de Tanques en Munster , Alemania, con un contenedor de municiones liberable en su lugar Tipo Vehículo de demolición Lugar de origen Alemania nazi Especificaciones Masa 3,45 toneladas (3,40 toneladas largas; 3,80 toneladas cortas) Longitud 3,35 m (11 pies) Ancho 1,80 m (5 pies 11 pulgadas) Altura 1,25 m (4 pies 1 pulgada) Multitud 1 Armadura hasta 20 mm (0,79 pulgadas) Armamento principal Carga explosiva de 450 kg (990 lb) Motor Motor de gasolina Borgward de 4 cilindros y 49 CV refrigerado por agua potencia/peso 14,2 CV/tonelada Transmisión 1 relación directa, 1 inversa Suspensión barra de torsión Capacidad de combustible 108 L (28,5 gal EE.UU.) rango operacional 120 kilómetros (75 millas) Velocidad máxima 40 km/h (25 mph) en carretera Diseño [ editar ] Durante la Segunda Guerra Mundial, la Wehrmacht utilizó tres tanques de demolición operados remotamente: el ligero Goliath ( Sd.Kfz. 302/303a/303b ), el Springer mediano ( Sd.Kfz. 304 ) y el pesado Borgward IV ( Sd.Kfz. 301). ). El Borgward IV era el más grande de los vehículos y el único capaz de soltar sus explosivos antes de detonar; Los dos vehículos más pequeños quedaron destruidos cuando detonaron sus cargas explosivas. Borgward desarrolló originalmente el B IV como portador de municiones, pero se consideró inadecuado. También se probó como dragaminas remoto, pero era demasiado vulnerable a las minas y demasiado caro. Durante la Batalla de Francia , los ingenieros alemanes de la 1.ª División Panzer convirtieron 10 Panzer I Ausf B en vehículos de demolición y limpieza de minas, utilizándolos para colocar cargas cronometradas en búnkeres o campos minados sin perder el vehículo. El Waffenamt consideró valiosa la idea y ordenó el desarrollo del B IV como vehículo de demolición por control remoto. Los primeros vehículos se entregaron en 1942. [1] El Borgward IV era mucho más pesado que el Goliat y llevaba una carga útil mucho mayor. El Borgward IV era operado por radio y el Goliath era guiado por cables, debido al alcance mucho más largo del Borgward IV, un conductor en el vehículo lo llevaría de forma independiente a su destino antes de desmontar. El control real durante el ataque se realizaba desde un vehículo de combate blindado. El vehículo original utilizado fue el tanque Panzer III. Luego el StuG III/G y finalmente el Tiger IE. Estos vehículos habían añadido equipos de radio y el controlador dirigió el BIV a su objetivo por radio. Cuando alcanzara el objetivo, el vehículo dejaría caer la carga y abandonaría la zona de peligro. Si bien el Borgward IV estaba blindado, su blindaje era de sólo 8 mm en las versiones A y B y de 20 mm en la versión C, suficiente para protegerlo de armas pequeñas y astillas, pero inadecuado para protegerlo de rifles antitanque o cañones antitanque ligeros. . Era más grande que el Goliat, lo que lo hacía mucho más fácil de detectar y apuntar. Al igual que el Goliath, para poder conducirlo de forma remota, el controlador tenía que ver tanto al objetivo como al transportista. Variantes [ editar ] Se produjeron tres modelos de Borgward, Ausführung (abreviado como Ausf. ) A, Ausf. B y Ausf. C, diferenciándose principalmente en armadura, peso y equipo de radio. El Borgward IV Ausf. A, el primer modelo que entró en producción en serie, estaba equipado con un motor de gasolina de 4 cilindros refrigerado por agua y 49 caballos de fuerza. Ausf. A fue el modelo más producido, con aproximadamente 616 producidos entre mayo de 1942 y junio de 1943. [1] En junio de 1943, la producción pasó al similar Borgward IV Ausf. B. El Ausf. B pesaba 400 kg (880 lb) más, se movió la antena de radio y se utilizó un mejor equipo de radio. De junio a noviembre de 1943 se produjeron 260 ejemplares de este modelo. [1] El último Borgward IV en ver producción, el Ausf. C, vio mayores cambios. El chasis se alargó a 4,1 metros (13 pies 5 pulgadas) y el peso aumentó aún más. La armadura del Ausf. C era más grueso que las variantes anteriores, se utilizaron nuevas orugas, el asiento del conductor se movió hacia la izquierda del vehículo y se utilizó un nuevo motor de seis cilindros y 78 caballos de fuerza. El Ausf. El C se produjo desde diciembre de 1943 hasta septiembre de 1944, cuando terminó la producción, con 305 ejemplares construidos. [1] Cerca del final de la Segunda Guerra Mundial , aproximadamente 56 Ausf. Los B y C se convirtieron en Panzerjäger Wanze , armados con seis cohetes antitanque RPzB 54/1 . En los últimos días de la guerra, estos vehículos libraron algunas escaramuzas menores contra blindados soviéticos y entraron en acción en la Batalla de Berlín . [2] Al menos un Ausf. B fue reconstruido como vehículo anfibio y en 1943 un Borgward IV fue equipado con una cámara de televisión para observación. [1] Motor Borgward IV y convertidor de par hidráulico La producción del Borgward IV fue relativamente pequeña: sólo se produjeron 1.181, en comparación con los 7.564 del Goliat, mucho más pequeño . Al igual que otros vehículos de demolición teledirigidos de Alemania, el Borgward IV no se consideró un éxito; Era poco fiable y caro, aunque a diferencia del Goliath y Springer podía utilizarse varias veces. Supervivientes [ editar ] Los ejemplos sobrevivientes del Borgward IV se exhiben en el Museo Heeresgeschichtliches de Viena , [3] el Museo de Tanques Kubinka , [4] el Museo del Patrimonio Americano en el Gran Boston , EE. UU., y el Museo de Tanques Alemanes en Munster . Un quinto ejemplar en funcionamiento se exhibe en el Museo Overlord de Colleville-sur-Mer (Normandía-Francia). El 31 de marzo de 2010, los trabajos de demolición y excavación en Wien Südbahnhof descubrieron un Borgward IV relativamente bien conservado junto con otras reliquias de la Ofensiva de Viena . El Museo Heeresgeschichtliches lo rescató y restauró para exhibirlo allí. [3] Para el rodaje de Varsovia 44 se construyó en Polonia una réplica a escala real y manejable .
  13. Springer (vehículo) El Mittlerer Ladungsträger Springer ( Sd.Kfz. 304) fue un vehículo de demolición de la Wehrmacht alemana en la Segunda Guerra Mundial . Springer ( Mittlerer Ladungsträger Springer , Sd.Kfz. 304) Springer en el Museo del Tanque, Bovington Tipo Vehículo de demolición Lugar de origen Alemania nazi Historial de servicio En servicio 1944-1945 Historia de producción Fabricante NSU No. construido 50 Especificaciones Masa 2,4 toneladas Longitud 3,17 m (10 pies 5 pulgadas) Ancho 1,43 m (4 pies 8 pulgadas) Altura 1,45 m (4 pies 9 pulgadas) Armadura 10 mm máximo Armamento principal 330 kg (730 libras) de explosivo Motor Opel Olimpia 1.5L Suspensión barra de torsión Sistema de guía inalámbrico, h Descripción [ editar ] Basado en el NSU Sd.Kfz. 2 Kettenkrad , la empresa NSU Werke de Neckarsulm desarrolló y construyó alrededor de 50 vehículos de demolición Springer en el último año de la Segunda Guerra Mundial. Para que el vehículo fuera capaz de transportar una carga útil mayor sin la horquilla delantera estilo motocicleta del original, se agregaron dos pares de ruedas superpuestas e intercaladas al extremo trasero del tren de rodaje en cada lado; dando tres ruedas exteriores y tres interiores. Estaba propulsado por el mismo motor Opel Olympia del Kettenkrad . El Springer era un vehículo de demolición. Su tarea era llevar una carga de 330 kg (730 lb) de explosivos de alto poder bajo protección blindada hacia un objetivo y detonarlo allí. Un conductor, sentado en la parte trasera del Springer, condujo el vehículo cerca del objetivo antes de desmontar. La aproximación final y la detonación de la carga se controló mediante un dispositivo de control remoto cableado o inalámbrico. Los Springers eran operados por "Radio Control Armored Companies", una compañía formada por tres vehículos blindados de control Sturmgeschütz 40 , cada uno de los cuales controlaba tres Springers y un vehículo de mando Sturmgeschütz . [1] El Springer presentaba los mismos problemas que otros vehículos de demolición por control remoto: eran caros y poco fiables. Como la carga explosiva formaba parte integrante del vehículo, sólo podía utilizarse una vez. Supervivientes [ editar ] Vista lateral Un NSU Springer se exhibe en el Museo de Tanques , Reino Unido. Otro ejemplo se conserva en el MM PARK cerca de Estrasburgo, en Francia.
  14. La mina de orugas Goliath (en alemán: Leichter Ladungsträger Goliath , "Goliath Light Charge Carrier") fue una serie de dos vehículos terrestres no tripulados utilizados por el ejército alemán como vehículos de demolición desechables durante la Segunda Guerra Mundial . Estos eran los Sd.Kfz de propulsión eléctrica. 302 y el Sd.Kfz con motor de gasolina . 303a y 303b . Los aliados los conocían como "tanques escarabajo". [1] Llevaban 60 o 100 kg (130 o 220 lb) de explosivos potentes , según el modelo, y estaban destinados a ser utilizados para múltiples propósitos, como destruir tanques, alterar densas formaciones de infantería y demoler edificios o puentes. Los Goliat eran vehículos de un solo uso que eran destruidos por la detonación de su ojiva. [ cita necesaria ] Goliat Sd.kfz 302 Un SdKfz. 302, exhibido en el Deutsches Panzermuseum , Munster (2005) Tipo Vehículo de demolición Lugar de origen Alemania nazi Historial de servicio En servicio 1942-1945 Usado por Alemania nazi Rumania Guerras Segunda Guerra Mundial Historia de producción Diseñado 1942 Fabricante Borgward y Zündapp Costo unitario 3.000 ℛℳ (1942) (12.577 € en 2021) Producido 1942-1944 No. construido 7.564 Especificaciones Masa 370 kg (820 libras) Longitud 1,5 m (4,9 pies) Ancho 0,85 m (2,8 pies) Altura 0,56 m (1,8 pies) Multitud Un operador remoto Armadura 5 mm (0,20 pulgadas) Armamento principal Carga explosiva de 60 kg (130 lb) Motor Dos motores eléctricos de 2 x 2,5 hp (1,9 kW) Claridad del piso 11,4 cm (4,5 pulgadas) rango operacional 1,5 km (0,93 millas) en carretera; 0,75 km (0,47 millas) todoterreno. Velocidad máxima 6 kilómetros por hora (3,7 mph) Referencias Desarrollo [ editar ] Durante y después de la Primera Guerra Mundial , varios inventores idearon pequeños vehículos de orugas controlados remotamente destinados a transportar una carga explosiva. Durante la guerra, los franceses desarrollaron dos vehículos. El Crocodile Schneider Torpille Terrestre [2] ( traducido como  'Land Torpedo Crocodile Schneider' ) llevaba una carga explosiva de 40 kg (88 lb) y tuvo un uso limitado en combate en junio de 1916. Sin embargo, tuvo un desempeño deficiente y fue eclipsado por los primeros tanques. luego siendo presentado. [3] El Aubriot-Gabet Torpille Électrique ( traducido como  'Aubriot-Gabet Electric Torpedo' ) era impulsado por un único motor eléctrico accionado por un cable de arrastre. Es posible que este vehículo haya sido dirigido mediante control de embrague en sus orugas, aunque es posible que las primeras versiones carecieran de dirección. [3] Esto puede no haber importado ya que su tarea era simplemente cruzar la tierra de nadie para atacar las largas trincheras del enemigo. [4] El Wickersham Land Torpedo fue patentado por el inventor estadounidense Elmer Wickersham en 1918 [5] y en la década de 1930, el diseñador de vehículos francés Adolphe Kégresse desarrolló un vehículo similar . A finales de 1940, el prototipo de Kégresse fue recuperado por los alemanes cerca del Sena ; La oficina de artillería de la Wehrmacht ordenó a la compañía automotriz Carl FW Borgward de Bremen , Alemania, que desarrollara un vehículo similar con el propósito de transportar un mínimo de 50 kg (110 lb) de explosivos. El resultado fue el SdKfz. 302 ( Sonderkraftfahrzeug , trad.  'vehículo de propósito especial' ), llamado Leichter Ladungsträger ( trad.  'portador de carga ligera' ), o Goliat, que transportaba 60 kg (130 lb) de explosivos. El vehículo se controlaba de forma remota mediante una caja de control tipo joystick. La caja de control estaba conectada al Goliat mediante un cable de triple hilo de 650 metros (2130 pies). El cable se guardaba en un tambor en el compartimento trasero del Goliath. El cable se utilizaba para girar el vehículo hacia la izquierda/derecha, hacia adelante y hacia atrás (marcha atrás solo en la versión 302 eléctrica) y para encender la carga explosiva. Cada Goliat era desechable y estaba destinado a ser volado junto con su objetivo. Los primeros modelos de Goliath utilizaban dos motores eléctricos pero, como eran costosos de fabricar (3.000 Reichsmarks ) y difíciles de mantener y recargar en un entorno de combate, los modelos posteriores (conocidos como SdKfz. 303) utilizaban un motor de gasolina de dos tiempos más económico. [6] Servicio [ editar ] El interior de un Goliat, SdKfz. 303, que muestra el motor de gasolina, los carretes de cables de control y el espacio para la ojiva. Departamento de Artillería de EE. UU. - Catálogo del manual de artillería enemiga, vol. 1 - 1945 Mina de orugas de producción rumana , conocida como Goliat rumano Goliat Sd.kfz 303 Un SdKfz. 303, la versión de gasolina del Goliath Tipo Vehículo de demolición Lugar de origen Alemania Historial de servicio En servicio 1943-1945 Usado por Alemania nazi , Historia de producción Diseñado 1942 Fabricante Zündapp y Zachertz Producido 1943-1945 No. construido 4.929, tanto el modelo a como el modelo b Especificaciones Masa 430 kg (950 libras) Longitud 1,69 m (5,5 pies) Ancho 0,91 m (3,0 pies) Altura 0,62 m (2,0 pies) Multitud Un controlador con control remoto. Armadura 10 mm (0,39 pulgadas) Armamento principal Carga explosiva de 100 kg (220 lb) Motor Zündapp SZ7 / 2 cilindros 12,5 CV (9,3 kW) rango operacional 12 km (7,5 millas) por carretera; 7 km (4,3 millas) todoterreno. Los Goliath se utilizaron en todos los frentes donde luchó la Wehrmacht, a partir de principios de 1942. Fueron utilizados principalmente por unidades especializadas Panzer y de ingenieros de combate . Los Goliat se utilizaron en Italia en Anzio en abril de 1944 , y contra la resistencia polaca durante el Levantamiento de Varsovia en 1944. También se vieron algunos Goliat en las playas de Normandía durante el Día D , aunque la mayoría quedaron inoperativos después de que explosiones de artillería cortaran su mando. cables. Las tropas aliadas se encontraron con un pequeño número de Goliat en los Alpes Marítimos tras los desembarcos en el sur de Francia en agosto de 1944, y al menos uno se utilizó con éxito contra un vehículo del 509.º Batallón de Infantería Paracaidista. [ cita necesaria ] Aunque se produjeron un total de 7.564 Goliath, el arma de un solo uso no se consideró un éxito debido al alto costo unitario, la baja velocidad (poco por encima de 6 kilómetros por hora (3,7 mph)), la escasa distancia al suelo (sólo 11,4 cm (4,5 pulgadas) )), el cable de control vulnerable y una armadura delgada que no podía proteger el vehículo del fuego de armas pequeñas. El Goliat también era demasiado grande y pesado para ser fácilmente portátil. [7] En su mayoría no lograron alcanzar sus objetivos, aunque el efecto fue considerable cuando lo lograron. [7] Los aliados capturaron un gran número de Goliat. Aunque fueron examinados con interés por la inteligencia aliada, se consideró que tenían poco valor militar. Algunos fueron utilizados por la Fuerza Aérea del Ejército de los Estados Unidos como remolcadores de aviones, aunque rápidamente se averiaron porque los vehículos desechables no estaban diseñados para un uso sostenido. [7] Versión rumana [ editar ] Durante 1944, Rumania diseñó y construyó su propio modelo de mina con orugas teledirigida, conocida como "Goliat rumano", debido a la falta de información sobre su nombre real. Sin embargo, era marcadamente diferente de su homólogo alemán. Las pocas fotografías que se conservan muestran que el vehículo no tenía blindaje y no se sabe si alguna vez se cambió. Sin embargo, tuvo algunas mejoras funcionales, ya que el chasis de diseño rumano le permitió cruzar trincheras y cráteres mucho mejor que sus homólogos alemanes. Poco se sabe sobre el vehículo, aparte de que nunca pasó de la fase de prototipo y que pesaba unas dos toneladas. [8] Ejemplos de supervivencia [ editar ] Un Goliath 303 exhibido en el Museo de Tanques de Bovington Los Goliat supervivientes se conservan en: El Museo de la Segunda Guerra Mundial , Massachusetts, EE.UU. El Museo Stammheim [ de ] , Alemania el Deutsches Panzermuseum , Alemania El Museo de Historia Militar de la Bundeswehr , Dresde, Alemania El Museo Técnico Sinsheim , Alemania El Museo Tøjhus , Copenhague, Dinamarca Museo Heeresgeschichtliches , Viena, Austria El Musée du Débarquement Utah Beach, Normandía, Francia Museo de los Blindés , Saumur, Francia Musee No. 4 Commando, Ouistreham, Normandía, Francia El Museo Canadiense de la Guerra , Ottawa, Ontario, Canadá Museo del Caballo Fort Garry, Winnipeg, Manitoba, Canadá Museo de Artillería del Ejército de los Estados Unidos Colección Karl Smith, EE. UU. El Museo Imperial de la Guerra , Duxford, Reino Unido El Museo del Tanque , Bovington Camp, Reino Unido El Museo REME , Reino Unido Museo de Caballería Holandés, Países Bajos Museo de la Guerra Overloon, Países Bajos Het Nederlands kustverdedigingsmuseum: Fort aan den Hoek van Holland [ de ] Het Memory Oorlogs- en Vredesmuseum Nijverdal, Países Bajos Museo Real de las Fuerzas Armadas y de Historia Militar , Bélgica Museo del 44 de Diciembre, La Gleize, Bélgica Museo de Tanques de Kubinka , Rusia Arsenal en Wrocław , Polonia Museo del Ejército Polaco , Polonia Museo del Levantamiento de Varsovia , Polonia Muzeum dopravy (museo del transporte), Bratislava, Eslovaquia. Museo del Ejército Sueco , Estocolmo, Suecia Asociación de Amigos de la Colección Científica de Especímenes de Ingeniería de Defensa Koblenz (VFF WTS) , Koblenz , Alemania [9] Museo del Patrimonio Volador y Armadura de Combate , Everett, Washington, EE.UU. Museo Australiano de Armadura y Artillería , Smithfield, Queensland, Australia
  15. UAV de ala giratoria Pere SHIEBEL S-100 HMS PEREGRINE. En el marco del programa Futuro Sistema Aéreo Táctico Sin Tripulación (FUTAS), la RN ha seleccionado el Camcopter Schiebel S-100 que operará en la función de recopilación de inteligencia, vigilancia y reconocimiento, inicialmente desde buques de guerra con base en el Golfo Pérsico. El sistema aéreo sin tripulación de ala giratoria (RWUAS) puede proporcionar imágenes en tiempo real y datos de radar a un barco matriz y entrará en funcionamiento a mediados de 2024, y es probable que el HMS Lancaster sea el primer barco en transportar el avión. Peregrine volará junto con el helicóptero Wildcat, pero sus datos pueden introducirse directamente en el sistema de gestión de combate del barco (a diferencia del Wildcat, que carece de TDL), lo que ayudará a tener conocimiento de la situación y tomar decisiones rápidas. El S-100 estándar se puede lanzar rápidamente, tiene una autonomía de 6 horas, una velocidad máxima de alrededor de 120 nudos y un alcance de alrededor de 180 km (97 nm), aunque esto varía según la carga útil. Thales es el contratista principal e integrador de sistemas y proporciona su radar I-Master, un radar de vigilancia aéreo compacto y liviano que ofrece imágenes ultrafinas de radar de apertura sintética (SAR), indicación de objetivo en movimiento marítimo (MMTI) e indicación de objetivo en movimiento en tierra (GMTI). ) modos. I-Master se integró por primera vez con el S-100 en 2013 y es capaz de detectar objetivos pequeños y de movimiento lento. Thales dice que el radar puede detectar barcos a una distancia de hasta 100 kilómetros, vehículos a 35 kilómetros y movimiento de infantería a 15 kilómetros. (El radar I-Master se puede ver en la imagen principal de arriba como la carga útil principal transportada debajo de la aeronave. La cámara EO está montada en la nariz). Peregrine también tendrá un Sistema de Identificación Automática (AIS) y el Sistema de Misión CarteNav AIMS. para la integración, planificación, recopilación y difusión de información de múltiples sensores. El S-100 se somete a pruebas de RN durante el ejercicio REPMUS celebrado en Portugal en octubre de 2022. Durante las pruebas, el S-100 también demostró que podría contribuir a ASW, llevando un relé de datos Thales capaz de monitorear las transmisiones de las sonoboyas y pasar datos al centro de comando. en tierra. El contrato con Thales es inicialmente por 2 años con opción a prórroga. Este enfoque muy cauteloso permitirá a la RN aprender lecciones de las operaciones de RWAS que informarán las decisiones sobre el programa de la Futura Fuerza de Aviación Marítima. El Schibel S-100, de fabricación austriaca, es una plataforma muy madura que ha estado en servicio entre usuarios civiles y militares desde 2005. Acumulando más de 100.000 horas de funcionamiento, ha realizado más de 2.000 lanzamientos y recuperaciones desde cubierta desde barcos, incluso en condiciones de viento y viento difíciles. estados del mar. Como hemos observado anteriormente , es difícil entender por qué la RN no aprovechó la oportunidad de poner en servicio esta capacidad hace años, ya que amplía drásticamente el área que un solo buque de guerra puede monitorear a una fracción del costo de lanzar un helicóptero tripulado. También es mucho menos difícil de manejar que el UAS Scan Eagle con el que experimentó la RN entre 2014 y 2017. El avión lleva el nombre del HMS Peregrine, la antigua Estación Aérea Naval Real Ford en West Sussex. La estación aérea fue el centro de pruebas y desarrollo de Fleet Air Arm en los primeros años de los aviones a reacción en portaaviones, pero se cerró en 1959 y ahora es el sitio de una prisión abierta. Existe otro vínculo con la recopilación de imágenes navales, ya que el HMS Peregrine también fue sede durante muchos años de la Escuela de Fotografía RN y el "trofeo Peregrine" es también el nombre de los premios fotográficos anuales de RN.